Facebook Twitter RSS Reset

El experimento de volverse millonario repentinamente

El experimento de volverse millonario repentinamente
El experimento de volverse millonario repentinamente
El experimento de volverse millonario repentinamente
El experimento de la riqueza repentina
¿Y si alguien te regala US$ 100 mil dólares, con la condición de filmar lo que suceda a continuación? ¿Y si estuvieras viviendo debajo de un puente en ese momento? El equipo del documental “Reversal of Fortune” plantó un maletín con 100 dólares a un hombre sin hogar llamado Ted Rodríguez y le dio seguimiento con un equipo de filmación para documentar los resultados. Al principio, Ted hizo exactamente lo que el resto de nosotros haría si encontráramos 100 mil dólares. Se compró una bicicleta nueva, fue por su amigo Mike a la planta de reciclaje y se fueron al parque de diversiones local.
El experimento de volverse millonario repentinamente
Ah, y también encontró un lugar para vivir, volvió a establecer contacto con la familia y se buscó una novia. Quizá también nosotros harías eso, pero obviamente después del parque de diversiones.

La realidad.

Las personas que han sido pobres durante años se vuelven muy buenas en lo que hacen. Si se gana un salario mínimo, se aprende a vivir con ese salario. Si te quedas sin casa, te adaptas a vivir en la calle.

Pero da a un méndigo una tonelada de billetes y de ninguna manera seguirá viviendo como un méndigo. Sin embargo, tampoco vivía como un hombre con US$ 100 mil dólares. Intentó vivir como un millonario porque él no tenía ni idea de cómo vivir con USD$ 100 mil.

Las personas acostumbradas al dinero no compran carros a sus amigos ni a sus nuevas novias, ni gastan todo su tiempo libre echando la flojera en los bares locales. Y precisamente eso fue lo que hizo Ted. Las personas con dinero tienden a conservar sus empleos, lo que Ted se rehusó a hacer, a pesar de ser aconsejado para encontrar uno por sus amigos, familia, un defensor de las personas sin hogar y un planeador financiero. En las palabras de Ted, él estaba “hecho por la vida”.

Después de comprarse un camión de US$35 mil dólares para sí mismo, de comprar un auto para su novia y otro para Mike, el de la planta de reciclaje (quizá pensaste que inventamos al tipo), y gastar cerca de USD$1 mil por semana en el bar, Ted tenía menos de US$ 5 mil dólares después de apenas seis meses.

Claro que este fue el caso de un méndigo. Tú, obviamente, tratarías con esta oportunidad de una forma más responsable, ¿verdad? Pues no, probablemente no. Sucede que incluso los ganadores de la lotería de clase media pasan exactamente por la misma situación antes de finalmente perder todo y acabar peor que antes.

Aun así, se logró un excelente documental. Y suponemos que Ted se quedó con la bicicleta. El resto de nosotros, sin embargo, aprendió una valiosa lección que nos da un poco de riqueza súbita y que es semejante a darle un helicóptero a un perro: es increíble durante algunos minutos hasta que todo se va al demonio.

riqueza
El experimento de volverse millonario repentinamente
repentina
El experimento de volverse millonario repentinamente
millonario
El experimento de volverse millonario repentinamente

No comments yet.

Leave a Comment