Facebook Twitter RSS Reset

El mito de Nestor (Parte 1)

Anarquistas en la Revolucion Rusa

El mito de Makhno

por Jason Yanowitz, activista de Massachusetts

A comienzo de los ’70, un nuevo consenso surgio entre serios academicos de la Revolucion Rusa. En lugar de ver el ascenso del estalinismo como el resultado predeterminado del leninismo o del poder obrero, los historiadores “revisionistas” apuntaban a los efectos devastadores de la guerra civil y el aislamiento internacional. Ellos descubrieron que los primeros años del Estado Obrero fueron mucho mas complicados y ricos que la version standard de la derecha de la “inevitable marcha hacia el totalitarismo”. En lineas generales, su trabajo confirma que las condiciones materiales, en lugar del pecado original bolchevique, transformaron a una revolucion popular y masiva en su contrario, el estalinismo. (1)

Sin embargo, los anarquistas siguen manteniendo que la degeneración de la Revolución Rusa fue el resultado inevitable del autoritarismo de los bolchevique. Segun su relato, una vez en el poder mediante un golpe artero, los bolcheviques no perdieron tiempo en destruir a sus oponentes, en particular a los anarquistas, a los que veian como una amenaza a sus deseos “estatistas”. Los anarquistas apuntan principalmente al ejemplo del anarquista Nestor Makhno y los makhnovistas en Ucrania como un ejemplo positivo y una alternativa libertaria al leninismo. (2)


El mito de Nestor (Parte 1)
Nestor Makhno

El cronista y participante del movimiento makhnovista Peter Arshinov escribe:

La historia del movimiento makhnovista, con el cual las masas populares intentaron por años realizar una independecia superior a todas las conocidas por nosotros, haciendo enormes sacrificios por su causa, sin duda desenmascara al bolchevismo y demuele completamente la leyenda acerca de su pretendido caracter revolucionario y proletario

En su resumen del movimiento, infoshop.org un “preguntas frecuentes anarquistas” escribe:

Aquí tenemos un movimiento de masas que operan en las mismas “circunstancias excepcionales” que los bolcheviques, y que no implementan las mismas politicas. De hecho, en lugar de suprimir los soviets, la democracia en los lugares de trabajo y en el ejercito en favor de un poder centralizado en un partido verticalista y modificar su linea politica para justificar la implementacion de la dictadura partidaria, los maknovistas hicieron todo lo posible para poner en practica y fomentar la autonomia de la clase obrera.(4)

La mayoria de las historias anarquistas del movimiento toman una linea similar. En este articulo se argumenta que estas caracterizaciones van desde el fraude hasta la fantasia. En realidad, la experiencia de los makhnovisas se erige como un caso de estudio de las fallas de las politicas anarquistas. Enfrentados a la guerra civil, el movimiento makhnovista abandonó rapidamente sus principios, recreando todas las caracteristicas del bolchevismo que denostaban. Pero sin los fundamentos teoricos del marxismo, sus acciones eran a menudo carentes de contenido evolucionario

Nace una leyenda

El mito de Nestor (Parte 1)

Hay poca controversia sobre los principales puntos de la biografia de Makhno. Nacido en 1889 en una familia de campesinos pobres en Ucrania, Nestor Makhno (Nestor Ivanovich Mikhailenko) trabajo en los campos desde su infancia. (5) Despues de abandonar la escuela, trabajo brevemente como aprendiz de pintor y mas tarde en una fundicion de hierro (6). Despues de la Revolucion de 1905, se intereso en politica y se unio a un circulo anarquista en Guliai-Pole que incurrio en asesinatos y “expropiaciones” financieras hasta que fue encarcelado en 1909 y finalmente sentenciado a cadena perpetua con trabajos forzados. (7) Alli languidecio hasta que los tarbajadores derrocaron al zar en la Revolucion de Febrero de 1917 y se declaro la amnistia general para

prisioneros politicos. Volvio a su casa en las afueras de Guliai-Pole y comenzo a organizar la revolucion social.

Sus esfuerzos fueron interrupidos prontamente por la invasion austro-alemana de 1918, lo que revierte la redistribucion de la tierra garantizada por la Revolucion Octubre a los campesinos. El ejercito comenzo a saquear el campo. Makhno organizo una respuesta armada y acoso a las fuerzas de ocupacion. Despues de una batalla particularmente desgarradora, su tropa le concedio a Makhno

el titulo de Batko (padre). (8) Cuando los esfuerzos de guerra alemanes se derrumbaron en noviembre, Ucracia se convirtio en un campo de batalla en la guerra civil, el Ejercito Blanco busco convertirla en base de operaciones y crear una dictadura. Los makhnovistas continuaron organizandose y luchando. A pesar de los informes que afirman lo contrario, sus dirigentes estuvieron principalmente contra el antisemitismo o las aliazas con los blancos.(9)

Desde el principio, mostraron brillantes tacticas de guerrilla. Luego, fueron protagonistas de grandes batallas. El ejercito de Makhno vario en tamaño desde unos pocos cientos a decenas de miles y marcho bajo las banderas “libertad o muerte” y “la tierra a los campersinos, las fabricas a los obreros”. Ellos forjaron alianzas con los bolcheviques contra las fuerzas de la reaccion, pero estas aliazan cayeron repetidamente en medio de recriminaciones mutuas. Finalmente, el Ejercio Rojo llevo a Makhno al exilio. Murio de tuberculosis en 1934.

En las decadas siguientes, los anarquistas libraron una gran batalla unilateral para contar la “verdadera” historia de Nestor Makhno.

Una mentira piadosa repetida(10)

Al escribir historia, es fundamental obtener multiples fuentes para eventos clave. Ninguna de las grandes obras sobre Makhno lo hace. No obstante, estos libros son útiles porque proporcionan la extension general del movimiento y sin querer revela los defectos y contradicciones de las actividades de Makhno.

Los principales textos de la mitologia de Makhno son, por orden de publicacion, “Historia del movimiento makhnovista” de Oeter Arshinov, “La revolucion desconocida” de Voline y “Nestor Makhno-anarquia cosaca: la lucha por los soviets libres en Ucrania 1917-1921” (11) Estos autores rara vez ofrecen corroboracion de sus principales argumentos, sustituyendo evidencias y razonamientos por afirmaciones e invectivas. (12)

Arshinov conocio a Makhno en la carcel y mas tarde se unio a el en Ucrania. Voline fue otro anarquista ruso que llego a Ucrania para organizar en la zona controlada por los makhnovistas. Es su tesis doctoral sobre el movimiento, el academico marxista Colin Darch hizo una extensa revision de la obra de Arshinov y Voline y concluyó:

Los textos existentes no son fiables sobre bases empíricas. Los relatos más detallados, escritos por los compañeros anarquistas de Makhno, son empíricamente poco fiables en formas sugerentes. Los eventos son mezclados, las cronologías son confusas, períodos enteros que pasaron por alto, los saltos logicos que realizaron y las excusas que ofrecieron. Aunque los textos de Arshinov y de Voline son fundamentales para la comprensión de la trayectoria del movimiento makhnovista, cada afirmación fáctica, toda referencia a una fecha, debe ser contrastada con otras fuentes. Además, la versión de Voline se apoya fuertemente en Arshinov para el contorno principal de la historia, y se limitó a embellecer con anécdotas de testigos oculares de vez en cuando.(13)

El texto de Skirda es probablemente el más leído hoy. AK Press lo reimprimió recientemente, y escritos como “Un FAQ anarquista” (“preguntas frecuentes anarquistas” ) se refieren a él como “por lejos el mejor relato del movimiento disponible.” (14) Bajo la pluma de Skirda, Makhno aparece como la Segunda Venida. Con “excepcional fuerza de espíritu”, un “carácter intratable”: “literalmente desafíante a la muerte”, “ingenioso y atrevido”, “metódico hasta el punto de la manía”, “listo para cualquier eventualidad”, con “una determinacion al rojo vivo”, “humilde entre los humildes”, “extremadamente meticuloso, casi obsesivo”. Él ” [una y otra vez] muestra la medida de sus dones extraordinarios como líder”, como “genio estratega” mientras que otros “cometen un error que Makhno mismo seguramente habría evitado” debido al “increíble ingenio de su genio táctico”, su “audacia en actos terroristas” y por ser un “genio para la guerra de guerrillas” y continúa Skirda:

A estos dones, Makhno añade las cualidades de una rara sangre fría y aplomo; casi nunca se alteraba, resumía la situación en un instante e ideaba la mejor solución posible, lo que le permitiría liberarse una vez más del avispero. (15)

Como era de esperar, Skirda acepta todas las declaraciones de Makhno como verdad absoluta. Por ejemplo, Makhno afirma haberse encontrado con Lenin en 1918.(16) La única evidencia que se ha producido esta reunión es Makhno mismo -esto no aparece en las notas o diarios de cualquiera de los que se supone que debian estar presentes, incluyendo Sverdlov y Lenin. Incluso Arshinov, quien señala viaje de Makhno a Moscú, no menciona ninguna reunión con Lenin durante la visita. (17)

Aceptando las palabras de Makhno como escritura sagrada, Skirda retrata a todos los críticos de él como oportunistas, hipócritas, o autoritarios. Tan profunda es su antipatía por los bolcheviques, que va tan lejos como para idealizar a su enemigo, el brutal Ejército Blanco general Kornilov:

Contrariamente a lo que a menudo se ha pretendido, Kornilov era un oficial patriótico que había ascendido en el escalafón, el hijo de un simple cosaco, con una Sart (habitantes asentados en Asia Central, en este caso: Mongolia) como madre, no era un revolucionario enardecido, no obstante habia sido él quien ordenó el arresto del zar y su familia; por lo que no era un reaccionario, pero estaba sólidamente contra la monarquía y solía decir a cualquiera que quisiera escuchar que iba a emigrar a los Estados Unidos si se restauraba la monarquia en Rusia. (18)

Palabras amables para un hombre que dijo que él y sus compañeros oficiales “no dudaría en colgar a todos los miembros del Soviet si es necesario”, durante su intento de golpe de Estado.(19) Al principio de la guerra civil, dijo Kornilov: “Cuanto mayor es el terror, mayores de nuestras victorias” y “hay que salvar a Rusia! Incluso si tenemos que prender fuego la mitad y derramar la sangre de tres cuartas partes de todos los rusos!” (20)

El mito de Nestor (Parte 1)
Lavr Kornilov

Los anarquistas han ayudado en la creacion del mito por la relativa ausencia de atención académica al movimiento Makhno durante la guerra civil. A pesar de la escasez de material de archivo y estudios decentes, aún podemos sacar algunas lecciones valiosas. Comencemos donde pocas historias anarquistas lo hacen -examinando las condiciones reales en las que Rusia se encontró en la revolución y la guerra civil.

No en las condiciones elegidas (21)

La exitosa construcción del socialismo requiere en última instancia,fuerzas productivas bien desarrolladas para poner fin a la escasez y liberar a la humanidad. Los bolcheviques sabían que la revolución socialista podría comenzar en Rusia, pero no podia terminar allí. Debido al atraso económico y la pequeña clase obrera de Rusia, los bolcheviques sabían que estarían condenados a no ser que la revolución se extendiera a nivel internacional. Su tarea principal era luchar para mantenerse en el poder, haciendo lo que podían para difundir la revolución internacional y esperar la ayuda de la clase obrera de un estado capitalista avanzado como Alemania. Sin herramientas más productivas que tractores, Rusia corria riesgos por una división desastrosa entre los campesinos (la gran mayoría de la población) y los trabajadores (desproporcionadamente poderosos, pero seguian siendo una pequeña minoría de la población). (22)

Pero el Estado soviético no iba a tener respiro. Horrorizado por el ejemplo de Rusia, la burguesía del mundo comenzó a tramar el derrocamiento del Estado Obrero. (23) Ellos financiaron un Ejército Blanco brutalmente reaccionario que sumió al país en una guerra civil. La revolución estaba al borde del precipicio. A lo largo del conflicto, los Soviets se enfrentarían tropas de catorce países (24) “En el verano de 1918, treinta gobiernos diferentes funcionaban en las tierras de lo que una vez fue el Imperio Ruso, y veinte y nueve de ellos estaban en contra de los bolcheviques.” (25) “Una y otra vez el poder soviético se restringió principalmente a Moscú -las ciudades de Moscú y Petrogrado y una pequeña área alrededor de ellos.”(26) Petrogrado, un importante centro industrial, casi fue tomado por los blancos y la batalla para retenerla que dejó a la mayor parte de la poblacion de la ciudad indigente y malnutrida. (27)

Los soviéticos tenían que reconstruir un ejército, prácticamente desde cero, en un país ya agotado por la Primera Guerra Mundial. Formado inicialmente como una fuerza voluntaria con los oficiales electos, el Ejército Rojo se vio obligado a instituir el servicio militar obligatorio y nombrar oficiales.(28) Pero tenían que ganar. Un historiador de la Revolución Rusa, escribió que “la alternativa al bolchevismo, si éste no hubiera podido sobrevivir a la dura prueba de la guerra civil … no habría sido Chernov, abriendo una Asamblea Constituyente … hubiera sido un dictador militar, un Kolchak o Denikin, entrando a Moscú en un caballo blanco.”(29)

El registro Blanco fue horrendo:

[El General Blanco Denikin] impuso un régimen marcado por… un odio feroz a todos los Judios. Como los pogromos de 1919 irrumpieron contra los judios de Ucrania con una ferocidad increíble, los enemigos del bolchevismo cometieron algunos de los actos más brutales de persecución en la historia moderna del mundo occidental …. Las estimaciones de las cifras de asesinatos fueron tan altas como un judio muerto de cada trece. Cientos de miles se quedaron sin hogar, y decenas de miles más fueron víctimas de graves lesiones o enfermedades …. Ya no eran efusiones espontáneas de odio racial y religioso, los pogromos se habian convirtido en incidentes calculados fríamente de violaciones sexuales al por mayor, extrema brutalidad y destrucción sin precedentes. En un solo día a finales de agosto en el asentamiento judío de Kremenchug, los blancos violaron a 350 mujeres, incluidas las mujeres embarazadas, las mujeres que acababan de dar a luz e incluso las mujeres que estaban muriendo.(30)

El Ejército Rojo se impuso en última instancia, en la guerra civil, pero a un costo terrible. Aunque 350.000 murieron en combate, más de 7 millones perecieron a causa de enfermedades y el hambre causada por las condiciones de la guerra. (31) Y el fracaso de los levantamientos revolucionarios en Alemania, Italia y otros países para imponer un gobierno de los trabajadores dejo al Estado Obrero en Rusia aislado.

El mito de Nestor (Parte 1)
Leon Trotsky, hablandole a tropas del Ejercito Rojo

Las dificultades de la guerra civil llevaron a un colapso de la producción industrial. En 1918, la producción de mineral de hierro cayó al 12,3% de los niveles de 1913. Para 1920, se redujo a 1,7%. La producción de todos los productos básicos cayó durante este tiempo. Grandes secciones de la red ferroviaria y el 50 por ciento de las locomotoras eran inoperantes. Para 1919, la productividad había bajado al 22% del (ya bajo) nivel de 1913. (32) La mano de obra empleada total se redujo a la mitad durante el periodo de la guerra civil. (33) En el otoño de 1920, Petrogrado, el principal centro industrial, había perdido casi 60 por ciento de su población. Escribe el historiador E.H. Carr, “La paradoja surge que el establecimiento de la “dictadura del proletariado” fue seguido por una marcada disminución tanto de los números y del peso específico en la economía de la clase en cuyo nombre se ejerce la dictadura.” (34)

El treinta por ciento de ausentismo en las fábricas era estándar (en muchos casos era mucho más alta) y la causa más común fue el hambre.(35) En la primavera de 1918, las raciones de alimentos se redujeron en un 10% de lo que se necesita para sostener a un trabajador promedio.(36) Y entonces comenzaron el bloqueo -sanciones- por parte de las potencias imperialistas. En 1919, “ni una carta, ni un paquete de alimentos, ni un paquete de mercancías, ni un periódico extranjero podía entrar en la Rusia Roja.” (37) En 1913, Rusia exportó 26,5 millones de toneladas de productos básicos; para 1917 se había reducido a 1,1 millones; en 1918, 32 mil; y para 1919, cero. (38)

A pesar de la desesperada necesidad de la producción industrial, Lenin se vio obligado a instar a los obreros de Petrogrado, la cuna de la revolución, a encabezar la busqueda de comida en el campo en julio de 1918. El veinticinco por ciento de la población de Rusia sufria de hambre aguda. Gente desenterro caballos muertos para comer su carne; otros practican cannibalismo. (39) Y sin embargo había trigo. Sólo la zona del Cáucaso del Norte tenía 2,5 millones de toneladas de grano. Sólo 270.000 toneladas al mes se necesitaba para mantener las grandes ciudades suministradas. Los campesinos o los kulaks ricos lo acapararon principalmente. (40)

Como parte de una política conocida como comunismo de guerra, los bolcheviques comenzaron requisar grano del campesinado.(41) Cada día que los kulaks guardaban grano más personas morian. Medidas menos represivas para conseguir la comida habían fracasado, dejando a la fuerza como el único medio en estas terribles circunstancias. El Comisario de suministros de alimentos de la gente explicó: “Sólo hay dos posibilidades, o perecemos de hambre, o la debilitamos (a la economía campesina) en cierta medida, pero (eso logrará) sacarnos de nuestras dificultades temporales.” (42) El historiador anarquista Paul Avrich resume el tragico callejon sin salida:

Hay pocas dudas de que la requisa obligatoria salvó al régimen bolchevique de la derrota, ya que sin ella ni el ejército ni la población urbana, de la que el gobierno sacó su principal apoyo, podría haber sobrevivido. Sin embargo, el precio inevitable era el alejamiento del campesinado. Forzado a punta de pistola a entregar sus excedentes y negada la indemnización de los bienes de consumo que tanto se necesitan, los aldeanos respondieron de manera predecible: los destacamentos de alimentos, cuando no se encontraban con resistencia abierta, fueron obstaculizados por las tácticas evasivas a las que se aplicó cada onza de ingenio campesino . En 1920, una autoridad competente estimó que más de un tercio de la cosecha total fue ocultada con éxito de los equipos de recoleccion del gobierno.(43)

Los makhnovistas existieron en un momento especial en la historia. A medida que los campesinos se apoderaban de la tierra, cada familia conseguia su propia parcela, el deseo de ser libre de cualquier interferencia externa florecia. El campesinado estaba atrapado entre un comprensible resentimiento con la requisa bolchevique y su mayor temor al dominio blanco. Makhno construyó su ejército sobre este fundamento.

Un impermeable que gotea (44)

Es evidente que las condiciones no estaban maduras para el socialismo igualitario, y mucho menos la apatridia del comunismo. Pero los anarquistas ignoran las dificultades objetivas que enfrenta la revolución y proponen a Makhno como la alternativa válida. Para hacerlo, los anarquistas han construido una versión idealizada de las “comunas libres” de Makhno.(45)

Los makhnovistas hicieron dos intentos de organización de la producción a lo largo de líneas anarquistas. Ambos se centraron en su base de operaciones, Guliai-Pole. La primera, en febrero de 1918, duró tres semanas antes que la invasión austro-alemana la destruyera.(46) Sabemos poco de este experimento. Las propias memorias de Makhno apenas tocan en la organización política y económica de las comunas. En cambio, se pasa la mayor parte del tiempo a discutir los acuerdos de la alimentación. Makhno ignora todas las cuestiones clave para describir el funcionamiento de una sociedad. Darch escribe:

No hay nada sobre las relaciones sociales de producción, la división del trabajo, la selección de los cultivos, el proceso de trabajo, la comercialización, la distribución de los excedentes; simplemente trescientos anarquistas y campesinos indiferenciados en un comedor comunal, tomando un día libre cada vez que les diera la gana. Y estas pocas semanas en primavera servian como base para un revolucion social. (47)

El mito de Nestor (Parte 1)
Simón Karétnik, Néstor Majnó y Fedir Shchuss

El segundo intento de Makhno en el establecimiento de comunas vino con el fin de la Primera Guerra Mundial a finales de 1918 y la retirada de las potencias centrales. A principios de 1919, Makhno y sus seguidores tenían más comunas en marcha y funcionando. Estas duraron hasta junio, cuando se vinieron abajo durante las batallas entre el Ejército Rojo y los makhnovistas. Arshinov los describe como:

Comunas obreras reales de campesinos que encontraban allí … todo el apoyo moral y material que necesitaban. Los principios de la fraternidad y la igualdad permearon las comunas. Todos, hombres, mujeres y niños trabajaron de acuerdo con sus capacidades. La organización del trabajo fue asignada a uno o dos compañeros que, después de terminarla, tomaron las tareas pendientes junto con los otros miembros de la comuna. (48)

Esto suena bastante bien. Pero Arshinov reconoce que hubo pocas comunas (él describe cuatro) “e incluyeron sólo una minoría de la población, especialmente a los que no tenian tierras de cultivo bien establecidas.”

Con la reforma agraria masiva de la revolución, la mayoría de los campesinos ahora tenían acceso a su propia tierra. No había casi ningún interés en unirse comunas anarquistas. El campesinado tenía poco en su experiencia vivida que los llevara a buscar tal cambio radical. (49) De hecho, a lo sumo, unos pocos miles en una población de varios millones estaban involucrados en las comunas -o menos del 0,1% de los habitantes de la zona sobre la que los makhnovistas afirmaron influencia. Estos experimentos no hicieron ningún intento de abordar los problemas de la producción moderna y por lo tanto no pueden razonablemente servir de modelo para la sociedad. Esto se vuelve más claro cuando se examina la actitud de los makhnovistas hacia los trabajadores.

A pesar del envío de un centenar de vagones de trigo a Moscú que él capturó de los blancos, Makhno en general tenía una actitud desconfiada hacia las ciudades, que califica como “un veneno.” (50) Su visión de las relaciones obreras y campesinas se basaba en el trueque entre los dos. Pero la humanidad no puede construir un sistema viable de la producción sobre la posibilidad que los campesinos tengan un excedente que estén dispuestos a negociar. (51)

Cuando ocuparon las ciudades, los makhnovistas declaraban nulas todas las leyes y las estructuras del Estado. En medio de una guerra civil, vaciaron todas las prisiones y cárceles. Luego repartian todo el dinero y alimentos hasta que se iban. (52) Ellos destruyeron las estructuras económicas y políticas existentes y luego negaban su responsabilidad en las consecuencias. No había ningún pensamiento de racionamiento de los recursos porque no había consideración de los problemas de la producción más allá de la agricultura familiar a pequeña escala.

Cuando los trabajadores de ferrocarriles y telégrafos locales que no habían cobrado por meses pedieron ayuda, Makhno les dijo: “Nosotros no somos como los bolcheviques que los alimentan, no necesitamos los ferrocarriles; si ustedes necesitan el dinero, tomen el pan de los que necesitan sus ferrocarriles y telégrafos.” (53) En realidad, los makhnovistas necesitaban los ferrocarriles. Pero Makhno declaró a su ejército exento de los cánones ferroviarios. En el contexto de la guerra civil y la hambruna masiva, la suya era menos una llamada por el poder obrero y más una receta para el hambre. (54)

Makhno emitió una moneda que llevaba el texto: “Siéntase libre para forjarla (crearla/emitirla)” También declaró válidas todas las monedas, incluyendo las de los gobiernos difuntos. Si bien esto puede parecer simplemente travesuras al estilo Abbie Hoffman, la inflación masiva que siguió fue devastadora para los trabajadores. A diferencia de los campesinos que cultivaban sus propios alimentos, los trabajadores eran dependientes de un salario para comer y necesitan desesperadamente controles de precios.(55) Pero no podían mirar a Makhno en busca de ayuda, quien más tarde dijo a los trabajadores de Briansk, “Debido a que los trabajadores no quieren apoyar el movimiento de Makhno y demandan un pago para las reparaciones del coche blindado, voy a tomar este coche blindado de forma gratuita y no pagare nada” (56)

León Trotsky, jefe del Ejército Rojo, escribió acerca de un incidente similar:

Desde que los makhnovistas están asentados sobre ramal en el ferrocarril de Mariupol, se niegan a permitir que el carbón y cereales salgan excepto a cambio de otros suministros. A esto han llegado, al mismo tiempo que rechazan el “poder estatal” creado por los obreros y campesinos de todo el país, los dirigentes makhnovistas ha organizado su propio pequeño poder semi-pirata, que se atreve a cerrar el camino para el poder de los Soviets de Ucrania y toda Rusia. En lugar de una economía del país organizada adecuadamente de acuerdo con un plan general y en lugar de una distribución cooperativa, socialista y uniforme de todos los productos necesarios, los makhnovistas están tratando de establecer su dominio por las pandillas y bandas: el que ha agarrado algo es su legítimo propietario, y puede luego cambiarlo por lo que él no tiene. No se trata de intercambio de productos, es robo de mercaderias. (57)

En este documento de 1919, los makhnovistas parecen casi voluntariamente ignorantes de la devastación que enfrenta Rusia después de la revolución:

[El suministro] era una cuestión particularmente fácil de resolver al comienzo de la revolución, cuando la vida no estaba en completo desorden y cuando la comida estaba disponible en todas partes de la oferta más o menos adecuada.(58)

La realidad fue muy diferente. En octubre de 1917, Petrogrado tenia menos de cuatro días de comida. (59) A pesar de que los campesinos tenían acceso a los alimentos, las ciudades estaban muriendo de hambre y la economía devastada por la guerra estaba en ruinas. La solución Makhnovista era inviable: anarquía descentralizada para saltar por encima de los problemas reales de producción. En realidad, la autonomía local significaría no tener un plan coordinado y centralizado para la producción de la guerra y la defensa. Si se aplica a gran escala, el enfoque Makhnovista habría llevado a una victoria blanca rápida con una inversión inmediata de todas las ganancias del campesinado.

Para acceder a la segunda parte hace click ACA

Notas

(1) Marcel Liebman, “Leninismo bajo Lenin” (Londres: Merlin Press, 1975); Alexander Rabinowitch, “Los bolcheviques llegar al poder” (1976; reimpresion Chicago: Haymarket Books, 2004); SA Smith, “Petrogrado Rojo: Revolución en las fábricas, 1917-1918” (Cambridge University Press, 1983); Moshe Lewin, “La creacion del sistema soviético” (Nueva York: Pantheon Books, 1985); Stephen Cohen, “Repensando la experiencia soviética” (Oxford University Press, 1985); Diane Koenker, William Rosenberg, y Ronald Grigor Suny, eds, “Partido, Estado y Sociedad en la guerra civil rusa.” (Bloomington: Indiana University Press, 1989). Más recientemente, Kevin Murphy traza las batallas en las plantas de produccion contra el estalinismo ( “Revolución y Contrarrevolución: Lucha de clases en una fabrica siderurgica de Moscu” [ Oxford: Berghahn Books, 2005 ] ). Para una buena introducción breve sobre el estado de la historiografía soviética, véase Murphy, 1-7. Agradezco a Annie Levin por comentarios y sugerencias sobre varios borradores de este artículo.

(2) Se necesita una breve nota sobre la transliteración aquí. Obviamente, los nombres propios en Ucrania y Rusia no se expresan de forma nativa en el alfabeto romano. Hay muchos sistemas competentes de transcripción. Por ejemplo, la base de operaciones de Makhno se puede traducir por lo menos de las siguientes maneras: Gulai-Poyle, Guliai-Pole, Guliai-Pole, Huliai-Pole, o Hulyai-Poyle. Para reducir la confusión y mejorar la legibilidad, he tratado de normalizar la ortografía de las palabras en todo, incluso en las citas, sin previo aviso. También, desde la independencia de Ucrania se ha reducido el artículo “el” antes de su nombre, pero las referencias que aquí estan conservan el artículo.

(3) Peter Arshinov, “Historia del Movimiento makhnovista, 1918-1921” (1922; reimpresión Londres: Freedom Press, 1987), 259. Smith traza la incapacidad de los anarquistas en las ciudades para conectar con la clase obrera (142-56). Debido a que presionaron por la descentralización en la cara de un colapso económico, sus propuestas fueron votados en contra y su influencia era minúscula. Una propuesta planteada por Voline (antes de unirse a Makhno en Ucrania) obtuvo sólo 8 votos, mientras que los bolcheviques consiguieron 290 para una contrapropuesta (Smith, 144). Todo el libro de Smith describe el proceso por el cual los bolcheviques ganaron la lealtad de la gran mayoría de la clase obrera durante 1917.

(4) “Apéndice 4.6: ¿Por qué el movimiento makhnovista muestra que hay una alternativa al bolchevismo?”, “Un FAQ anarquista” (actualmente ubicada aqui). Para obtener más información libertaria sobre Makhno, consulte aqui.

(5) Peter Arshinov,51. La mayoría de las fuentes coinciden en 1889, pero Alexander Skirda pone en 1888 (“Nestor Makhno: anarquista cosaco: La lucha por soviets libres en Ucrania, 1918-1921” [ 1982; reimpresion con nuevo epílogo, Oakland: AK Press, 2004 ], 17).

(6) Michael Malet, “Nestor Makhno en la Guerra Civil Rusa” (Londres: Macmillan Press, 1982), xxi.

(7) Skirda, 28.

(8) Era un título que los campesinos dieron a los líderes. Hay un cierto desacuerdo en la literatura acerca de si Batko debe traducirse como “Padre” o “Padrecito”.

(9) Muchas de las acusaciones de antisemitismo aparecieron después que Makhno se exiliara, y al parecer todas sin mérito. A lo largo de la existencia de su ejército, Makhno fue militante en oposición a la búsqueda de chivos expiatorios en los Judios.

(10) En esta sección se pretende mostrar que Skirda escribe con ironía no intencional: ” Sabemos que una mentira piadosa repitida a veces puede alcanzar la posición de una verdad a medias en algunas mentes” (4)

(11) Voline, “La Revolución Desconocida” (1947; reimpreso con nueva traducción y más material, Detroit:Black and Red, 1974). Otras obras con una perspectiva libertaria reconocida como Paul Avrich, “Los Anarquistas rusos” (Princeton University Press, 1967 [ Reimpreso, Oakland: AK Press, 2005 ] ); Michael Malet, “Nestor Makhno en la Guerra Civil Rusa” (Londres: Macmillan Press, 1982), que está fuera de impresión. El libro de Michael Palij sufre al tratar superponer la política nacionalista de Ucrania con en el movimiento makhnovista ( “El anarquismo de Nestor Makhno”, 1918-1921 [ Seattle: Universidad de Washington Press, 1976 ] ). Aunque el análisis es útil y la historia que asoma a través, las contorsiones nacionalistas reducen la utilidad de la mayor parte del texto. Para una revisión completa de Skirda y Malet, véase Colin Darch, “El mito de Néstor Makhno”, Economía y Sociedad 14, no. 4 (1985), 524-36. Agradezco a James Fiorentino para ayudarme a encontrar algunas de las obras más raras.

(12) Para una revisión ampliada de la histoiografia Makhnovista, véase Colin Darch, “El Makhnovschina, 1917-1921: La ideología, el nacionalismo e Insurgencia a principios del siglo XX en Ucrania” (tesis de doctorado de la Universidad de Bradford, 1994), 22-60 . La tesis completa está disponibles aqui (otra version aqui )

Agradezco al Dr. Darch por hacer tanto su disertación completa como su artículo de revista disponibles para mí.

(13) Colin Darch, “Makhnovschina”, 526.

(14) “¿Por qué el movimiento makhnovista muestra que hay una alternativa al bolchevismo?”, se encuentra aqui

(15) Números de página para Skirda enumerados por orden de aparición en el párrafo 251; 32; 2; 78; 64; 298; 32; 301; 134; 134; 249; 247; 251; 64; 260; 64. Muchas de sus descripciones se leen como la que hacen los estalinistas de Lenin. En cierto modo, Skirda se limita a recoger los ecos de los makhnovistas: “¿Por qué nos llamamos a nosotros mismos makhnovistas? Debido a que en los días más oscuros de la reacción en Ucrania vimos entre nosotros en las buenas y en las malas, a nuestro amigo y guía Makhno cuya voz se ha pronunciado en contra de toda opresión a los trabajadores en toda Ucrania, incitando la lucha contra todos los opresores y todos los merodeadores y embaucadores políticos que nos han extraviado.” Cita en Skirda, 383. Esto exagera la necesidad de la participación de Makhno. Como señala Darch, “Makhno fue el más elocuente y el más exitoso de los líderes insurgentes campesinos -Grigorev, Ángel, Zeleny, Struk, Antonov y crucialmente él sobrevivió para contar su historia. Si un gendarme lo hubiese asesinado en 1906, o si se hubiera permanecido en Moscú en 1917, los campesinos de Ucrania se habrían resistido igualmente a los blancos y a los bolcheviques sin él” (“Makhnovschina”, 68).

(16) Skirda, 50-52.

(17) Peter Arshinov, 54-55. Darch discute esta ausencia y la descripción de Makhno (“Makhnovschina”, 187-217).

(18) Skirda, 69.

(19) John Rees, “En defensa de octubre”, Socialismo Internacional 2, no. 51 (1991), 15.

(20) W. Bruce Lincoln, “Victoria Roja: Una historia de la Guerra Civil Rusa: 1918-1921” (1989; reimpresion Cambridge, Mass .: Da Capo Press, 1999), 85-86. Al menos Makhno no habría tenido ilusiones en Kornilov. Dada la oportunidad, probablemente le habría metido una bala en la cabeza al general. Skirda también celebra el levantamiento de la Legión Checa que abrió las puertas a años de guerra civil, 72. Tomando una posición extraña para un anarquista, Skirda piensa que la disolución de la Asamblea Constituyente fue injustificada, 156. También sostiene que los Rojos eran peores que la los Blancos, 169.

(21) Una paráfrasis común de la famosa frase de Marx: “Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentran directamente, que existen y les han sido legadas por el pasado” Karl Marx, “El 18º Brumario de Luis Bonaparte “, 1852, aqui

(22) Para una mayor discusión sobre este punto, véase Tony Cliff, “Lenin: La Revolución Sitiada” (Londres: Bookmarks, 1987), 207-83.

(23) Véase David Foglesong, “Guerra secreta de Estados Unidos contra el bolchevismo: la intervención estadounidense en la guerra civil rusa, 1917-1920” (Chapel Hill: University of North Carolina Press, 1995).

(24) Tony Cliff, “Trotsky: La Espada de la Revolución” (Londres: Marcadores, 1990), de 58 años.

(25) Lincoln, 73.

(26) Cliff, Trotsky, 58.

(27) León Trotsky, Mi Vida, “La defensa de Petrogrado”, Capítulo 35, aqui

(28) Ibid., 64-68.

(29) Citado en Rees,31.

(30) Lincoln, 317-23. Incidentalmente, a pesar de este registro, Skirda persiste en ver a los blancos como el mal menor, con simpatía describe a Denikin como alguien “también de muy modestos orígenes” (70), y afirmando que “récord siniestro de los blancos había sido vencido totalmente ( por los Rojos)!” 169.

(31) liff, “Lenin”, 90.

(32) Ibid., 84-86.

(33) Smith, 243. En las fábricas de metal de la provincia de Petrogrado que empleaban a más de 100 trabajadores, la plantilla total cayó de 197.686 a 57.995 entre enero y abril 1918.

(34) E.H. Carr, “La Revolución Bolchevique 2”, 1917-1923 (London: Penguin Books, 1972), 198.

(35) Cliff, “Lenin”, 84-86.

(36) Smith, 243

(37) Victor Serge, “Año Uno de la Revolución Rusa”, trad. Peter Sedgwick (1930, reimpresión de Londres: Pluto Press, Favoritos, 1992), 351.

(38) Cliff, “Lenin”, 84.

(39) Rees, 56

(40) Ibid., 45.

(41) Para más información sobre el comunismo de guerra, ver Cliff, “Lenin”, 83-97.

(42) Citado en Rees, 44.

(43) Paul Avrich, Kronstadt, 1921 (New York: W.W. Norton & Company, 1970), 9–10.

(44) Discutiendo sobre la Guerra Civil Española, Trotsky escribio que la práctica y la teoría anarquista son como “impermeables que tienen fugas sólo cuando llueve, es decir, en circunstancias “excepcionales”, pero durante el tiempo seco se mantienen impermeable con éxito.” León Trotsky, “La Revolución Española, 1931-1939” (Nueva York: Pathfinder Press, 1973), 327.

(45) Por ejemplo, “Un FAQ anarquista”, escribe: “La ‘comuna libre’ era una asociación voluntaria de los trabajadores rurales, que se hizo cargo de una finca expropiada y manejó la tierra en común. La comuna fue gestionada por una asamblea general de todos sus miembros y se basa en la libertad, la igualdad y la solidaridad de sus miembros…Al igual que sus ideas políticas, sus ideas económicas fueron diseñados para asegurar la libertad de los trabajadores y el fin de la jerarquía en todos los aspectos de la sociedad. En resumen, el Makhnovista tenían (sic) ideas sociales constructivas que tenían como objetivo garantizar la emancipación económica y política total de los trabajadores”

Actualmente en aqui

(46) Colin Darch “El mito de Nestor Makhno”, 527

(47) Ibid., 528

(48) Peter Arshinov, 87.

(49) Había una tradición de la toma de decisiones a nivel comunitario y la responsabilidad. Estas comunas (MIR) se formaron a partir de varias familias que vivian en la misma zona. Ellos tomaban las decisiones por las que todo el grupo era responsable y que pagaban los impuestos de forma conjunta al zar. Sin embargo, hubo poca producción socializada. Todos trabajaban sus propias parcelas separadas de la tierra, incluso si planearon conjuntamente la división de esa tierra. Los makhnovistas eran cuidadosos en distinguir entre estos y sus “comunas libres de trabajo”. Darch describe esta dinámica (“Makhnovschina”, 114-51).

(50) El trigo es descrito por Skirda, 88, y el veneno por Avrich, 219.

(51) De hecho, los campesinos con más probabilidades de tener un superávit fueron los kulaks, campesinos ricos que empleaban a otros para labrar la tierra. En la práctica, su enfoque beneficiaría a los ricos (Darch, “El Mito de Nestor Makhno”, 530). Incluso más tarde, cuando la política bolchevique produjo una gran nivelación del campesinado (aunque algunos kulaks permanecieron), bajo el enfoque de Makhno, los kulaks hubieran fácilmente resucitado. En la práctica, Makhno tendía hacia la conciliación con los kulaks, restando importancia a las tensiones de clase con el campesinado, para frustración de los bolcheviques. Al describir su enfoque de clase, David Footman cita el Congreso Guliai-Pole: “los medios de nuestro nuevo orden agrícola deben concebirse por la decisión y la iniciativa del campesinado libre y natural en su conjunto” (“Guerra civil en Rusia” [ Londres: Faber and Faber, 1961 ], 277). Trotsky y Lenin ambos también comentan sobre esto en varios artículos sobre Makhno. Darch señala: “No hay pruebas concluyentes que los miembros del movimiento consistíeran principalmente en campesinos pobres. Hay motivos para pensar que el principal motivo detrás de los makhnovistas fue el desarrollado sentido de la propiedad entre la población rural ucraniano. Si este es el caso, entonces la carga Soviética sobre un movimiento de kulaks podría ser en parte justificada.”(” Makhnovschina”, 46)

(52) Colin Darch, “El Mito de Nestor Makhno”, 531

(53) Cita a A. Kramer, el articulo en internet aqui

(54) Malet reproduce la orden de Makhno, 123. Skirda reproduce un artículo relacionado del periodico Makhnovinista, 156.

(55) Footman, 279.

(56) Kramer y Skirda (156–57) describen el mismo incidente.

(57) Leon Trotsky, Como se armó la Revolucion, Vol 2, 1919, 98 aqui

(58) “Proyecto/borrador de declaración del Ejército Revolucionario Insurgente de Ucrania (makhnovista) adoptó el 20 de octubre de 1919 en un período de sesiones del Soviet Militar Revolucionario”, reproducido en Skirda, 373.

(59) Smith, 86

No comments yet.

Leave a Comment