Facebook Twitter RSS Reset

El Ford Falcon verde y la dictadura

El Ford Falcon verde y la dictadura

El Ford Falcon verde y la dictadura

El Ford Falcon verde y la dictadura

Antes de la dictadura éste modelo tuvo sus días de gloria como taxi y exitosísimo auto de carrera en la categoría más popular de la Argentina, el Turismo Carretera. Y fue durante largo tiempo el rodado utilizado como patrullero por numerosas policías del país.

El Ford Falcon verde y la dictadura

Pero la llegada de la represión ilegal -incluso antes de la dictadura, con la actuación de la Triple A- se convirtió en un manchón en la historia de ese modelo por el destino que le dieron los represores.

El Ford Falcon verde y la dictadura

Los dueños se jactaban de que era “un fierro”, con un baúl enorme. A partir de 1976, el Ford Falcon abandonó ese aire familiar. De color verde, en general, era el auto preferido de la dictadura para secuestrar. Pero esos “fierros”, que cargaban en la madrugada cuerpos maniatados, encapuchados o con los ojos vendados en los baúles o entre los asientos, se gastaban rápido por la intensidad que tuvo la cacería de ciudadanos entre 1976 y 1983.

El Ford Falcon verde y la dictadura

Para evitar responsabilidades y/o implicación, el gobierno de facto especifica en todas sus ordenes de compra a Ford Argentina que fueran Falcon no identificables, es decir que fueran autos privados, de particulares, para civiles. Eran autos nacidos para operativos ilegales.

El Ford Falcon verde y la dictadura

La ford, al igual que otras empresas e industrias, fueron copadas por los militares, ya que la consideraba de vital importancia para la estructura del país. En consecuencia cientos de obreros fueron detenidos y hasta torturado por sospechas de subversión, 100 desaparecieron entre empleados y altos dirigentes de la empresa. A día de hoy hay denuncias con respecto a cierta complicidad de la Ford quien podría haber callado estas cosas, si bien no podía hacer mucho.

El Ford Falcon verde y la dictadura
Vuelta a la democracia en Argentina, con Ricardo Alfonsín como presidente democrático.



Llegado el fin de la dictadura en 1983 estos coches cayeron en total de uso y fueron almacenados, los que no destruidos. En 2012 de hecho El juez federal de Bahía Blanca Eduardo Tentoni secuestró 43 autos Ford Falcon, modelos de entre 1976 y 1982 (años de dictadura) y estaban en galpones de la Subjefatura Intendencia de la Base Naval Puerto Belgrano.

El Ford Falcon verde y la dictadura

Se estima que el gobierno de facto gastó casi 12 millones de pesos de la época en la compra de los coches, incluyendo 6 especiales con comodidaes tales como aire acondicionado para altos funcionarios del gobierno. En total cada coche le salió al estado unos 7.500 dólares de la época cada coche.

El Ford Falcon verde y la dictadura

Un hecho curioso pero escalofriante es que la hija del líder de facto Jorge Rafael Videla (entre el 76 y el 78) conduzca a día de hoy un falcon color verde modelo 83, año de dictadura. Según se cree es una suerte de homenaje a su padre, ya que no seria la primera vez que María Cristina apoya la postura de su padre durante la dictadura, aunque siempre con pequeños gestos y actitudes.

El Ford Falcon verde y la dictadura
Falcon modelo 1991, el último modelo de la línea.



Más allá de esta oscura asociación, hasta que dejó de fabricarse en 1991, el Falcon siguió siendo uno de los autos favoritos de los argentinos, el cual cautiva al pueblo hasta hoy día y hasta tiene clubes de fans.

El Ford Falcon verde y la dictadura

El Ford Falcon verde y la dictadura

No comments yet.

Leave a Comment