Facebook Twitter RSS Reset

El mito de Nestor (parte 2)

Para acceder a la primera parte hace click ACA

Si camina como un pato…

Los anarquistas identifican la autoridad como la causa fundamental de la opresión humana. Hay una amplia gama de opiniones sobre qué tipo de autoridad es del tipo “malo”, algunos rechazan toda autoridad, otros sólo la autoridad jerárquica, y otros simplemente la autoridad estatal. La mayoría cree que la autoridad de la mayoría sobre la minoría (es decir, la democracia) es la antítesis de la libertad. Las contradicciones inherentes a este enfoque se han abordado en esta revista y en otras partes.(60) Al ocupar las ciudades o pueblos, las tropas de Makhno se fijaban avisos en las paredes que decían:

Este ejército no sirve a ningún partido político, ningún poder, ninguna dictadura. Por el contrario, se busca liberar a la región de todo el poder político, de toda dictadura. Se esfuerza por proteger la libertad de acción, la vida libre de los trabajadores contra toda explotación y dominación. El ejército de Makhno por lo tanto, no representa ninguna autoridad. No va a someter a nadie a ningún tipo de obligación. Su función se limita a la defensa de la libertad de los trabajadores. La libertad de los campesinos y de los trabajadores pertenecen a sí mismos, y no debe sufrir ningún tipo de restricción. (61)
El mito de Nestor (parte 2)
Bandera del Ejercito Negro que dice (arriba)”Libertad o Muerte” y (abajo) “Muerte a todos los que impiden la realización de la libertad del pueblo trabajador”

Pero luego en el control del territorio que querían asegurar, los makhnovistas terminaron formando lo que la mayoría llamaría un Estado. Los makhnovistas fijaban la política monetaria.(62) Regulaban la prensa.(63) Redistribuian la tierra de acuerdo a las leyes específicas que aprovaban. Se organizaron conferencias legislativas regionales.(64) Controlaban destacamentos armados para hacer cumplir sus políticas.(65) Para combatir epidemias, se promulgaron normas obligatorias de limpieza para la salud pública.(66) A excepción de los makhnovistas, los partidos fueron prohibidos de la organización de las elecciones a los órganos regionales. Prohibieron la autoridad con la que no estaban de acuerdo para “prevenir que se establezcan ideas politicas hostiles a las nuestras” (67) Se delega amplia autoridad a un “Consejo Regional Militar Revolucionario de Campesinos, Obreros y Guerrilleros.” Los makhnovistas utilizaron su autoridad militar para suprimir ideas rivales y organizaciones políticas.(68) El historiador anarquista Paul Avrich señala, “el Concejo Militar Revolucionario, actuando conjuntamente con los Congresos Regionales y de los soviets locales, de hecho formó una especie de gobierno en el territorio circundante Guliai-Pole.” (69)

¿Por qué los autoproclamados anarquistas crean un estado? No estaban confundidos o eran impuros. Se construyó un Estado porque no tenían otra opción. En última instancia, los Estados son instrumentos coercitivos con la cual una clase domina a la sociedad. Un Estado Obrero es único en la historia, porque el poder ejercido por una clase representa los intereses de la gran mayoría. Durante la guerra civil, Ucrania estaba lejos de ser una sociedad sin clases, como las acciones de los makhnovistas muestran. Por supuesto, nunca llamaron a su instrumento un “Estado.” Cuando la realidad abruma la teoría, los anarquistas tradicionalmente terminan creando nuevas etiquetas. En 1873, Marx, Engels y Lafargue escribieron este análisis del programa anarquista:

Así, en esta organización anarquista…tenemos primero el Consejo de la Comuna, a continuación, los comités ejecutivos, que, para ser capaz de hacer nada en absoluto, debe ser investido de un poder con el apoyo de una fuerza pública; esto debe ser seguido por nada menos que un parlamento federal, cuyo objeto principal será la de organizar esta fuerza pública. Al igual que el Consejo de la Comuna, este parlamento tendrá que ceder el poder ejecutivo a uno o más comités que por ese solo hecho se les dará un carácter autoritario que se acentuará cada vez mas por las exigencias de la lucha. Estamos, pues, ante una reconstrucción perfecta de todos los elementos del “Estado autoritario”; y el hecho de que nosotros llamemos a esta máquina “una comuna revolucionaria organizada desde abajo hacia arriba” no hace mucha diferencia. El nombre no cambia nada de la sustancia. (70)

El mito de Nestor (parte 2)
Marx y Engels

Los ataques anarquistas a las políticas de la guerra civil de los bolcheviques a menudo se centran en la severa disciplina militar, el reclutamiento, la requisa de grano, y la creación de una policía secreta. Sin embargo, en las mismas condiciones de guerra civil, el ejército de Makhno adoptó todas estas medidas, aunque con nombres diferentes.

En su ejército, Makhno afirmo que las unidades tenían el derecho de elegir a sus comandantes. Sin embargo, conservó el poder de veto sobre cualquier decisión.(71) Y se apoyó cada vez mas en un grupo cercano de amigos para formar su mando superior.(72) Como señala Darch, “Aunque algunos de los ayudantes de Makhno intentó introducir estructuras más convencionales en el ejército, el control de Makhno permanecio absoluto, arbitrario e impulsivo.” (73) Un regimiento consideró necesario aprobar una resolución que “todos los órdenes deben ser obedecidas siempre que el oficial al mando estuviera sobrio en el momento de darla.” (74) A medida que la guerra continuaba, sus fuerzas fueron desde la votación de las órdenes a llevar a cabo ejecuciones ordenadas por Makhno para imponer la disciplina. (75)

Las presiones de la guerra obligaron Makhno a implantar el servicio militar obligatorio, muy lejos de la libre asociación de individuos que ensalzó la teoría anarquista. Es revelador que todas las historias anarquistas la llaman una movilización “voluntaria” (con comillas).(76) El historiador David Lacayo describe la lingüística de los saltos hacia atrás:

En consecuencia, ante la insistencia de Makhno, el segundo Congreso aprobó una resolución a favor de la “movilización general, voluntaria e igualitaria”. La línea anarquista ortodoxa, expresó en una reunión anarquista de este período, que “ningún ejército obligatorio…puede ser considerado como un verdadero defensor de la revolución social “, y el debate se extendio alrededor de la cuestión de si el alistamiento podría ser descrito como “voluntario” (cualesquiera que sean los sentimientos de las personas) si se llevó a cabo como resultado de un acuerdo adoptado voluntariamente por representantes de la comunidad como un todo. (77)

Por si acaso la gente no entendía el significado de “voluntario”, los makhnovistas emitieron un boletín para aclarar:

Algunos grupos han entendido movilización voluntaria como la movilización sólo para aquellos que deseen entrar en el ejército insurreccional, y que cualquier persona que por cualquier motivo desea quedarse en casa no esta obligada…Esto no es correcto…La movilización voluntaria se ha llamado porque los campesinos, los trabajadores y los propios insurgentes decidieron movilizarse sin esperar la llegada de las instrucciones de las autoridades centrales. (78)

Los makhnovistas necesitaban el servicio militar obligatorio por la misma razón que los bolcheviques: la mayor parte de los campesinos estaba harto de la lucha. La diferencia entre los dos es que los bolcheviques tenían un punto de vista político que vio el servicio militar obligatorio como parte de un período de transición con el futuro dependiendo de la revolución mundial, cuando el poder productivo de la humanidad primero desatada por el capitalismo podía ser ejercida sobre todas las esferas de la vida, en interés de la gran mayoría. Los campesinos de Rusia y Ucrania todavía utilizaban arados de madera y la recolección manual. Ellos se beneficiarían enormemente de un aumento tanto en productividad y como en tiempo de ocio. Por el contrario, Makhno no tenía perspectiva similar y no tenía ningún plan generalizado o visión para el futuro.

Un ejército necesita comer. A medida que avanzaban a través de Ucrania, los lugareños señalan a los kulaks que “estan de acuerdo” en proporcionar alimentos.(79) A pesar de las órdenes en sentido contrario, makhnovistas saqueaban una ciudad tras otra, añadiendo miseria a los trabajadores. Un testigo recordó:

El suministro de alimentos era primitivo, con el patron insurgente tradicional: los bratishki -uno de los nombres para los makhnovistas- se esparcian en las chozas de campesinos al entrar en una aldea, y comian lo que Dios envió; por lo tanto no hubo escasez, aunque el saqueo y daños desconsiderados a campesinos ocurrio; los vi dispararle a ganado por diversión más de una vez, en medio de los gritos de las mujeres y los niños.(80)

Desde sus primeros días, se llevaban el equipo que necesitaban de los que lo tenían.(81) Al pasar por las ciudades y pueblos, obligaban a la población a pagarles la renta.(82)

Al tiempo que condenan a la Cheka soviética como una traición autoritaria, Makhno creó dos policía secretas que llevaron a cabo numerosos actos de terror.(83) Después de una batalla en una aldea, le dispararon a un aldeano sospechoso de traición sin juicio. Ejecutaron sumariamente a muchos de sus prisioneros de guerra.(84) Sus policías secretas se encargaron de deshacerse de “opositores dentro o fuera del(sic) movimiento” (85) Sus actividades condujeron a un Congreso anarquista pidiendo Makhno para que explique sus actividades:

Se nos ha informado que existe en el ejército un servicio de contraespionaje que se dedica a acciones arbitrarias y no controladas, de las cuales algunas son muy graves, como las de la Cheka bolchevique. Se reportan búsquedas, detenciones, incluso torturas y ejecuciones.(86)

Makhno no era el santo sus partidarios suponen. Aceptó un número de puestos políticos a pesar que, en palabras de Skirda, significaba “una infracción relativa a la enseñanza anarquista que prohibía la aceptación de cualquier autoridad formal.” Pero no tenia miedo – el solo lo tomaba para “reducir la autoridad de esos comités”. Esta es una debilidad normal con el anarquismo. En el mundo real, es imposible prescindir de toda autoridad. En cambio, los anarquistas se basan en personas moralmente rectas e individuos especiales. Después de todo, el razonamiento, la autoridad es malo porque la gente común se abusaría rápidamente.(87)

Makhno declaró la embriaguez pública de sus soldados como un delito capital, pero se colocó por encima de su propia ley.(88) Como su estrecho colaborador, Voline, señala en una crónica del movimiento:

Su mayor defecto fue sin duda el abuso de alcohol…En [su influencia], Makhno se convirtió irresponsable en sus acciones; perdió el control de sí mismo. Luego fue el capricho personal, a menudo con el apoyo de la violencia, que reemplazó su sentido del deber revolucionario; era el despotismo, las bromas absurdas, las travesuras dictatoriales de un jefe guerrero. (89)

Otros también señalan el alcoholismo de Makhno.(90)

Más preocupante era el tratamiento de Makhno de la mujer. Según Voline, Makhno y sus comandantes se mantenían las juergas que se convirtieron en “orgías en las que ciertas mujeres se vieron obligados a participar”.(91) Una vez más, Skirda defiende Makhno. En primer lugar, cita a Makhno jactandose a un camarada que “él podía tener a cualquier mujer que quisiera en sus días de gloria.” Presumiblemente Makhno no estaba violando a las mujeres -ya que todas ellas lo querían. Entonces, Skirda afirma que la esposa de Makhno, que viajó con él, no lo hubiera permitido.(92) Sin embargo, la suya era claramente una relación complicada. Ella trató de matarlo cuando estaban en el exilio. En las fotos posteriores, su rostro (el de Makhno) tiene una enorme cicatriz de su agresión con arma blanca.(93) Lo que sabemos sobre el tratamiento de las mujeres en el ejército de Makhno refleja la política de los campesinos cuyas luchas no necesariamente desafiaban las ideas dominantes de la sociedad.

Amigos por conveniencia

Narrar las idas y vueltas de la campaña militar en Ucrania esta mucho más allá del alcance de este artículo. Makhno fue claramente un estratega talentoso. Fue pionero en el uso de “tachanaka”, ametralladoras montadas en carruajes tirados por caballos. Se vestía con uniforme del enemigo, penetraba sus líneas, y el atacaba por la retaguardia. Cuando se enfrenta a enormes obstáculos, sus fuerzas simplemente ocultan sus armas y se dispersan, fundiendose en los pueblos de los alrededores. En varios momentos de la guerra civil, sus fuerzas desempeñaron un papel fundamental en conjunto con el Ejército Rojo. Sin embargo, los anarquistas exageran cuando afirman que sus fuerzas por sí solas ganaron la guerra abrumando la retaguardia del Ejerciito Blanco. En su apogeo, los soviéticos tenían cinco millones de soldados en dieciséis ejércitos, lucharon a lo largo de un frente de 5.000 kilómetros, y produjeron todo su propio armamento.(94) El ejército de Makhno alcanzó los 30.000 soldados, nunca luchó fuera de Ucrania, y dependía de otros para sus armas.(95) Además, la mayor parte de las tacticas del Ejército de Makhno -hostigando la retaguardia del Ejercito Blanco- habría sido imposible si el Ejército Rojo no hubiera estado luchando con la vanguardia del Ejercito Blanco.

El mito de Nestor (parte 2)
Tachanakas

Las historias anarquistas pasan la mayor parte de su tiempo contando el genio militar de Makhno y las traiciones bolcheviques. Sin embargo, su explicación acerca de porque se derrumban las alianzas de Makhno con los bolcheviques -el temor bolchevique a un ejemplo exitoso de anarquismo- se cae enteramente. Las verdaderas causas de las batallas entre los dos venían porque la alianza original se fracturó y la imposibilidad de tener un region “anarquista” poco fiable en el sur de Ucrania en medio de un mar de fuerzas capitalistas hostiles.

La primera alianza entre Makhno y el Ejército Rojo se partió en mayo de 1919. Nunca fue particularmente fuerte. A pesar de su acuerdo, Makhno impidió la recolección de granos y atacó los trenes de suministro que pasaban en las zonas controladas por él.(96)

Este fue un momento de gran peligro para el estado soviético. El Ejército Blanco avanzaba, utilizando aviones, tanques, ametralladoras, cañones de campaña, rifles, y millones de obuses y balas que recibió de las potencias occidentales.(97) A mediados de mayo, Denikin rompió a través de líneas de Makhno y avanzó unos treinta kilómetros en la retaguardia del Ejército Rojo. Durante los próximos tres días, el Ejército Blanco abrió una brecha enorme en el sector de Makhno. Pronto todo el Ejército Rojo estaba en retirada.(98)

Con su parte de la línea en ruinas, Makhno renunció a su mandato el 29 de mayo y abandonó el frente. Los makhnovistas enviaron cables al Ejército Rojo diciendo que iban a “crear un ejército insurgente independiente, confiando el liderazgo del ejército en el camarada Makhno.” Ese día, los bolcheviques ordenaron su detención.(99) Darch escribe:

Mientras tanto, los insurgentes decidieron llamar a un congreso extraordinario para el 15 de junio para discutir el avance Blanco y la crisis en las relaciones con los Rojos. La convocatoria que se publicó fue dirigida a todos los distritos de dos provincias, a todos los insurgentes, y provocativamente a todas las tropas del Ejército Rojo en la zona. La reacción bolchevique fue dura. Los blancos habían capturado Bakhmut, noreste de Guliai-Pole, el 1 de junio. Los bolcheviques acusaron a ​​Makhno de buscar la protección de la bandera soviética y luego atacar a la organización política del Ejército Rojo y el gobierno soviético, al tratar de consolidar su poder. El 4 de junio Trotsky dictó la Orden No.1824, un documento que Arshinov muestra como prueba de la perfidia bolchevique. Skirda cita también las disposiciones, si no el preámbulo. En estas circunstancias, la orden era razonable; se prohibió el Congreso como una incitación a otra revuelta antisoviética y una mayor apertura del frente. (100)

El anuncio makhnovista para el congreso declaró que el estado soviético debe ser derrocado y exhortó a los miembros del Ejército Rojo a abandonar sus puestos para asistir. (101) Con el colapso de la alianza, ambas partes establecen una sobre la otra, a la Cheka cazando makhnovistas y fuerzas de Makhno ejecutando sumariamente bolcheviques. Durante décadas, los anarquistas han escrito la polémica sobre la forma en que fueron traicionados. Sin embargo, su línea de tiempo y versión de los hechos es bien refutadas por Darch, quien concluye:

[Arshinov y Voline] tergiversan seriamente la secuencia de acontecimientos que llevaron al abandono calamitoso de Makhno del frente del Ejército Rojo contra Denikin en mayo y junio de 1919, con el fin de organizar y asistir a un congreso anarquista local en Guliai-Pole. [ Ellos ] han seguido con esta tergiversación por muchas fuentes secundarias. Una vez que se estableció una cronología más probable, la interpretación creada…se vuelve notablemente menos convincente. Una alternativa posible es que Makhno de hecho deserto de su puesto con sus fuerzas, como los bolcheviques afirmaron en su momento. Esto es mucho más que un mero detalle. Reclamos anarquistas de Makhno como víctima de la traición soviética han sido ideológicamente importante en las diversas coyunturas, como la revuelta estudiantil francesa de 1968, y se han basado en gran medida en este tipo de ambigüedad.(102)

Durante los próximos dieciocho meses, la guerra civil hacía estragos en Ucrania. A finales de 1920, Makhno estaba en un aprieto. Wrangel (sucesor de Denikin) lo había encerrado con éxito y le negó su base de operaciones en Guliai-Pole. Wrangel trató de aliarse con los makhnovistas, pero ellos le dispararon a sus emisarios.(103) Sin embargo, hubo un regimiento de Makhno que creía que había cerrado a una alianza y se unieron a las fuerzas de Wrangel durante varias semanas.(104)

Mientras tanto, los bolcheviques estaban cerca de derrotar Wrangel, pero necesitaban sacarlo de Ucrania antes de que pudiera saquear la cosecha de cereales de ese año. El Ejército Rojo y los makhnovistas llegaron a un nuevo acuerdo y paralizaron rápidamente a Wrangel.(105) Aunque no hay acuerdo sobre el papel desempeñado por el ejército de Makhno en este período, Wrangel se vio obligado a evacuar todas sus fuerzas antes de finales de año.(106) Poco después, el Ejército Rojo atacó a los makhnovistas y eventualmente condujeron a Makhno al exilio.

Para entender por qué el Ejército Rojo atacó a Makhno, tenemos que dar un paso atrás. En 1920, tanta desconfianza mutua se había acumulado que a pesar de que acordaron otra alianza, ésta estaba obligada a desintegrarse una vez que se levantaran las presiones de la lucha contra un enemigo común. Ambas partes han reconocido esto.(107) Para los bolcheviques, se enfrentaron a una situación en la que los makhnovistas ya los habían traicionado antes, habían declarado en repetidas ocasiones una abrumadora hostilidad a la dictadura del proletariado, y no tenía nada mas que vagas perogrulladas que ofrecer como sustituto. Los makhnovistas se organizaron con un enfoque del anarquismo desde arriba, donde el ejército campesino podría entrar en una ciudad y destruir las estructuras estatales existentes antes de continuar. El Estado soviético seguía aguantando, y no podía permitirse dejar una fuerza tan hostil organizada en Ucrania.

En cualquier caso, cuando la amenaza del Ejército Blanco terminó, la mayor parte del apoyo de Makhno vino de campesinos enojados con la requisa de granos. Cuando la política del comunismo de guerra fue sustituido por un sistema de mercado limitado para los campesinos conocidos como la Nueva Política Económica (NEP), gran parte de la base de Makhno se disipa. (108)

Conclusion

Este artículo no puede cubrir todas las controversias que se arremolinan alrededor de Makhno, ni podría examinar todas las actividades de los makhnovistas. En cambio, me he centrado en aquellas actividades más relevantes para la comprensión de la naturaleza política y los límites de movimiento de Makhno. Irónicamente, al tiempo que se condena el bolchevismo y haciendo caso omiso de la situación increíblemente desfavorables que se enfrentó, Arshinov excusa todos los problemas de los makhnovistas citando las mismas circunstancias “excepcionales”:

El defecto básico del movimiento reside en el hecho que durante sus dos últimos años se concentra principalmente en las actividades militares. Esto no fue una falla orgánica del movimiento en sí, sino más bien, que la desgracia se impuso en el movimiento por la situación en Ucrania. Tres años de guerras civiles ininterrumpidas hicieron el sur de Ucrania un campo de batalla permanente…Estas condiciones arranco a los makhnovistas lejos de su fundación sana, lejos del trabajo socialmente creativo entre las masas, y los obligaron a concentrarse en la guerra…Al hablar sobre el carácter militar del movimiento no debemos comenzar por el hecho de que los makhnovistas dedicaron una gran cantidad de tiempo a los combates de artillería y la caballería; debemos más bien preguntar cómo comenzaron los makhnovistas, cuáles son los objetivos que persiguen y que medios tenían para realizarlos… El movimiento, obviamente, tuvo que someterse a grandes cambios en su estrategia, en sus maneras y medios de acción y se vio obligado a dedicar una gran parte de sus fuerzas hacia el lado militar de la lucha por la libertad. Pero como hemos dicho, esto no fue su culpa, pero si su desgracia.(109)

Cambie los nombres y esto describe más o menos la trayectoria de los bolcheviques en la Revolución Rusa. La diferencia es que los bolcheviques tenían una comprensión de la liberación humana que estaba conectada con el mundo real. Los makhnovistas nunca tuvieron un plan realista para la transformación y la organización de la sociedad. La única razón por la que fueron capaces de operar en absoluto era porque la clase obrera rusa derrocó al zar y la burguesía. Pero casi noventa años después, Makhno todavía es venerado por los anarquistas. Al explicar el interés permanente en Makhno, Darch escribe:

El movimiento makhnovista, ya que atrajo a simpatizantes letrados de la intelectualidad anarquista, es la mejor documentada [de las rebeliones campesinas]. Históricamente, el anarquismo ha sido a menudo la expresión política de la resistencia adoptado por las clases sociales, cuya posición se ve socavada por la tendencia histórica de su tiempo. Por lo general, los revolucionarios anarquistas son aristócratas rurales -Bakunin, Kropotkin, Tolstoi- o campesinos ricos rurales; rara vez se interesaron en la centralización o la industrialización. Los anarquistas no son tanto antinacionalistas sino mas bien pre-nacionalistas. Miran a la comunidad que precedió a la nación-estado centralizado. Su futuro está firmemente arraigado en un pasado idealizado…Cuando Makhno comenzó a luchar contra la revolución modernizadora de los bolcheviques, un partido de gran sofisticación teórica y práctica con la capacidad de adaptar su estrategia a las circunstancias cambiantes, falló. Es una medida de los dones que su resistencia al bolchevismo durara tanto tiempo. Apenas es una indicación de la viabilidad de la visión anarquista.(110)
El mito de Nestor (parte 2)
Selfie del Ejercito Negro

En la década de 1920, algunos de los miembros sobrevivientes de los makhnovistas se vieron inmersos en un debate sobre los próximos pasos para el movimiento anarquista.(111) Se trató de comprender la experiencia en Rusia y lo utilizan como una guía para la acción futura. En ese debate, Makhno escribió:

Sin disciplina dentro de la organización, no hay manera de llevar a cabo cualquier actividad revolucionaria consecuente en absoluto. Ante la falta de disciplina, no puede existir la vanguardia revolucionaria, porque en ese caso se encontraría en desorden total en su práctica y sería incapaz de identificar las tareas del momento o de vivir de acuerdo con el papel iniciador que las masas esperan de ella. (112)

Makhno exige las formas del bolchevismo -disciplina revolucionaria, partido de vanguardia- sin su contenido, la autoemancipación de la clase trabajadora. El vio la degeneración en Rusia principalmente como un problema de ideas, “estatismo” y “autoritarismo“, en lugar de condiciones nateriales -la pobreza y el aislamiento. Por lo tanto, concluye que: “si los anarquistas hubieran estado estrechamente conectados en términos de organización y sus acciones hubieran sido acatadas estrictamente por una disciplina bien definida, nunca habrian sufrido una derrota así.” (113) Pero la fuerza necesaria para transformar radicalmente la sociedad y ponerla sobre nuevas bases, no sólo puede existir entre unos pocos iluminados que “entienden”. En cambio, se encuentra en la energía y la propia actividad colectiva de la clase obrera. Con su mano sobre la palanca de la producción, sólo la clase obrera puede revolucionar la sociedad. La experiencia rusa demuestra que se necesita un Estado cuando se lo necesita para defender sus nuevos beneficios. Pero también muestra que cuando el poder obrero se este estableciendo, los que lo detentan tendrán que poner tremenda energía en ayudar a los trabajadores de otros países en su proyecto de auto-emancipación. Una revolución socialista aislada esta en definitiva condenada.

Para derrocar a la burguesía se requiere organización y autoridad. En sus acciones, los makhnovistas reconocieron esto. Pero sus visiones utópicas les impidieron unirse con el Estado Obrero. Otros anarquistas, como Victor Serge y Bill Shátov, reconocieron que el momento requeria una unidad inquebrantable de los revolucionarios y que los objetivos inmediatos tenían que caer por debajo de los objetivos a largo plazo. Aunque los bolcheviques en última instancia fracasaron (y ciertamente cometieron muchos errores en el camino), cualquier otro curso habría tirado la toalla antes de tiempo sobre la posibilidad de extender el poder obrero.

En un discurso sobre el anarquismo durante la guerra civil, Trotsky cuidadosamente resumió la posición marxista sobre el Estado:

La burguesía dice: no toque el poder del Estado; es el privilegio hereditario sagrado de las clases educadas. Pero los anarquistas dicen: no lo toque, que es un invento infernal, un dispositivo diabólico, no tienen nada que hacer con eso. La burguesía dice, no lo toque, que es sagrado. Los anarquistas dicen: no lo toques, porque es pecado. Ambos dicen: no lo toque. Pero nosotros decimos: no sólo toquenlo, tomenlo entre sus manos, y ponganlo a trabajar en favor de sus propios intereses, para la abolición de la propiedad privada y la emancipación de la clase obrera.(114)

Notas

(60) Por ejemplo, en un desacuerdo, alguien tiene que prevalecer. Si la minoria puede invalidar a la mayoria, nos quedamos con un estado aun mas “autoritario” de las cosas

Para más información sobre las fallas generales del anarquismo, ver a Paul D’Amato, “Anarquismo: Cómo no hacer una revolución”, Revista Internacional Socialista, 3 (1997); Geoff Bailey, “Los anarquistas en la Guerra Civil Española,” International Socialist Review, 24 (2002); Hal Draper, “La teoría de Karl Marx de la Revolución, Volumen 4, Crítica de Otros socialismos” (Nueva York: Monthly Review Press, 1990), 107-75, 270 a 304.

(61) Citado en Palij, 59

(62) De un boletin Makhnovista: “Monedas soviéticas y ucranianas han de tener el mismo valor que las demás monedas. Los que violen esta disposición han de ser objeto de sanción revolucionaria (es decir, la ejecución) “ Citado en Skirda, 165

(63) Skirda relata un caso de un periódico bolchevique siendo censurado porque era crítico de los makhnovistas, 92. Malet reimprime la orden completa, incluyendo el derecho del ejército a la censura en los informes militares, 176.

(64) Estos organismos supuestamente no tenían autoridad para tomar decisiones. A ellos sólo se les permitió llevar a cabo las decisiones tomadas en el congreso. En la situación de dinamica de la guerra civil, parece cierto que estos órganos tenían que tomar decisiones a la luz de las circunstancias cambiantes. Independientemente, un “congreso del frente” a principios de 1919 aprobó una serie de normas sobre la organización militar. Según Skirda, “Todos los destacamentos que se niegan a reconocer su autoridad debían ser desarmados y sus comandantes llevados ante un tribunal general de los insurgentes” (79).

(65) Malet escribe: “A pesar de las garantías de que los comandantes de ciudad no interfieren en la vida civil de sus ciudades, tenían una gran cantidad de poder. Klein en Olexandrivske se quejó de que todo lo que hacía era sentarse en un escritorio y firmar trozos de papel, mientras que Lashkevich en Katerynoslav amenazó con disparar a los bolcheviques locales si trataban de tomar el poder civil en la ciudad. Skaladytsky en Nykopil ordenó que cualquier persona que no permitiera el libre intercambio de las distintas monedas sería tratado como un contra-revolucionario “,93.

(66) Malet, 96. En respuesta a una epidemia de tifus, tuvo que “amenazar con castigo a todos los que no guarden su lugar limpio.”

(67) Palij, 151. Cita de Makhno en Darch, “Makhnovschina”, 92

(68) Skirda, 359. De un boletín Makhnovista: “… el cultivo, la organización y la construccion por las limitaciones de su parte de cualquier autoridad política hostil a las personas trabajadoras, que no tienen nada que ver con la libre expresión de ideas, no sera tolerada por los insurgentes revolucionarios”. Partidarios de Makhno apuntan a su libertad de prensa. En varios puntos, a bolcheviques y otros se les permitió publicar periódicos, pero si ellos abogaban políticas específicas con las que los anarquistas no estaban de acuerdo, serían clausurados. Si uno piensa que esto es válido es menos importante entonces reconocer que este comportamiento es “autoritario” y “estatista”.

(69) Avrich, Anarquistas Rusos, 214.

(70) Karl Marx y Friederich Engels, “Desde la Alianza de la democracia socialista y la Asociación Internacional de Trabajadores”, en “Marx, Engels, Lenin, el anarquismo y el anarcosindicalismo” (Moscú: Editorial Progreso, 1972), 110-11. Bakunin en este tramo cita a Engels, luego pasa a argumentar que un centenar de anarquistas organizando en secreto el “estado mayor revolucionario” sería suficiente para el éxito de la revolución en Europa. El programa bakuninista, “Programa y el propósito de la organización revolucionaria de los hermanos internacionales” se pueden encontrar en Michael Bakunin, Obras Selectas (Nueva York: Grove Press, 1973), 172.

(71) Footman, 286.

(72) Malet, 93 y Avrich, Anarquistas Rusos, 215.

(73) Darch, “Makhnovschina,” 328. Darch resume un informe de un oficial del Ejército Nacional Ucraniano evaluando las fortalezas y debilidades de los makhnovistas.

(74) Footman, 286.

(75) Malet, 102.

(76) Skirda, 157.

(77) Footman, 268. Los puntos suspensivos son suyos.

(78) Citado en Malet, 105. Los puntos suspensivos son suyos.

(79) Footman, 260. Palij señala que la “fuente primaria de la comida sería obsequios de los campesinos, botines de la victoria, y requisas a los grupos privilegiados” (197).

(80) Citado en Malet, 98.

(81) Ibíd., 18.

(82) Footman, 265-66.

(83) Ibid., 288. Fueron los Razvedka y la Kommissiya Protivmakhnovskikh Del. Palij también los describe, 192.

(84) Ibid., 261. Aunque se desarrolló una reputación por liberar a la tropa (que a veces se hizo), no había en apariencia un juicio para los oficiales, que fueron casi siempre ejecutados sumariamente.

(85) Malet, 102.

(86) Citado en Ibid., 103.

(87) Skirda, 35.

(88) En prohibición, ver Palij, 197. Malet señala que él también prohibió juego de cartas, 101.

(89) Voline, 705-06.

(90) Malet, 100-101; Footman, 289; Victor Peters, “Nestor Makhno: La vida de un anarquista” (Winnipeg: Echo Books, 1970), 57. Darch discute sus primeros años como anarquista y anota: “De acuerdo a un relato, los demás miembros no confían en él porque era un borracho habitual. En tal condición, era agresivo y hablador, y le gustaba buscar pelea” (‘Makhnovschina,’ 19)”. Malet señala que una vez en el exilio, dejo de beber porque ya no tenía que “mantener los estándares de consumo de alcohol de sus compañeros campesinos ucranianos” Sólo se reanudo el consumo excesivo de alcohol en los últimos años de su vida, cuando “él sabía que la tuberculosis lo estaba matando de todos modos”, 189. Skirda desestima esta parte del libro de Voline, alegando que eran mentiras impulsadas por las luchas internas entre facciones y para herir sentimientos. Esta defensa es débil. Voline gasta la mayor parte de su tiempo en alabanzas hacia Makhno y lo defiende de las críticas injustas tales como el antisemitismo. Dedica menos de 6 sobre 170 páginas sobre los makhnovistas a las críticas del movimiento.

(91) Voline, 705. Peters menciona otras violaciones, 58.

(92) Skirda, 306.

(93) Darch, “Makhnovschina”, 50-51.

(94) Cliff, Lenin, 155.

(95) Para tamaño estimado, ver Darch, “Makhnovschina”, 408. El ejército de Makhno gasto energias ya sea en las redadas para adquirir armas, o, cuando en alianza con el Ejército Rojo, las obtuvo el Estado Obrero, Ibid., 329.

(96) Ibid., 271.

(97) Lincoln, 198.

(98) Darch, “Makhnovschina”, 288. Para explicar su fracaso, los makhnovistas afirman que no fue su culpa, fueron deliberadamente privados de armas por parte de los bolcheviques traicioneros. Esto no explica su abandono del frente. Además, una explicación más creíble para los problemas de suministro es una combinación de la niebla de la guerra y la generalmente pobres condiciones materiales que el Ejército Rojo enfrentó. ¡No es como si el resto del Ejército Rojo estaba magníficamente equipado como una máquina bien engrasada. De hecho, hay cables de bolcheviques que viajan con Makhno solicitando armas y refuerzos de bolcheviques en la retaguardia. Ibid., 289-90.

(99) Ibid., 291.

(100) Ibid., 42.

(101) Ibid, 291. Desde el anuncio dirigido a todas las unidades de la división de Makhno y las tropas del Ejército Rojo en la región: “El Comité Ejecutivo de la RVS […] ha llegado a la conclusión de que sólo las masas trabajadoras en sí pueden encontrar una solución y no los individuos o los partidos”.

(102) Ibid., 530.

(103) Ibid., 418.

(104) Skirda, 194. Esto puede revelar una falta de conciencia política por muchos en el ejército de Makhno. También puede haber alimentado rumores incorrectos de una alianza Wrangel-Makhno.

(105) Los detalles de este acuerdo están cubiertos por Darch, “Makhnovschina”, 419-25.

(106) Skirda sostiene que “Por lo tanto, en dos semanas los makhnovistas habían hecho lo que el Ejército Rojo no había de lograr más de seis meses!” (226) Malet señala que “no es fácil de evaluar la contribución de los makhnovistas a la derrota de Wrangel” y continúa citando a un escritor bolchevique sobre el heroísmo de los makhnovistas, 69. Sin embargo, Darch señala que durante la campaña contra Wrangel, los líderes del Ejército Rojo estaban enviando una corriente constante de cableshacia la retaguardia acerca de los fracasos y la lentitud de los makhnovistas (“Makhnovschina” ,115). Lincoln concluye que el factor clave fue el envío reservas frescas de bolcheviques comprometidos que significó que la proporción en el Ejército Rojo en el frente se elevara a uno de cada ocho, 440-43.

(107) Darch, “Makhnovschina”.

(108) Ibid., 543-45. Aunque reconoce el papel crítico de la NEP, Darch argumenta que hay factores adicionales, incluyendo el agotamiento de los campesinos con la guerra, la falta de recursos de Makhno, y la derrota militar de Makhno a manos del Ejército Rojo.

(109) Arshinov, 252 a 53. Énfasis en el original.

(110) Darch, “Makhnovschina”, de 56-57.

(111) Esto se conoce como el debate sobre la Plataforma.

(112) Nestor Makhno, ed. Alexander Skirda, “La lucha contra el Estado y otros ensayos” (San Francisco: AK Press, 1996), 67. El ensayo original “En la disciplina revolucionaria” fue escrito en 1925.

(113) Ibid.

(114) Leon Trotsky, Como se Armo la Revolucion, Vol. 1, 1918 (London: New Park, 1979) 220 aqui

No comments yet.

Leave a Comment