Facebook Twitter RSS Reset

El nuevo sueño de Massú

El nuevo sueño de Massú

El nuevo sueño de MassúGIF

En las próximas semanas, el capitán de Copa Davis abrirá su academia en la Ciudad Deportiva de Iván Zamorano. “Quiero ser uno de los mejores entrenadores del mundo”, afirma.

Nicolás Massú no puede estar quieto. Desde los cinco años su vida ha estado en movimiento gracias al tenis, la disciplina que lo llevó a convertirse en uno de los héroes más grandes de la historia del deporte chileno. No cabe duda de que el doble campeón olímpico ha pasado más tiempo en un court que en cualquier otra parte. Y si alguien pensó que esto terminaría con su retiro del circuito, se equivocó rotundamente.

El nuevo sueño de Massú

“Cuando me retiré muchos me decían que volviera a jugar y otros que viajara, que para qué me seguía esforzando, que me relajara… Pero por más que uno tenga las condiciones para vivir tranquilo el resto de su vida, yo me quiero sentir útil; ir a la cancha y ver que los chicos mejoran. Por ejemplo, hoy estuve siete horas en la cancha y almorcé ahí. No sé si tenga necesidad, pero sí sé que esto es lo que a mí me apasiona”, revela.

Con la misma convicción que tocó la gloria en Atenas, hace una nueva declaración de principios: “Una de mis metas es llegar a ser uno de los mejores entrenadores del mundo. Y yo soy un tipo al que le gusta el tenis, estar todo el día en la cancha… Siempre mi vida ha girado en torno a eso. Quiero formar campeones y aprovechar los conocimientos que recibí de grandes entrenadores”.

Y, justamente, para cumplir este nuevo sueño que se ha propuesto, el Vampiro inaugurará su academia en las próximas semanas, un centro de operaciones que estará ubicado en la Ciudad Deportiva de Iván Zamorano, con quien comparte varias similitudes. “Con Iván nos unen muchas cosas, como el esfuerzo, la garra, el amor propio y una misma visión del deporte”, afirma.

“Hace un año y medio surgieron las primeras posibilidades. Pero no sabía qué hacer, después me fui a Miami y no sabía dónde iba a vivir. Luego, tomé la decisión de quedarme en Chile y hace un par de meses volvieron las conversaciones con Iván. Finalmente me decidí, porque es un lugar con un potencial enorme y cuenta con todas las comodidades que me hubiera gustado tener como jugador. Por ejemplo, tiene canchas de libre disposición las 24 horas, un gimnasio de primer nivel, piscina, kinesiología y lugares para correr. Además, se evita que los chicos tengan que trasladarse a distintos puntos de Santiago, porque está en un solo sitio. En definitiva, está todo lo que se necesita para formar campeones”, detalla.

Y tal como si fuera su casa, Massú se preocupa de cada detalle de este nuevo centro, que recibirá desde aficionados hasta jugadores de alto rendimiento de todas las edades. “Me gusta hacer las cosas bien. Para trabajar en un lugar tienen que estar las condiciones dadas. Hay que ir de a poco: empecé arreglando las oficinas, ahora se están arreglando los vestuarios y también arreglé las tres canchas. Es algo de primer nivel. Yo sé lo que quiere el tenista: tener cancha buena, vestuarios buenos, una cafetería buena… Los padres quieren que los niños lo pasen bien, que se desenvuelvan. Yo no soy padre, pero si el día de mañana tengo un hijo, me gustaría que hiciera todos los deportes que quiera y después que vea lo que más le gusta. Ahí siempre hay niños dando vuelta y que tienen un gran potencial”, plantea.

Pero en este emprendimiento, el ex tenista no está solo, pues su padre, Manuel, y su hermano menor, Stéfano, lo acompañan. “Que estén me pone feliz. Mi hermano me acompaña desde los ocho años en los torneos, y se recibió el año pasado. Acumuló experiencia en el deporte y además estudió administración de empresas. Y, por otra parte, mi papá lo va a supervisar”, destaca.

De todos modos, recalca que el grupo de selecciones menores de la Federación de Tenis y su labor como capitán de Copa Davis siguen siendo prioridades. “Ahora estoy concentrado en la Copa Davis y estoy dos días con los chicos en la Federación, pero todavía me seguía quedando mucho tiempo libre y la academia llena esa necesidad de seguir desarrollándome. No es lo mismo un Nicolás Massú que ayude en una Copa Davis o dos veces en la Federación a un Nicolás Massú que esté todos los días en la cancha. Necesitaba una razón más para levantarme en las mañanas y ahora siento que mi vida está ordenándose. Quiero dar mi cien por ciento en todo lo que haga”, confiesa.

El nuevo sueño de MassúGIF

El Tour de Veteranos

La naciente academia, eso sí, no es el único proyecto en el que Nico participará. También hay una idea que está tomando forma y que podría concretarse en los próximos meses: traer a Chile una fecha del Champions Tour.

“Acá el tenis es un deporte que le ha entregado muchos triunfos a Chile. Siempre me proponen proyectos de todos lados. Algunos salen otros no, como mi despedida. Hace rato que anda dando vuelta la idea. Se quiso hacer una junta con los jugadores de los Juegos Olímpicos y ahora una fecha del Champions Tour. Yo quiero jugar, pero hay varios pasos: que la ATP te dé la fecha, conseguir el lugar, dinero, televisión, jugadores… En eso están trabajando Patricio y Gabriel Apey, que son muy buenos en lo que hacen”, adelanta.

En este contexto, la labor del entrenador sería utilizar sus amplias redes de contacto para ayudar. “Estoy esperando el sí para empezar a golpear puertas. Al chileno le gusta tener a una figura top, si no, no va. Quedó demostrado en el último ATP de Viña, cuando vinieron Fognini y Almagro, dos de los mejores del mundo en arcilla, y la gente no llenó el estadio. Y las empresas, si ponen dinero, quieren tener a Nadal, Federer y Djokovic, mientras que en el Tour de Veteranos hay gente que cobra lo mismo o incluso más que ellos”, expresa. Y añade: “Mientras más dinero haya, mejor. La idea es traer jugadores que a la gente le interese. Podrían venir Moyá, Ivanisevic, Enqvist y que jueguen el Chino, Fernando o yo. Pero para eso se necesita apoyo”.

Después de siete horas en la cancha, el viñamarino se retira, pero no a descansar. Su rutina ahora continúa en un gimnasio, donde buscará la última cuota de movimiento que necesita. Nicolás Massú no se detiene.

El nuevo sueño de MassúGIF

Fin

No comments yet.

Leave a Comment