Facebook Twitter RSS Reset

“El futbol es machista y homofóbico”

“Eres un hijo de puta, has jodido al club. Espero que mueras de SIDA, maricón”, es uno de los mensajes que ha recibido a través de sus redes sociales Jesús Tomillero Benavente, de 21 años, el primer árbitro en la historia del futbol español que ha reconocido públicamente su homosexualidad.

El pasado mes de mayo, Jesús se retiró del arbitraje al ver como toda una grada de público se reía de los insultos homofóbicos que recibía por parte de un utilero del equipo contrario luego de pitar un penal en contra.

Volvió a pisar el césped el pasado 10 de septiembre para pitar un partido entre el Atlético Zabal y Lassalle, de la segunda división infantil andaluza, que se vio interrumpido en el segundo tiempo cuando un espectador —que al final se supo que era un árbitro de futbol—, le gritó a Jesús: “¡Retírate, maricón! ¡Vete a Gran Hermano, chula!” Jesús paró el partido y exigió al delegado que expulsara al hombre del estadio, pero este luego volvió para seguir con los insultos.

Cuando terminó el partido, Jesús denunció la agresión a la Policía Nacional y a la Federación Andaluza de Fútbol. Después de esto comenzaron las amenazas de muerte a través de sus cuentas de Instagram y Twitter. A su cuenta en Instagram le enviaron imágenes de un hombre muerto con el mensaje: “El patrón está muy enojado, no le gustan maricones en sus campos, te aconseja que te retires o mueras”.

Desde marzo, los insultos y agresiones homofóbicas han sido constantes en la vida de Jesús Tomillero. Algunas figuras públicas como Iker Casillas y Pablo Iglesias, o clubes de futbol como el Sevilla Fútbol Club y el Rayo Vallecano, han mostrado su apoyo mediante homenajes o declaraciones en redes sociales y se ha reunido con representantes del Parlamento Europeo para impulsar la creación de medidas de protección a la comunidad LGBT en el deporte.

A Jesús hasta le han tirado huevos en la calle, pero eso no se compara con la situación que está viviendo actualmente. La Policía Nacional ha iniciado una investigación y ha decidido vigilar su entorno debido a la gravedad de los mensajes recibidos en sus redes sociales: desde fotos de armas, hasta cabezas decapitadas.

No comments yet.

Leave a Comment