Facebook Twitter RSS Reset

El hallazgo uruguayo que desafía a la prehistoria

El hallazgo uruguayo que desafía a la prehistoria

El hallazgo uruguayo que desafía a la prehistoria

El hallazgo uruguayo que desafía a la prehistoria

desafia


El hombre llegó a América 15.000 años antes de lo pensado, sugiere una investigación realizada por paleontólogos de Facultad de Ciencias, a partir de fósiles hallados en Sauce

El hallazgo uruguayo que desafía a la prehistoria
El paleontólogo uruguayo Richard Fariña junto a algunas de las muestras fósiles en la Casa de la Cultura de Sauce, en el departamento de Canelones

Una gruesa pelvis de gliptodonte llamó su atención. Entre el centenar de fósiles que asomaban de la tierra, el fémur de un perezoso lestodon que en vida pesaría unas cinco toneladas también despertó el interés del aficionado Reinaldo Castilla, uno de los primeros en ver las entrañas del yacimiento del Arroyo del Vizcaíno, en la localidad del Sauce.



Era 1997 y en ese entonces no imaginaba el significado de esos fósiles: la evidencia de vida humana más antigua de América. Y no solo eso. Los fósiles muestran que el hombre vivió en el continente hace al menos 30.000 años, mientras el paradigma actual acepta que los primeros pobladores llegaron a Norteamérica hace unos 15.000 años.



Junto con una profesora y algunos amigos “con los que jugaba al fútbol”, Castilla llegó al campo de la familia Valetto para comenzar a desenterrar lo que hoy conforma una colección de más de mil piezas de fósiles de la megafauna.



El yacimiento abrió las compuertas al pasado cuando los descubridores tenían 15 años. En ese entonces, los Valetto, dueños de una parte de la estancia que alguna vez perteneció a la familia Artigas, habían bombeado el agua del arroyo para regar durante una gran sequía. Ahí los fósiles se dejaron ver.



Los entonces liceales dedicaron todo ese verano a extraer las piezas “con todo el cuidado metodológico” que les fue posible, contó Castilla. Limpiaron los fósiles con cepillos de diente y unieron las piezas con cola vinílica. El hallazgo fue el boom del verano en la cándida Sauce. Muchos de los fósiles se llevaron a una exposición permanente en el liceo de la ciudad y nació el sueño de un museo propio.




La prehistoria comenzó el doble de tiempo más temprano de lo que se cree”, resumió Fariña

Cuando el doctor en paleontología Richard Fariña llegó al yacimiento para estudiar las muestras, Vizcaíno ya era uno de los yacimientos fosilíferos más grandes del país. No obstante, el ojo experto de Fariña y otros paleontólogos vio de otra manera el montón de fémures, pelvis, garras y clavículas.

Luego de 16 años de estudio metódico, de excavar cada vez que el nivel del agua lo permitía y desafiar la resistencia de parte de la comunidad científica, el yacimiento del Vizcaíno abrazó todo su significado.

“La prehistoria comenzó el doble de tiempo más temprano de lo que se cree”, resumió Fariña, docente de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República (Udelar). Tan osada afirmación tardó años en ser oída y aunque los paleontólogos uruguayos cuentan con la evidencia desde hace tiempo, recién hoy la teoría pasó a ser válida para la ciencia.

Luego de ser rechazado por la revista Nature, el estudio fue aceptado y publicado por otra revista británica de prestigio, la Proceedings of the Royal Society. El equipo es cien por ciento uruguayo, con seis paleontólogos, dos arqueólogos y un geólogo, todos de Ciencias.

Según Fariña, quien lideró el estudio, la publicación en sí no hace que el hallazgo sea verdadero, sino válido. Es decir, que “es aceptado por la comunidad científica hasta que alguien demuestre lo contrario”, dijo.

En 2011, cuando Fariña y su equipo dieron a conocer su hipótesis, colegas uruguayos se mostraron cautelosos respecto al hallazgo, sobre todo porque no tenían acceso a la evidencia en la que se basaba el equipo de Fariña. Ahora, los colegas compatriotas y de todo el mundo podrán mirar a Sauce con las pruebas en mano y juzgar esta nueva teoría, que llegó para sacudir la tierra de los viejos conceptos.