Facebook Twitter RSS Reset

EL Nuevo Orden Mundial es comunismo

EL Nuevo Orden Mundial es comunismo

El “estado” constituye un frente de los banqueros centrales judíos Illuminati, que son los dueños de su deuda.

Todo cuanto incrementa el poder del “estado” es comunista.

El gobierno mundial conducirá esto al nivel siguiente.

¿No tiene ya la guerra una función revolucionaria? ¿La guerra? La Comuna (1870). Desde entonces todas las guerras han constituido un paso gigantesco hacia el comunismo.”

Por Henry Makow, Ph. D

La mayoría de las personas cree que el comunismo es una ideología dedicada a defender a los trabajadores y a los pobres. Esto no fue más que un ardid de gran éxito con el que se manipuló a millones de personas.

Oculto tras este artificio, el “comunismo” tiene por objetivo concentrar toda la riqueza y poder en las manos del cártel banquero central (los Rothschild y sus aliados) disfrazándolo de poder estatal.

El cártel banquero central es el monopolio último. Tiene un monopolio casi global sobre el crédito de los gobiernos. Su objetivo es convertir esto en un monopolio sobre absolutamente todo, lo político, lo cultural, lo económico y lo espiritual. Gobierno mundial = monopolio Rothschild= comunismo.

Cualquier ideología que permita concentrar todavía más la riqueza y el poder en las manos del “estado” es comunismo con otro disfraz. Estas ideologías -socialismo, liberalismo, fascismo, neo-conservadurismo, sionismo y feminismo- son frentes del comunismo organizados y dotados con fondos por parte del cártel banquero central. Todos los hechos actuales se hallan dirigidos por los banqueros centrales con el fin de incrementar el poder de los gobiernos.

LA SINFONÍA ROJA

Después de Los Protocolos de los Sabios de Sión, La Sinfonía Roja constituye la mejor revelación de la situación verdadera en que se encuentra nuestro mundo.

EL Nuevo Orden Mundial es comunismo

LChristian Rakovsky era una persona de información privilegiada y allegada al judío y agente de los Rothschild, Leon Trotskya Sinfonía Roja es un interrogatorio que le hizo a Christian Rakovsky la policía secreta estalinista (NKVD). Christian Rakovsky era una persona de información privilegiada y allegada al judío y agente de los Rothschild, Leon Trotsky. El texto se halla disponible en Internet o en Fourth Reich of the Rich, de Des Griffin.

Yo presenté a mis lectores este documento explosivo de cincuenta páginas en 2003. Este documento desvela y explica el verdadero significado de la Revolución, del comunismo, de la francmasonería y la guerra. Se tenía la intención de ocultarlo al gran público pero su traductor, el doctor J. Landowsky, hizo una copia sin consentimiento.

El experimento humano se halla amenazado por parte de los intereses particulares que han usurpado la función de la creación del dinero en todas partes.

La historia moderna refleja el proceso gradual mediante el cual se transfieren a sí mismos toda la riqueza y el poder destruyendo la civilización occidental y creando un estado policial a nivel mundial. En 1938, Rakowsky dijo que todo el mundo se halla bajo el control de los banqueros judíos sabateos (Illuminati, masones) y sus aliados.

En su autobiografía, “My Life”, León Trotsky escribió: “Christian G. Rakovsky…desempeñó un papel activo en los trabajos internos de cuatro partidos socialistas, el búlgaro, el ruso, el francés y el rumano, hasta llegar a ser finalmente uno de los líderes de la Federación Soviética, fundador de la Internacional Comunista, Presidente del Soviet Ucraniano de los Comisarios del Pueblo y representante diplomático soviético en Inglaterra y Francia…”

A Rakovsky, cuyo verdadero nombre era Chaim Rakover, lo condenaron a muerte cundo tuvo lugar la purga de la facción trotskista del partido. Intentó salvarse entregándole a Stalin un mensaje de los Illuminati.

Durante el proceso, Rakovsky le contó a su interrogador que los banqueros crearon un estado comunista como una “máquina de poder total” sin precedentes en la historia.

En el pasado, debido a muchos factores, siempre hubo espacio para la libertad individual. ¿Se da usted cuenta de que los que ya dirigen parcialmente las naciones y los gobiernos del mundo tienen la pretensión de dominarlas absolutamente? Fíjense en que esto es lo único que todavía no han alcanzado.” (Énfasis del autor)

Una fuerza perniciosa paraliza nuestra vida nacional. Rakovsky la identifica: “Imagínese si puede un pequeño número de personas con un poder ilimitado basado en la posesión de la verdadera riqueza y se dará cuenta de que son los dictadores absolutos del mercado de valores y (de la economía)… Si usted tiene suficiente imaginación entonces…se dará cuenta de su influencia anárquica, moral y social, es decir, de su influencia revolucionaria… ¿Comprende?”

“…Crearon el crédito económico con la idea de hacerlo próximo a lo infinito….Es una abstracción, un modo de pensar, una cifra, crédito, una fe… (245-246).

Naturalmente necesitan proteger su monopolio sobre el crédito mediante la creación de un “gobierno mundial”. Esto hace imposible que los países puedan emitir su propio crédito monetario o rechazar su deuda.

MARXISMO

El movimiento revolucionario, que define la historia moderna, fue un medio para institucionalizar el poder de los banqueros destruyendo el viejo orden. El marxismo, “antes que un sistema filosófico, económico y político es una conspiración para la revolución.”

Rakovsky se burla del “marxismo elemental, del popular y demagógico” que se usa para para engatusar a los intelectuales y a las masas. (238) A Marx lo contrataron los Rothschild para que engañase a las masas. Rakovsky dice que Marx “se ríe en la cara de toda la humanidad.” (Griffin, 240). Por supuesto, Marx no mencionó jamás a los Rothschild. (243)

En cuanto a la francmasonería: “Todas las organizaciones masonas intentan crear todos los prerrequisitos necesarios para el triujnfo de la revolución comunista; este el fin obvio de la francmasonería,” dice Rakovsky, masón él mismo de grado alto.

El fin de la revoluciónes no es ni más ni menos que el de redefinir la realidad en términos de los intereses de los banqueros. Esto implica la promoción de la verdad subjetiva frente a la verdad objetiva. Si Lenin “siente que algo es real” entonces es real. “Para él toda realidad, toda verdad era relativa a la luz de la única y absoluta realidad: la revolución.”

Esto es cabalismo. Los judíos cabalistas crean la realidad porque creen que son los vehículos de la voluntad de Dios. (En otras palabras, la humanidad ha sucumbido a un fraude inmenso).

Dicho de otro modo, lo blanco es negro y arriba es abajo. Así es como funcionaban las cosas en la Unión Soviética; y ahora, en Occidente, la verdad y la justicia están siendo sustituídas por el dictado político. “Lo políticamente correcto”, expresión bolchevique, es ahora de uso común.

Así, por ejemplo, la homosexualidad que los psiquiatras siempre trataron como un desorden del desarrollo, se convirtió en una “elección de modo de vida” en 1973 por dictado político. Ahora las escuelas públicas incitan a los niños heterosexuales a que “experimenten con su sexualidad”. Esto es insano y antinatural, pero de eso es de lo que verdaderamente tratan el “satanismo” y la revolución, de invertir el orden inherente saludable.

Rakovsky se maravilla de que los “bancos sobre los que se sentaban los usureros grasientos para comerciar con su dinero se hayan convertido ahora en templos, que se mantienen magníficamente en cada esquina de las grandes ciudades contemporáneas con sus arcadas paganas, a los que las masas acuden …para depositar sistemáticamente todas sus posesiones ante el dios del dinero…”

Él dice que la estrella de cinco puntas soviética representa a los cinco hermanos Rothschild con sus bancos, que poseen acumulaciones colosales de riquezas, las más grandes y jamás imaginadas.”

¿No es raro que Marx no mencione nunca este hecho?, pregunta Rakovsky. ¿No es extraño que durante las revoluciones, las masas no ataquen jamás a los banqueros, ni sus mansiones ni sus bancos?

La guerra es el medio por el cual los banqueros centrales siguen adelante con su plan. Rakovsky dice que Trotsky estaba detrás del asesinato del archiduque Fernando (lo que desencadenó la IGM). Nos recuerda la frase que la madre de los cinco hermanos Rothschild usó: “Si mis hijos lo quieren, entonces no habrá guerra.” Esto significa que ellos eran los árbitros, los amos de la paz y la guerra, pero no los emperadores. ¿Es usted capaz de visualizar este hecho de tal importancia cósmica? ¿No tiene ya la guerra una función revolucionaria? ¿La Guerra? La Comuna. Desde entonces todas las guerras han sido un paso gigantesco hacia el Comunismo.

Después del asesinato de Walter Rathenau (miembro Illuminati y Ministro de Asuntos Exteriores de Weimar), los Illuminati sólo otorgan posiciones políticas o financieras a intermediarios, dice Rakovsky. “Obviamente a personas que son de confianza y leales, lo que pueden garantizarse de mil maneras: por consiguiente, puede aseverarse que esos banqueros y políticos son sólo hombres de paja…incluso aunque ocupen puestos muy elevados y se les haga aparecer como los autores de los planes que se llevan adelante.” Véase a Barack Obama.

En 1938 Rakovsky destacó tres razones para la aparición de la Segunda Guerra Mundial. La primera es que Hitler empezó a imprimir su propio dinero. “Esto es muy serio. Mucho más que todos los factores externos y crueles del nacional-socialismo.”

En segundo lugar, “el nacionalismo plenamente desarrollado de Europa Occidental es un obstáculo para el marxismo…la necesidad de la destrucción del nacionalismo es en sí misma merecedora de una guerra en Europa”.

Finalmente, el comunismo no puede triunfar si no se suprime “el cristianismo todavía viviente”. Él hace referencia a la “revolución permanente” que nace con la llegada de Cristo y a la Reforma como “su primera victoria parcial” porque separó a la cristiandad. Esto sugiere que la “conspiración” también contiene un factor racial o religioso.

En realidad el cristianismo es nuestro único enemigo auténtico, más que todos los fenómenos políticos y económicos de los estados burgueses. El cristianismo que controla al individuo es capaz de anular la proyección revolucionaria del estado neutral soviético o ateo.

Actualmente los banqueros centrales están promocionando la Tercera Guerra Mundial como en el libro “Choque de las Civilizaciones”. Sustituya islam por cristianismo, y enfrente a los cristianos contra ellos.

CONCLUSIÓN

El Nuevo Orden Mundial crea una falsa realidad que representa nuestra esclavitud mental. Legiones de comentaristas, profesores y políticos se encargan de hacer cumplir sus preceptos. Éstos son los argentur (agentes) a los que se hace referencia con gran engreimiento en Los Protocolos de los Sabios de Sión.

La sociedad está totalmente subvertida. El gobierno, la educación, el entretenimiento y los noticiarios están en manos del cártel banquero central. El sector privado canta a partir del mismo libro de partituras en materias como la “diversidad”. Lo mismo resulta de aplicación a los think tanks, fundaciones, ONGs, asociaciones profesionales y organismos de caridad. Las agencias de inteligencia están al servicio de los banqueros centrales. (Este artículo How the Fed Bought the Economics Profession es la plantilla de todas las profesiones).

Como resultado, la sociedad se encuentra indefensa para manejar su verdadero problema: la concentración del poder en las manos de los banqueros creyentes en la Cabala. Nos lo impiden con la espuria acusación de “antisemitismo” cuando la mayoría de los judíos son ajenos al entramado. No faltan los lacayos, frecuentemente francmasones y judíos masones, ansiosos por compartir los despojos del fraude de los banqueros. Esto es lo que define hoy el “éxito”.

La humanidad se halla condenada mientras estos banqueros controlen la sociedad. ¿Cuál es el remedio? Nacionalizar los bancos centrales, repudiar las deudas creadas de la nada, deshacerse de los cárteles, especialmente de Hollywood y de los media e instituir una campaña financiera estrictamente pública. Además necesitamos un resurgimiento espiritual, un regreso a la religión verdadera.

Pero mientras la gente perciba sus intereses en términos del status quo nuestros problemas seguirán siendo sistémicos y no desaparecerán.

Fuente: Henry Makow en español

http://www.catolicosalerta.com.ar/nuevo-orden/sinfonia-roja.html

No comments yet.

Leave a Comment