Facebook Twitter RSS Reset

El falso mito de la mente abierta

El falso mito de la mente abierta

Es curioso como muchos aficionados, entusiastas y fanáticos de los temas de misterio sigan apelando al argumento de que hay que tener la “mente abierta” para comprender todos los fenómenos del universo que todavía no hemos logrado comprender y explicar, sin embargo no se han dado cuenta que su argumento tiene décadas de ser caduco y por más obsoleto esa sugerencia. Veamos por qué.

Durante mucho tiempo supuestos y autonombrados investigadores han propuestos aparentes hipótesis y “teorías” que tratan de explicar todo aquellos eventos que aparentan ser de índole preternatural como los ovnis y los fenómenos paranormales, pero todas estas para encajar y tener cierta veracidad necesitan de ser tomadas con una “mente abierta”, en otras palabras, necesitan que sean creídas de antemano y de buena fe, sin antes ponerlas bajo la lupa del análisis o cuestionarlas, pues pierden consistencia al ponerlas a prueba.

El falso mito de la mente abierta

Y ahí radica uno de los mayores problemas de la investigación de los temas de misterio, que algunos siguen apelando a la “mente abierta” para poder abordar estas temáticas, cuando debería de hacerse con una mentalidad analítica e inquisitiva, y no está demás decir que con una postura honesta y objetiva. La llamada mentalidad abierta en la mayoría de los casos solo busca creer de antemano algo que no está verificado, no busca respuestas sustentables, solo validar sus propias creencias autoimpuestas o preestablecidas por líderes ideológicos, por eso es mucho mejor, y más funcional, tener una mentalidad neutral e imparcial, sostenida en la honestidad, la razón y la lógica. No hay que confundir el ser tolerantes y respetuosos con ese mito de la “mente abierta”, pues como dicen en algunas partes, no es bueno tenerla tan abierta, que hasta el cerebro se salga, y se metan cosas peores.

El falso mito de la mente abierta

Muchos dicen que en boca cerrada no entran moscas, y es el caso de las “mentes abiertas” en ellas entran muchas moscas (falacias y sofismas) que luego germinan sus huevos ahí y se multiplican contaminandolo todo. Hay que ser objetivos en esto, lo contrario a una “mente abierta” no es una mente cerrada, es una mente inquisitiva, que analiza y pone a prueba todo con tal de dicernir que es falso y que es real, y así caer victima de los sofismas encantadores de los veneradores de misterios. Por más de 60 o 70 años se han “investigado” los temas de misterio con “mentalidad abierta”, y ¿qué han obtenido? La respuesta es nada, y solo promovieron más mitos e incluso fraudes que no tienen nada que ver con la investigación, y que incluso denigran al estudio de estos temas. Muchos de esos pseudo-investigadores que presumen de tener más de 30 años en estos temas, son los mismos que nunca resolvieron ningún caso y que ahora se sienten “atacados” por las nueva generaciones que no idolatran, ni mucho menos veneran, a los temas de misterio, y que ahora sí buscan su desmitificación, pues lo que se busca ahora es respuestas, no perder el tiempo contemplando imágenes borrosas y mal tomadas.

El falso mito de la mente abierta

Aunque no ha faltado el pseudo-investigador novato que vuelve a caer en los errores garrafales de los “investigadores” añejos que solos coleccionaban y contemplaban casos pero no resolvian nada, y ahora con falsos mitos modernos como los chemtrails y los cropcircles, que de misteriosos o inexplicables no tienen nada, siguen siendo la carne de cañón, por no decir que los borregos que van al matadero, de los mercaderes del misterio que viven de difundir y promover timos que dejan mucho dinero.

En apenas un poco más de una década de análisis inquisitivo, serio y formal, se han resuelto más casos y desmitificado misterios que en todos esos años de supuesta “investigación” que nunca resolvió nada.

El falso mito de la mente abierta

Y fue aplicando simplemente el método científico, así de simple. Hoy sabemos que los cropcircles son creados y diseñados por humanos, hoy sabemos que los ovnis más que un fenómeno aéreo es un problema informativo de las personas que no saben lo que ven en el cielo, hoy sabemos que no hay evidencia de presencia extraterrestre en la Tierra, hoy sabemos que los chemtrails son solo estelas de vapor de agua dejadas por aviones y que no contienen químicos toxicos, hoy sabemos que las orbes no son entidades espirituales sino solos particulas de polvo, hoy sabemos que los rods no son criaturas fuera de lo común y que solo son insectos comunes con efecto de barrido ante la cámara, y así muchas cosas más sin usar la “mente abierta”.

El falso mito de la mente abierta

En mente abierta sí entran moscas y muchas cosas peores, como lo hemos constatado. Moraleja, en mente inquisitiva y analítica, no entran falacias ni sofismas

.

No comments yet.

Leave a Comment