Facebook Twitter RSS Reset

El real madrid siempre comprando humo

Hace un año que Martin Odegaard llegó al Real Madrid y todavía su fichaje sigue generando suspicacias

El real madrid siempre comprando humo
Un año después de su llegada, la pregunta sigue siendo por qué y para qué fichó el Real Madrid a Martin Odegaard. El joven futbolista noruego ha resultado, de momento, uno de los mayores fracasos en la política de fichajes de Florentino Pérez. Y eso que lleva unos cuantos a sus espaldas.

El 22 de enero de 2015, Odegaard gozó con apenas 16 años de una presentación de ‘galáctico’ pese a que cuando llegó era un ‘don nadie’. Vino con la etiqueta de ser el futbolista más joven en debutar en la Primera División noruega, también el más joven en estrenarse con la selección absoluta de su país y como una de las mayores promesas del fútbol europeo. 368 días después, y a pesar de los deseos de Florentino, no ha conseguido hacerse con un sitio en el primer equipo y asoma como un bulto sospechoso en el Castilla del que todo el mundo recela por sus injustificados aires de grandeza.

En todo este tiempo, la ‘perla noruega’ sólo ha marcado un gol -al Barakaldo- y ha dado dos asistencia en los 21 partidos que ha jugado en el filial merengue, sólo diez como titular.

Siguiendo órdenes de arriba, Carlo Ancelotti le permitió debutar oficialmente en el primer equpo el 23 de mayo pasado en el último partido de la pasada Liga ante el Getafe. En los minutos finales, la imagen de Odegaard sustituyendo a Cristiano Ronaldo atendió exclusivamente a criterios de marketing. El Bernabéu le ovacionó pero el noruego, con el dorsal 41 a la espalda, pasó desapercibido.

OPERACIÓN DE MARKETING

El fichaje de Martin Odegaard no está cuajando como estaba previsto. El Real Madrid pagó inicialmente 2,3 millones por un futbolista en formación cuyo precio total ascenderá a 6,8 millones. Hasta ahora, un absoluto despilfarro.

Lo cierto es que en la casa blanca se han llevado un chasco con el joven talento noruego. Comienzan a sospechar que han ‘tragado’ con una operación de marketing que tenía como objetivo colocarle en uno de los grandes clubs europeos. Odegaard estuvo a prueba en el Liverpool, en el Chelsea, en el Manchester United, en el Manchester City y en el Arsenal, ente otros equipos.

El único que picó el anzuelo fue Florentino, quien además le otorgó estatus de ‘galáctico’. Desde que aterrizó en la ciudad deportiva de Valdebebas, Odegaard ha contado con unos privilegios especiales que sólo han servido para aumentar su ego. Entre ellos, su salario (1.2 millones de euros anuales), que ha provocado un agravio comparativo con sus compañeros en el Castilla. Por contrato, tiene que entrenar con el primer equipo del Real Madrid, decisión que ha molestado en ambas plantillas. Sus apariciones en el filial se reducen prácticamente a las convocatorias y a los partidos, lo que ha generado malestar entre sus compañeros del Castilla. No se relaciona prácticamente con ellos, y ha formado un núcleo cerrado con el austriaco Philipp Lienhart y el colombiano Narváez. Futbolísticamente, no ha aportado nada y ni siquiera supo aprovechar la oportunidad que Rafa Benítez le dio en la gira del pasado verano.

El fichaje de Martin Odegaard es, de momento, un absoluto fiasco. Cuando el técnico del primer equipo se ve obligado a recurrir al filial para completar la convocatoria, el noruego no es una opción. Lienhart, Borja Mayoral y Marcos Llorente están por delante de él, que ni siquiera fue convocado para aquel partido en Cádiz que acabó con la eliminación del equipo de Benítez por alineación indebida. El Real Madrid ha intentado cederlo a otro club pero ninguno parece dispuesto a experimentar con un jugador tan joven y que no está dando la talla en Segunda B, como demuestra el hecho de que esta temporada aún no ha marcado un solo gol. El Getafe pudo haber sido su destino pero el entorno de Odegaard sólo aceptará irse a préstamo a uno de los club más importantes de Europa. ¿Tragará Florentino?



Resumen Nivel 5


El real madrid compro a este injunable por un kilo de guita y es un cono mas del monton, pero engreido

No comments yet.

Leave a Comment