Facebook Twitter RSS Reset

El fútbol sale del armario

futbolistas abiertamente gay que salieron del closet
El fútbol sale del armario

Roobie Rogers

Tiene apenas 25 años y parecía tener una exitosa carrera profesional por delante. Pero no soportó más y confesó su gran secreto: es gay y jugador de fútbol, dos características que, al parecer, no son compatibles. “He tenido miedo a mostrarme como realmente soy. Miedo a ser juzgado y no conseguir mis sueños y aspiraciones. Miedo de que me trataran de forma diferente, miedo a que mi secreto se pusiera en el camino de mis sueños como jugar un Mundial, ir a los Juegos Olímpicos”, dijo en su página web hace unas semanas. En un escrito muy emotivo el estadounidense renunció al fútbol y puso al mundo del balompié a hablar del tema: “Es hora de irse, de descubrirme lejos del fútbol. Soy un hombre libre”, agregó.
El fútbol sale del armario

David Testo
Este estadounidense jugaba en el Montreal Impact de la MLS y aunque no era muy reconocido, en noviembre de 2011 saltó a la fama cuando reveló su homosexualidad y, meses después, se supo que el equipo no le renovó el contrato. Lleva más de un año buscando engancharse con otro club, pero no ha conseguido trabajo. “No creo que estén dispuestos a contratar a un gay; mi carrera ha terminado”, dijo hace poco el jugador de 31 años.
El fútbol sale del armario

Anton Hysén
Hace dos años, en una entrevista con la BBC, este sueco no solo confirmó su gusto por los hombres, sino que se mostró sorprendido por el escándalo que produjo su confesión a una publicación de su país. “Estoy muy seguro de cómo soy. He nacido así y no tengo nada que esconder“, reiteró el joven de 20 años que juega en el Utsiktens BK, un equipo de Gotemburgo equivalente a la tercera división española. Sus padres lo apoyan y se han mostrado preocupados por los reiterados mensajes homófobos de la hinchada del fútbol. Anton, en cambio, se muestra tranquilo y confiado en que podrá resistir la presión.
El fútbol sale del armario

Justin Fashanu
La historia de este jugador nigeriano, recordado por ser el primer futbolista que salió del armario, es triste y llena de contrastes. Era una de las promesas del fútbol inglés en la década de los 80, al punto que el Nottingham Forest pagó por él 1 millón de libras esterlinas por su pase, la cifra más alta pagada por un jugador de raza negra. Ya por esta época se hablaba constantemente de su gusto por los hombres. Incluso el entrenador del Forest, Brian Clough le reclamó por su presencia en “en esos malditos clubs de maricones” y lo sacó del equipo. Ahí empezaría su trasegar por varios equipos sin encontrar estabilidad.

Pero fue su confesión, en 1990, estando en el Leyton Orient de Londres, lo que marcaría el fracaso de su carrera. Su propio hermano lo declaró un paria, tuvo que soportar insultos y presión de las barras, de la prensa y pasó brevemente por equipos de Estados Unidos, Canadá e Inglaterra. La tragedia sobrevino en 1998, cuando un joven de 17 años lo acusó de abuso sexual, Fashanu entró en pánico y agobiado por la depresión se suicidó. “Me he dado cuenta de que he sido declarado culpable. No quiero dar más preocupaciones a mi familia y a mis amigos; al final encontraré la paz”. La Policía inglesa declaró que no había pruebas en su contra.
El fútbol sale del armario

Olivier Rouyer
No se sabe si por el trágico final de Fashanu, pero solo hasta 2008 se volvió a conocer la confesión de un futbolista gay. Fue el francés Olivier Rouyer el siguiente en dar el paso en público, solo que a diferencia de los demás, lo hizo cuando ya estaba retirado de las canchas. Tenía 52 años y era comentarista de televisión cuando reveló a L’Equipe: “Si, soy gay. Inicialmente me escondí, pero me enamoré y me cansé de mentir”. Compañero de Michel Platini en el AS Nancy Lorraine entre 1973 y 1974, fue capitán del equipo donde recibió el apodo de la flecha, por su rapidez. También jugó en la selección francesa y a su retiro intentó ser entrenador, pero según comentó, perdió el puesto por su condición de homosexual, que asumió con naturalidad desde 1981.
por confirmas
El fútbol sale del armario

Manuel Neuer (?)
Este alemán sorprendió a su país hace un año, cuando hizo un llamado a los futbolistas gays a salir del clóset. En una entrevista que generó escándalo, este hombre, considerado uno de los mejores arqueros del mundo, dijo estar seguro de que los hinchas se acostumbrarían rápidamente: “Lo que importa es el rendimiento del jugador”. Algunos medios asumieron que este arranque de sinceridad era una confesión de la homosexualidad del portero del Bayern Munich, hecho que no se precisó.

Por los días en los que Neuer invitó a sus colegas a salir del clóset, se conoció una entrevista de un futbolista de la Bundesliga, que prefirió no revelar su identidad, y que confesó ser gay. “Tengo que ser un actor día tras día y negarme a mí mismo”, dijo. El jugador admitió que no sabía cuánto tiempo más podría guardar su secreto, porque la presión del modelo de futbolista “macho” es muy fuerte. Su testimonio provocó incluso la felicitación de Angela Merkel, presidenta de Alemania, quien invitó a los futbolistas homosexuales a sentirse cómodos saliendo del clóset. Lo que tal vez más escándalo provocó fue la afirmación de que conocía a varios gays que están jugando en la Bundesliga.

eso me parece adorable… cof cof

El fútbol sale del armario

desarrolladores abstenerse de sentirse identificados, no es la intención de mi post.

No comments yet.

Leave a Comment