Facebook Twitter RSS Reset

el sexo anal produce dolor a las mujeres

el sexo anal produce dolor a las mujeres

El sexo anal es una herencia de la época en que los seres humanos todavía eran simios, es practicado por muchas personas alrededor del mundo y en algún momento de la historia de la humanidad se utilizó como método de control natal.

A pesar de que algunas religiones lo prohibieron por considerarlo un acto “contra natura” sigue siendo hoy en día una práctica habitual entre todo tipo de parejas sin importar sus preferencias sexuales.

De acuerdo a información proporcionada por terra el coito anal es una experiencia habitual entre el 10% de los hombres y las mujeres.

Muchas mujeres rechazan esta actividad por el temor al dolor y por los aspectos higiénicos, por lo que si decides practicarlo lo mejor es que sepas cuáles son las medidas que debes de tomar para hacer de esta una experiencia más confortable.

Después del clítoris, el ano es la zona con más terminaciones nerviosas del cuerpo, por lo que es especialmente sensible.

De hecho, para alcanzar el punto G de los hombres, es necesario recurrir a la estimulación anal.

Para practicar el sexo anal debe existir previamente un convencimiento de que se trata de una actividad sexual perfectamente normal entre personas que llegan al acuerdo mutuo de realizarla. Y sólo en ese contexto puede proponerse al otro como novedad, como curiosidad o como algo a repetir con la frecuencia que se desee y la única manera de hacerlo es diciéndolo directamente.

Nadie debe obligarte a hacer algo de lo que no estés absolutamente convencida.

De acuerdo a una entrevista realizada por Jesús del Pozo a la especialista Alicia Galloti para Nosotrasa las mujeres les da miedo porque creen que les va a producir mucho dolor, ellos lo asocian con homosexualidad, incluso algunos hombres temen probarlo porque creen que si les gusta eso significa que lo son.

Ninguno de estos temores es real.

Si se dilata y lubrica bien el ano no tiene por qué producir dolor y la identidad sexual no se modifica por disfrutar del sexo anal.

Higiene

En la web de terra recuerdan a los lectores que la higiene debe cuidarse siempre.

El ano debe estar limpio (agua y jabón es suficiente) y también conviene que lo esté el recto (para lo que se requiere defecar antes de practicar el sexo anal o ponerse un enema de limpieza). Quizás por eso, siempre resulte recomendable utilizar preservativos en el coito anal, además de para evitar contagios venéreos. Los hay específicamente fabricados con este propósito.

Hay algunos que tienen función odorizante y en conjunción con el lubricante adecuado se podrá evitar que las partículas fecales salgan con el preservativo.

Las personas que tengan hemorroides, fisuras en el recto o cualquier otra patología anal deberían evitar la penetración hasta superar el problema.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es el uso del preservativo en todos los casos en que haya penetración, como precaución, ante la posibilidad de transmisión de enfermedades y también como protección higiénica.

Nunca se debe hacer una penetración vaginal posterior sin haber cambiado el condón ( si lo usan) o higienizar bien el pene porque se pueden transmitir bacterias.

Relajación

La relajación es el paso previo e imprescindible para lograr luego la dilatación del músculo, es recomendable haber evacuado al menos una hora antes para evitar los reflejos naturales del cuerpo al momento de sentir que un cuerpo extraño se introduce por esa parte de la anatomía.

El ritmo que se debe adoptar es diferente al de la penetración vaginal, la suavidad es la clave del buen sexo anal de acuerdo a lo que dicen en terra.

Si la penetración es forzada y no se ha lubricado bien el conducto puede producirse una lesión por lo que los preliminares serán fundamentales.

Sensaciones

De acuerdo a una investigación realizada por tnrelaciones, el coito anal produce extrañas sensaciones agradables a la mujer, pues el ano contiene numerosas terminaciones nerviosas que pueden erotizarse, pero no la conducen al orgasmo.

Para que las mujeres alcancen el orgasmo con el sexo anal debe añadirse estimulación al clítoris. Es decir, que mientras se practica el sexo anal ellas deben masturbarse para lograr el orgasmo. También puede hacerlo él. Pero le resultará difícil coordinar sus movimientos de cópula con los de sus dedos sobre el clítoris, lo que no garantiza mucho el orgasmo femenino.

Muchas mujeres describen los orgasmos obtenidos de esta manera como muy intensos.

El hecho de que el pene interfiera las contracciones del esfínter del ano durante el orgasmo puede ocasionar que estas resulten más intensas de lo habitual y sean vividas como muy placenteras.

Al finalizar el coito anal la extracción del pene debe realizarse con la misma suavidad que la penetración.

Es recomendable utilizar un lubricante a base de agua ya que esto facilitará la penetración, pero más allá de los aditamentos técnicos la comunicación y total convencimiento de que participas en algo en lo que quieres es un factor más importante que todos los conocimientos técnicos que puedas adquirir.

Para decidir, hay que informarse y mientras mejor te informes, más segura te sentirás y disfrutarás más de tu sexualidad sin correr riesgos innecesarios.

resumen LVL 5 taringuero :

el sexo anal les produce dolor y las lastima pero ellas lo hacen por demostrar amor.

No comments yet.

Leave a Comment