Facebook Twitter RSS Reset

El Imperio más torpe del mundo

El Imperio más torpe del mundo


Por: Dmitry Orlov

06 de octubre de 2015 ” Information Clearing House “-No pude evitar notar que en las últimas semanas el Imperio se ha vuelto extremadamente torpe, tan torpe que merece el título de Imperio más Torpe del Mundo. Se podrá argumentar que ha sido torpe antes, pero los acontecimientos más recientes parecen señalar un salto cualitativo en su nivel de estupidez.

La primera pieza de estupidez extrema surgió cuando el general Lloyd J. Austin III, el jefe del comando Central de Estados Unidos, dijo a un panel del Senado que sólo un número muy pequeño de combatientes sirios entrenados por los Estados Unidos se mantiene en la lucha — tal vez tan sólo cinco. La factura por formarlos y equiparlos fue de $ 500 millones. Es decir, $ 100 millones por combatiente, pero eso está bien, porque todo está bien mientras los contratistas militares sean pagados. Las cosas resultaron incluso m’as torpes cuando, más tarde, se supo que esos pocos combatientes lograron ser secuestrados por ISIS/al Qaeda en Siria (como sea que actualmente se llamen a ellos mismos) y les quitaran sus vehículos y sus armas.

El Imperio más torpe del mundo

El anterior papel del general Austin fue como el General Casey en la película de Tim Burton ataques de Marte! Ese ya era un papel de alguén muy tonto, pero su papel actual es un progreso definitivo en su carrera, tanto en rango como en nivel de estupidez.

El siguiente momento torpe llegó con la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, donde Obama, que habló 30 minutos en vez de los 15 asignados (¿ Es que el Sr. Presidente Tonto no sabe leer un reloj?) logró usar todo ese tiempo para decir nada que tuviera sentido para alguien.

Pero el discurso de Putin expuso la estupidez del imperio donde todos pudieran verla, cuando regañó a los Estados Unidos por hacer del Medio Oriente, con sus intervenciones exageradas, un caos sangriento. La cita tantas veces repetida es “¿Se dan cuenta de lo que han hecho?” pero eso no es cierto. En ruso «Вы хоть понимаете теперь, чего вы натворили?» se traduce más exactamente como “¿Como es que aún no entiendan el desastre que han hecho?”

Las palabras cuentan: no se le habla así a la superpotencia ante la Asamblea de los líderes del mundo; pero si es así cómo se regaña a un niño caprichoso y estúpido. Ante los ojos del mundo entero, Putin hizo aparecer al Imperio como algo torpe.

Luego Rusia anunció el inicio de su campaña de bombardeos contra todo tipo de terroristas en Siria (y tal de vez Iraq; la solicitud iraquí está en el escritorio de Putin). Lo notable acerca de esa campaña de bombardeo es que sea enteramente legal. El gobierno, elegido y legítimo, de Siria pidió ayuda a Rusia; la campaña fue aprobada por la legislatura rusa. Pero en cambio, la campaña de bombardeos que Estados Unidos lleva a cabo en Siria es totalmente ilegal. Hay sólo dos maneras legales para bombardear en el territorio de otro país: 1. una invitación del gobierno de ese país y 2. una resolución del Consejo de seguridad de las Naciones Unidas. Estados Unidos no ha obtenido ninguna de las dos.

El Imperio más torpe del mundo

¿Por qué es eso importante? Porque las Naciones Unidas, con su Consejo de Seguridad, fue instituida para evitar la guerra, al hacer difícil para las naciones enfrentarse militarmente sin sufrir repercusiones económicas y políticas internacionales. Después de la segunda guerra mundial se piensa que las guerras son algo malo y que se debe hacer algo para evitarlas. Pero Estados Unidos siente que la legalidad es algo innecesario. Cuando un corresponsal ruso (Gayane Chichakyan de RT) preguntó al Secretario de Prensa de la Casa Blanca bajo qué autoridad legal Estados Unidos fue a bombardear en Siria, este primero pretendió no entender la pregunta y luego balbuceó algo incoherente, que lo hizo parecer un poco tonto. Es que, vea usted, a los Estados Unidos le gusta pelear guerras (o más bien, a sus contratistas militares les gustan las guerras, porque es así como hacen dinero, y ellos son dueños de un pedazo grande del gobierno estadounidense). Pero como Estados Unidos no puede ganar ninguna guerra, eso convierte todo su esfuerzo de guerra un modo torpe de asesinar.

A pesar de la obstinación americana, las Naciones Unidas, de hecho, han logrado prevenir guerras. Hace poco impidieron a Estados Unidos montar un “ataque limitado contra el régimen de Assad ante su descarado uso de armas químicas” (o así lo dijo Obama durante su pasado discurso en la ONU). Eso fue secundado por una hábil iniciativa de la diplomacia rusa, en el curso de la cual Siria entregó voluntariamente su arsenal de armas químicas. Sin inmutarse por la diplomacia, Estados Unidos envió un par de sus misiles de crucero en la dirección general de Siria, pero que los rusos rápidamente borraron del cielo, lo que provocó un importante replanteamiento en el Pentágono y, por supuesto, hizo aparecer a los Estados Unidos un poco torpes.

¿Pero una vez que se ha hecho un tonto de si mismo, por qué parar? De hecho, Obama no muestra ninguna intención de parar. Casi toda la audiencia en la Asamblea General de las Naciones Unidas sabía que ese tal ataque químico del gobierno sirio sobre su población nunca sucedió. Los productos químicos fueron proporcionados por los saudíes y fueron utilizados por los rebeldes sirios sobre ellos mismos. Mentir, cuando todo el mundo sabe que se miente y sabe que se esta consciente de que es mentira: ¿Es qué será posible ser más tonto?

OK, ¿que tal eso de la continua cháchara sobre “libertad y democracia”, en el Medio Oriente, después de sumir toda la región en el caos con intervenciones dignas de alguien con muerte cerebral? La única voz de la razón en los Estados Unidos parece ser la de Donald Trump, quien recientemente declaró que el Medio Oriente era más estable bajo Saddam Hussein, Moammar Khaddafi y Bashar al Assad. De hecho así fue. El hecho de que el único político que no sea un tonto en los Estados Unidos sea Trump – esa interesada bolsa de dinero- establece una barra de estupidez más bien alta para el país en su conjunto.

El Imperio más torpe del mundo

Balbucear sobre “libertad y democracia” en el Medio Oriente también es tonto, porque toda la región es tribal — ha sido tribal durante miles de años y será tribal por unos cuantos miles más. En cada localidad, alguna tribu se coloca en la parte superior. Si la idea es esculpir unidades territoriales soberanas (ninguna de ellas calificaría como nación, porque cada una seguirá siendo plurinacional) cada unidad territorial terminará siendo gobernada por alguna tribu y siempre habrá quienes se quejen. Si se comete el error de explotar la murmuración para buscar un “cambio de régimen”, todo el lugar, invariablemente, perecerá quemado.

Un ejemplo de esto es Israel: tiene la tribu más fuerte ahora — los judíos – que pueden disparar o bombardear a todos con impunidad. Eso es considerado “democrático” porque los judíos pueden votar, lo que es muy bueno sólo para los judíos. Los alauitas en Siria también votan – y votan por Bashar al Assad – así que ¿por qué no es eso suficiente? Pues por la hipocresía y doble rasero de los americanos.

El Imperio más torpe del mundo

Siguiendo esa misma línea. Arabia Saudita es propiedad de una tribu — la casa de Saud y todos los demás no tienen derechos allí. Irak solía ser dirigida por los sunitas de la tribu de Saddam, pero los americanos los atacaron y ahora lo que queda es gobernado por los chiítas del sur del país, mientras que los sunitas huyeron y se unieron a ISIS. Todo esto puede parecer algo muy simple, pero no para los estadounidenses, porque es contrario a su ideología, que dicta que el mundo sea re-hecho a la imagen de los Estados Unidos. Y es así como seguirán tratando de hacerlo (o pretendiendo tratar, porque el resultado no importa siempre y cuando se pague a sus contratistas militares) y no parece importarles que eso les haga parecer muy torpes.

Por eso el patrón típico de su comportamiento es el siguiente: Estados Unidos bombardea a un país y lo hace añicos, monta una invasión terrestre, establece un régimen títere y, puntualmente o no tan puntualmente, se va. El régimen títere se derrumba y luego viene, bien sea un caos ingobernable o alguna nueva, y particularmente ruda forma de dictadura, o un poco de cada cosa: un Estado fallido, como Libia, Yemen y parte de Afganistán, Iraq y ahora Siria. No importa mucho el resultado (mientras los contratistas militares sean pagados) porque el lema de los Estados Unidos pareciera “parecer torpe y adelante.” ” Destruir un país, y estar listos para la próxima campaña de bombardeo.

El Imperio más torpe del mundo

Pero es aquí cuando todo se convierte en mega torpe: en Siria ni siquiera pueden lograr eso. Los estadounidenses han bombardeado a ISIS durante un año; mientras tanto, el ISIS se fortaleció y ocupó más territorio. Pero sin lograr derrocar a Assad; en cambio, los chicos de ISIS andan ocupados corcoveando alrededor por el desierto con trapos negros en la cabeza y zapatos de tennis blancos, tomándose auto-fotos, volando sitios arqueológicos, esclavizando mujeres y decapitando a quien no les gusta.

Pero ahora parece que los rusos lograron en cinco días de bombardeos lo que los americanos no pudieron en más de un año y los muchachos de ISIS están corriendo hacía Jordán; otros se quieren ir a Alemania a pedir asilo. Eso ha molestado a los estadounidenses, porque, mire usted, los rusos bombardearon “sus” terroristas, esos que los americanos reclutan, arman, entrenan… y luego bombardean. Lo sé, es tonto, pero cierto. Los rusos no aceptan nada de eso, porque su enfoque es que, si parece un terrorista y grazna como terrorista, entonces es un terrorista, así que lo vamos a bombardear.

Pero es comprensible que ese enfoque sea impopular con los americanos: ellos estaban sigilosamente llenando el lugar de armas y equipos , para luego bombardear cuidadosamente alrededor de los bordes sin volar nada de ese material, y los rusos vienen a entrometerse y hacer explotar todo! Los saudíes están lívidos, porque fueron ellos quienes pagaron gran parte de eso. Además de que los terroristas son sus propios hermanos de religión Takfiri wahabí — aquellos a quienes gusta declarar a las otras variedades musulmanas como infieles, en violación directa de la propia Ley de Sharia. ¿Es que todo eso te recuerda a alguien? ¿Alguien tonto?

Pero no parece que Estados Unidos pueden hacer algo para detener a los rusos o los chinos, que también quieren conseguir un pedazo de ISIS que embalsamar y mostrar, o los iraníes y los combatientes de Hezbollah que están dispuestos a marchar y barrer lo que quede de ISIS, una vez que las misiones con bombas destruyan todo el material de guerra que acumularon. Es así como para los norteamericanos llegó la hora de iniciar una guerra de información acusando a los rusos de causar bajas civiles.

El Imperio más torpe del mundo

Por supuesto, siendo americanos, tienen que hacer esa guerra de información de la manera más torpq posible. En primer lugar, publican sus reclamos por las víctimas civiles antes de que los rusos hayan operado una sola salida. ¡ Uy! Después rellenan los medios de comunicación con fotos falsas de niños heridos, previamente producidas por artistas que son intérpretes o ejecutantes de los cascos blancos que paga George Soros. Y entonces, cuando le piden pruebas, se niegan a proporcionar alguna.

Hasta este punto, todo está bien, pero seamos aún más torpes. Inmediatamente después de vociferar con fuerza contra esos rusos que causan bajas civiles, los americanos vuelan un hospital en Afganistán, que era dirigido por Médicos sin Fronteras, a pesar de haber sido informados de su posición antes y durante el bombardeo. “No se matan civiles de ese modo!” ¿Se puede concebir algo más torpe que eso? Por supuesto que se puede: los Estados Unidos comenzaron a mentir descaradamente, sobre el evento: “Había combatientes talibanes escondidos en ese hospital!” — no, no los había; “Los afganos nos pidieron que bombardeáramos ese hospital!” — no, no lo hicieron. Bombardear ese hospital fue un crimen de guerra real – así lo dice la ONU. ¿Es que con eso ahora los rusos van a escuchar las críticas de criminales de guerra? No seas tonto!

El Imperio más torpe del mundo

Es realmente difícil de predecir, pero ahora cualquier cosa parece posible. Por ejemplo, los Estados Unidos ya no parecen tener una política exterior: la Casa Blanca dice una cosa, el Departamento de Estado dice otra, el Pentágono una tercera, Samantha Power, en la ONU, sigue una política exterior propia usando Twitter y el senador John McCain quiere armar a los rebeldes sirios para que derriben aviones rusos. ¿(Todos los cinco? Oh John, no seas tonto!) Como consecuencia de toda esta confusión, los títeres políticos de Estados Unidos en la Unión Europea comienzan a tener espasmos incontrolables y se salen del guión, porque el nervio central en Washington ya no envía señales claras.

¿Cómo es que va a terminar esto todo? Bueno, visto que ya estamos todos haciendo el tonto, quisiera hacer una humilde sugerencia: Estados Unidos debe bombardear todo lo que hay dentro de la carretera de circunvalación de Washington, además de algunos condados de Virginia. Eso debiera degradar en modo significativo la capacidad del país para ser tan torpe. Y si no funciona, ¿qué? Después de todo, está claro que los resultados no importan. Mientras los contratistas militares sigan recibiendo su pago, todo está bien.

Dmitry Orlov es un Ingeniero ruso-americano y escritor sobre temas relacionados con el “potencial colapso económico, ecológico, decadencia política y colapso de los Estados Unidos,” algo que ha llamado “crisis permanente”.

No comments yet.

Leave a Comment