Facebook Twitter RSS Reset

El hijo de Lázaro Báez aumentó su patrimonio en 1.300%

Con once inmuebles, inversiones en el exterior y una participación social en una empresa de Cristina Kirchner, Martín Báez pasó de $1.3 millones a $29 millones de pesos en cinco años.

Martín Báez siguió los pasos de su padre. En pocos años aumentó sustancialmente su fortuna: de $1.3 millones trepó a $29 millones de pesos. Dueño de empresas, accionista de otras, automóviles, propiedades, inversiones en el exterior y participación social en un hotel de Cristina Kirchner, el joven empresario mostró un crecimiento de más de 1.300% en cinco años.



A los 20 años, el mayor de los hijos varones de Báez fue dado de alta en la AFIP e incursionó en el mundo empresarial: ingresó al directorio de las primeras firmas que constituyó su padre. Desde entonces, expandió su patrimonio fundamentalmente, con inversiones en el exterior y la adquisición de propiedades tanto en Santa Cruz como en Capital Federal.

La información patrimonial de Martín Báez figura en la causa Hotesur, firma de la ex presidenta investigada por lavado de dinero. Tanto él como su padre son investigados en el marco de la ruta del dinero K por lavado de activos desde 2013. Sin embargo, aunque el grupo hoy se declara en crisis financiera, mostraron durante cinco años, un crecimiento patrimonial de más de 1.200%.

El mayor de los hijos varones del empresario K declaró en 2008 ser accionista de 19 empresas: Hyu Kar SA; Estrella del Sur; Valle Mitre SRL (la empresa que administró tres hoteles de los Kirchner), Projet One, Hostería Petrel SA, MYP SA, las petroleras Misahar y Epsur SA, la constructora Loscalzo y Del Curto SRL, La estación SA, Alucom Austral SRL, Austral Agro SA, Valle Hermoso SRL, Austral Desarrollo Inmobiliaria, Don Francisco, la empresa insignia de su padre Austral Construcciones S.A., Fiduciaria Edificio Northville SA, Sur Combustible SA., Capgri SA, Austral Atlántica SA.

Para ese entonces, su patrimonio era de $ 1.308.398. Un buen comienzo, considerando que al inicio de este período contaba con $388.596. Aunque incorporó un millón de pesos a su patrimonio, estuvo por debajo de los bienes de su padre, que superaba los $5,5 millones, tal como informó Clarín.

Ese año tenía la titularidad total de cinco inmuebles: dos en Río Gallegos, dos en Capital Federal y uno en Comodoro Rivadavia.

Durante el 2009 sumó cuatro lotes más a sus inmuebles, uno en Capital Federal y los restantes en El Calafate. Al igual que su padre, el joven empresario declaró mantener deudas con austral Construcciones. Pero no fue un buen año, a comienzos de ese año sus números estaban en negativo ($ -1.308.398,30) según declaró el hijo de Báez, y cerraron en negativo también: $ -1.400.747,41.

Al año siguiente el panorama no fue muy prometedor. Sumando solo un inmueble más (una casa en Río Gallegos), declaró nuevas participaciones sociales en Alternativa S.A (una empresa dedicada al catering) y Acun Leufu. Nuevamente, los números cerraron negativos: $ -1.511.770, 21, muy por el contrario con el patrimonio de su padre que sólo en inmuebles ese mismo período, declaró $10 millones y un patrimonio global de $33 millones.



En 2011 Martín Báez dio el gran salto en sus bienes: de $ -1.511.770 en un año incrementó su patrimonio en 20 millones de pesos, cerrando el período con $ 21.311.420. Incorporó un inmueble en la zona de chacras de la capital santacruceña llegando a once propiedades y declaró tres nuevas participaciones sociales: Epelco S.A, petrolera Punta Quilla y Escalatura, esta última una empresa de turismo donde figura su madre, Mónica Calismonte.

Nada explica en su declaración de bienes, qué fue lo que le permitió pegar un salto tan importante, pero desde entonces sólo fue en aumento.

Doce meses después, con un saldo más que favorable Martín Báez declara tener inversiones en el extranjero por $10.660.000 y su patrimonio llega a la suma de $23.293.817,14. Así, su patrimonio en cinco años creció 13 veces, más que su padre que tuvo un incremento de doce veces pero una suma final muy superior: $66 millones.

Hoy, padre e hijo deben iniciar el pago de la deuda de $72 millones que mantienen con los trabajadores de la construcción, sector en el que dejaron 1.800 despedidos el último mes. Un escenario antagónico con el incremento patrimonial que declararon.

No comments yet.

Leave a Comment