Facebook Twitter RSS Reset

El ‘tanque’ de bomberos más monstruoso del mundo

El 'tanque' de bomberos más monstruoso del mundo

Desarrollado en Hungría, el Big Wind representa una impresionante combinación del tanque ruso T-34 y los motores del avión de asalto ruso MiG-21.

El coche de bomberos llamado Big Wind, diseñado por ingenieros de la empresa húngara MB Drilling, fue utilizado por primera vez para extinguir los devastadores incendios petroleros que arrasaron Kuwait en los años 90 durante la Guerra del Golfo, informa Gizmodo. En aquel entonces el vehículo extinguió el fuego en nueve pozos en 43 días.

El 'tanque' de bomberos más monstruoso del mundo

El Big Wind fue construido en base al tanque ruso T-34 y las turbinas del avión de asalto ruso MiG-21. Medio tanque, medio motor de un caza supersónico, tiene seis atomizadores encima de las turbinas a través de los cuales escapan fuertes chorros de una mezcla de gas y agua a una velocidad máxima de 832 litros por segundo. Para el funcionamiento de este potente coche de bomberos se necesitan tres personas.

El 'tanque' de bomberos más monstruoso del mundo

Principios de los 90, los incendios petroleros en Kuwait durante la Guerra del Golfo estaban siendo devastadores. Un grupo de empresas trataban de extinguir el fuego con una gran variedad de técnicas. Y es aquí cuando surge el imponente The Big Wind, el coche de bomberos más sofisticado del planeta, una monstruosidad mitad tanque ruso mitad MiG-21. Esta fue su historia.

El 'tanque' de bomberos más monstruoso del mundo

Su concepto comenzaría a finales de los 80 y no fueron los rusos quienes lo inventaron, fueron los ingenieros húngaros. Su origen ya es de por sí peliculero, y es que nacieron como medio de descontaminación masiva de tanques en la Guerra Fría para un eventual escenario donde existiesen casos de ataques con armas químicas, biológicas, nucleares o bacteriológicas.