Facebook Twitter RSS Reset

El Gobierno devaluó el peso un 233% desde 2003

El Gobierno devaluó el peso un 233% desde 2003

El Gobierno devaluó el peso un 233% desde 2003

decada ganada

El Gobierno devaluó el peso un 233% desde 2003

En pleno debate preelectoral sobre cómo salir del atraso cambiario, Argentina es el segundo país que más devaluó su monenda en la última década luego de Venezuela.

El Gobierno devaluó el peso un 233% desde 2003

La presidenta Cristina Kirchner, en su última declaración por medio de las redes sociales volvió a criticar a la devaluación como herramienta para contrarrestar la caída de las exportaciones por la menor demanda internacional y la baja del precio de las materias primas.

“La dinámica de la devaluación es letal para los países en vías de crecimiento y desarrollo”, escribió la mandataria en su página de Facebook en respuesta a una nota del diario Financial Times sobre la situación de los países emergentes, entre ellos, Argentina.

Sin embargo, desde la llegada del kirchnerismo al poder, el peso es la segunda moneda que más perdió valor contra el dólar hasta hoy. Según cálculos realizados por TN.com.ar con el sitio www.xe.es que permite volver a cotizaciones históricas de las monedas de todo el mundo, el peso -al tipo de cambio oficial- se devaluó un 233 por ciento desde 2003, la segunda moneda más devaluada luego del bolívar venezolano que perdió un 298% de su valor.

Kici devaluador

Axel Kicillof como ministro de Economía, fue uno de los que más dejó devaluar la moneda. Llegó al Palacio de Hacienda con una cotización oficial en $6,50 por dólar. Hoy ronda los $9,33. Hasta ahora, el peso se devaluó un 43,5% de la mano de Kicillof.

Cabe aclarar que desde la salida de la convertibilidad nunca hubo libre flotación cambiaria. Tanto el gobierno de Duhalde y más aún el kirchnerismo optó por la flotación “administrada”, con decisivas intervenciones del Banco Central con la compra o venta de reservas para modificar la paridad del peso con el dólar.

Pero si se toman los dos mandatos de Cristina Kirchner, tomó el poder con un dólar a $3,10. Por lo tanto, en sus ocho años en la Casa Rosada, el peso se devaluó, hasta ahora, un 200,9 por ciento, llevándose la mayor parte de la depreciación del peso de todo el kirchnerismo.

“Para el club de los devaluadores que piden devalúen, devalúen, eso jode a la gente. Hay un atraso del 35% dicen. Hermano, no le mientas más con eso o decí todo el paquete. Cuando se mueve el dólar se mueven los precios”, dijo Kicillof en un reportaje concedido al canal América 24.

Brasil, de dólar barato a dólar caro

En tercer lugar se ubica el real brasileño que recién en el último año comenzó a devaluarse a partir de la crisis política, el escándalo de Petrobras y la menor demanda internacional de sus productos. Al tomar el período 2003-2015, el real se devaluó un 28%, en gran medida por la depreciación de 40% de este año. Durante los mejores momentos de la administración del Partido de los Trabajadores, primero con Lula da Silva y en los primeros tiempos de Dilma Rousseff, el problema fue el contrario: la apreciación del real que llegó a cotizar 1,5 contra el dólar, un valor que permitió a millones de brasileños subirse a un avión por primera vez para viajar al exterior y realizar gastos récord.

El Gobierno devaluó el peso un 233% desde 2003

El peso colombiano es otra moneda que acentuó su devaluación este año (30%) pero en el acumulado 2003-2015 llega apenas al 12,7%. El Banco Central colombiano dejó de intervenir en el mercado cambiario ante el marcado descenso del precio de las materias primas, especialmente el barril de petróleo, una de las principales exportaciones del país.

El resto de los países del Cono Sur (Chile, Uruguay y Bolivia) tomaron el camino contrario en términos cambiarios. Bolivia, Chile, Uruguay vieron apreciar su moneda en la última década.

Entre las razones externas para la devaluación en la mayoría de la región se encuentra la expectativa por la decisión que pueda tomar la Reserva Federal de Estados Unidos sobre el aumento de las tasas de interés. Una determinación en este sentido llevaría a que el flujo de capitales se moviera desde los países emergentes hacia EEUU en busca de protección. Otra razón es la decisión de China de devaluar el yuan, la cual tiene un efecto directo sobre el precio de las materias primas, haciéndolas más baratas.

El Gobierno devaluó el peso un 233% desde 2003

El Gobierno devaluó el peso un 233% desde 2003

No comments yet.

Leave a Comment