Facebook Twitter RSS Reset

El legado de Chávez: Un desfase cultural

El legado de Chávez: Un desfase cultural

Es muy exótico e inspirador conseguir un territorio natural virgen y explorar sus intactas bellezas… No es el caso de un país como Venezuela, que más bien está atrasado, no tanto en tecnología (aunque sí), sino es otra cosa, llamemoslo el siglo XXI, “el momento del mundo”, la modernidad, lo que quieras, el panorama es desolador…

La Venezuela de 2015 es un hormiguero de bachaqueros, buhoneros, vendedores, jardineros de suelos infértiles, guisadores, enchufados, redes de corrupción, narcotráfico y el paraíso del mercado negro… ¿Dónde cabe la creatividad y la productividad en un país como Venezuela 2015?

Puede haber intentos románticos y honestos de explicar el cambalache, pero si tienes con qué mantenerte, mientras tanto, la mayoría de los venezolanos están sobreviviendo…

Sobrevivir significa establecer necesidades básicas. En un mundo de sobrevivientes hay zombies. Es la zombificación de la realidad. Y en eso se va el tiempo…

Y no estoy exagerando, las mentes más lúcidas de Venezuela (muchas) gastan su inteligencia y lucidez en solo decir lo obvio… Son grandes “obvistas” enfrentando a una nomenclatura indiferente y cínica… Cínica hasta el extremo de la maldad.

La belleza siempre se encuentra… ¿Pero el pensamiento y la conclusión? Las universidades venezolanas no investigan, simplemente aprueban pensus, muchos de los cuales están desactualizados… Los profesionales venezolanos, sino están afuera, están en un desierto de desactualización… Las empresas privadas están siendo perseguidas y destruidas.

La independencia intelectual, creativa y económica es perseguida por estado venezolano, como política de estado…

¿Puede existir filosofía es un país sobreviviente?

¿Democracia?

Una de las grandes mentiras del chavismo ha sido el hacer creer que la democracia es sólo votar. La democracia es votar, pero también, y sobre todo, es la separación de poderes. Esa es la república. La democracia es instituciones que responden a las necesidades de los ciudadanos, es el mecanismo que donde confluyen el poder y los ciudadanos para resolver problemas intrínsecos de la sociedad.

Nada de eso pasa en El Hato Venezuela. Nada.

Tenemos 90% de impunidad en crímenes y asesinatos, se sabe, dicho por un ex ministro del chavismo, que se robaron 20.000 millones de dólares en empresas de maletín y nadie ha ido preso, venezolanos han sido asesinados por protestar y ni siquiera se han abierto los juicios correspondientes… La gente sigue haciendo cola, y muriendo por falta de insumos médicos, y nadie, absolutamente nadie de la nomenclatura chavista da un pito por la carencia de un país.

Eso no es democracia, es demagogia, corrupción y el comportamiento normal de un pequeño grupo de psicópatas, borrachos de poder que tienen secuestrada a El Hato Venezuela.

Ya sabemos que el legado de Chávez está en Ginebra y en Venezuela ninguna institución mueve un dedo para hacer justicia, simplemente porque en Venezuela no hay democracia.

El discurso político

El desfase temporal en el discurso político es aún peor…

Fijense en esta campaña/estrategia de las últimas campañas de Chávez

El legado de Chávez: Un desfase cultural

¿Qué coño significa eso?

Es una relación absolutamente disfuncional entre “un lider” y la gente…

La política en venezuela es un concurso de belleza, es un concurso de popularidad, es ver quién es el más sambo, el más sifrino, el más marico y otras estupideces…

El discurso político venezolano está lejos de discutir propuestas, todo se reduce a un concurso de popularidad, belleza y quién “acumula” a quienes más votan…

Es una estrategia política diseñada para descerebrados

Es tan triste, que el chavismo sólo ha sabido atacar a su opositor como un gay, ¡gay!, una discusión ya superada en varios países, pero que en Venezuela es un insulto político, todavía…

Conclusión

Venezuela es una finca fracasada, nada ha cambiado desde la colonia. Un montón de buitres se comen las sobras mientras otro poco de gente sobrevive, como siempre…

La clase media, que se fue, y la que se quedó, sólo observa “el escalofrío estético catártico que produce la contemplación de un tragedia y, en la perspectiva del futuro, el genocidio tecnocrático o la esperanza de una catástrofe planetaria que permita comenzar de nuevo algún antiguo juego”.

No comments yet.

Leave a Comment