Facebook Twitter RSS Reset

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

La naturaleza siempre nos ofrece animales ciertamente extraños, a veces por su comportamiento y la leyenda que los rodea y otras veces por su aspecto. Hoy veremos uno que lo es por ambas cosas, el nictibio o urutaú, una de las aves más raras que se pueden encontrar en Venezuela y otros países de Centroamérica y Sudamérica.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

En esta ocasión nos vamos a centrar en el ave venezolana porque es el lugar donde lo hemos encontrado, Sabana de Yutajé, Estado Amazonas, sur de Venezuela.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

Se trata de un ave nocturna caprimulgiforme de la familia Nyctibiidae. Dependiendo del lugar en que se encuentre se lo conoce por diversos nombres: nictibio, urutaú, kacuy, potoo, pájaro fantasma, biemparado norteño, pájaro estaca menor, estaquero común, guajojó, ayaymama.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio

Habita en los bosques abiertos y sabanas y es muy difícil de contemplar. Durante la cría pone un solo huevo en un tronco o una rama.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

kacuy

Familiar del chotacabras, se alimenta de insectos en la noche. Su aspecto es realmente peculiar, con un plumaje que lo hace pasar desapercibido cuando se mantiene estático sobre un tronco. Una de sus señas de identidad son sus ojos amarillos y saltones, además de su desgarrador canto que recuerda a un lamento humano.

El Nictibio, una extraña ave que habita en Venezuela.

El Nictibio

Su grito nocturno, que puedes escuchar aquí, ha dado lugar a numerosas leyendas y canciones.