Facebook Twitter RSS Reset

El mejor del mundo, el alma del tridente MSN

El mejor del mundo, el alma del tridente MSN

Luis Suárez, el alma del tridente.

El uruguayo, que además de marcar goles trabaja por el equipo, atraviesa su mejor época desde que llegó a Barcelona.

En el Barcelona andan encantados con Luis Suárez, un delantero descomunal que es el máximo realizador de la Liga BBVA (15 tantos, solo uno de penalti) y que despidió 2015 con tantos goles como Leo Messi (48). Es, a todos los efectos, el «9» más en forma del momento y justifica con creces la millonada que se pagó en su día por él (81), un jugador que anima al tridente y que hoy fija su mirada en Pau, joven portero de un Español al que se le presenta una dura jornada de trabajo en el primer encuentro de 2016. Para empezar el año, un derbi catalán muy desigual, pero que siempre tiene algo de picante cuando se disputa en escenario blanquiazul. Es el primer capítulo de la trilogía, pues ambos conjuntos se miden también en octavos de final de la Copa del Rey.

Del uruguayo, atormentado en sus primeros meses como azulgrana porque pesaba sobre él un severo castigo después del mordisco mundialístico a Chiellini, solo hay buenas palabras, muy querido en el vestuario y básico para que se respire aire puro y Messi esté feliz. A fin de cuentas, el argentino es quien marca el estado del Barcelona y ha encontrado en Luis Suárez, como con Neymar, a un magnífico compañero que también es amigo. Nunca un «9» había congeniado tan bien con Messi y eso que han pasado unos cuantos por el Camp Nou, en su mayoría derrotados por el poder del canterano. Suárez, que llegó con la lección muy bien aprendida, repite cada tarde la misma cantinela. «Nos lo pasamos muy bien los tres. Somos jugadores que nos entendemos y que solo pensamos por el bien del equipo. Dejamos de lado nuestras actitudes personales y solo pensamos en el equipo. Además también sabemos que Leo es el mejor y lo que tenemos que hacer no es competir contra él, sino ayudarlo y ayudar también al equipo». Una reflexión de manual.

El caso es que Suárez completó un 2015 fantástico asumiendo un rol decisivo en los partidos de pata negra. Marcó en tres de las cuatro finales que ganó el Barcelona (Champions, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes) y ha mejorado las brutales cifras que registró en el Ajax (43 tantos en 2009) y en el Liverpool (43 en 2013). Además, ha repartido 22 asistencias, un delantero solidario que tiene a Luis Enrique enamorado. «Lo que nos da Luis es impagable e innegociable. Y si además marca, ‘chapeau’. Pero aunque no marque es insustituible», afirma el asturiano, que lo definió hace unos días con una sencillez aplastante. «Un asesino del área, un ‘killer’, un delantero capaz de acabar una jugada que parece que no tiene fin. Es el primero en presionar y en ayudar y el que más motiva a los demás a hacer lo mismo».

En estos tiempos de estadísticas y comparaciones recurrentes, el debate está en la calle. ¿Es este el mejor tridente de la historia? Messi, camino de su quinto Balón de Oro, da lustre a una delantera que tiene garantizado el futuro con el talento de Neymar. Y, ahora, hay un delantero que lo marca casi todo. Le costó activar el contador, se especuló con su sobrepeso y un puñado de cámaras lo siguen para ver si hay alguna conducta inapropiada que lo devuelva al pasado más turbio. De momento, y salvo alguna mancha, Luis Suárez es noticia solo por el gol. Su trabajo.

No comments yet.

Leave a Comment