Facebook Twitter RSS Reset

El esquema Niembro para hacer negocios

El esquema Niembro para hacer negocios

El esquema Niembro para hacer negocios

El esquema Niembro para hacer negocios

Según se dio a conocer, Mauricio Macri benefició a la productora La Cornisa con 324 contrataciones. En algunos casos la empresa de Majul fue contratada para hacer tareas que no figuran como parte de sus actividades, como producción de eventos y reparto de volantes.

El periodista Luis Majul recibió de parte del Gobierno de la Ciudad casi 14 millones de pesos en concepto de publicidad y a través de contrataciones directas entre 2008 y 2015, período durante el cual el presidente Mauricio Macri estuvo a cargo del Ejecutivo porteño. Entre 2008 y 2015, La Cornisa Producciones SA, productora de TV de Majul, fue beneficiada con 324 contrataciones en distintos rubros por la administración de Macri, por un monto total de 13.877.524 pesos. De los 324 contratos, 46 fueron efectivizados mediante el decreto 556/10, idéntica metodología a la que la administración PRO usó para transferirle más de 20 millones a La Usina SA, propiedad del ex candidato a diputado nacional Fernando Niembro. Además de compartir profesión y métodos de facturación, Niembro y Majul coincidieron en aceptar fondos de la gestión macrista para realizar tareas para las cuales sus empresas no fueron creadas. En el caso de Majul, Macri le otorgó en tres ocasiones 605 mil pesos a cambio del “servicio de producción para organización de evento”, y en otras nueve oportunidades Majul le facturó entre 8 mil y 99 mil pesos por su “servicio de distribución de folletería para promoción”.

Durante este año, La Cornisa le facturó al gobierno porteño 2.494.677 pesos. Casi la mitad de ese monto salió de las arcas de Ciudad bajo la modalidad de contratación directa “por imprescindible necesidad” establecido en el decreto 556/2010, según denunció ayer la periodista Cynthia García en base a documentación revelada por la Auditoría General de la Ciudad. El mismo mecanismo se usó en el caso Niembro y en la adjudicación de obras de reparación de veredas por la cual el actual ministro de Espacio Público, Eduardo Machiavelli, fue denunciado penalmente. La productora de Majul se benefició de dos licitaciones directas durante 2015, una en marzo y otra en abril, en plena campaña por la sucesión de Macri en la jefatura de gobierno.

El resto de la facturación total de 14 millones se completa con 2.550.232 pesos en 2014, 3.397.027 en 2013, 3.089.910 en 2012, 1.151.187 en 2011, 565.169 en 2010, 414.201 en 2009 y 215.117 en 2008. Esos montos fueron a cambio de diversos servicios que la productora de Majul brindó a lo largo de los dos primeros períodos de gobierno del PRO en la Ciudad de Buenos Aires –en su mayoría en concepto de publicidad– a los ministerios de Modernización, Cultura, Educación, Desarrollo Social y Desarrollo Económico, a la Subsecretaría de Transporte y a la Secretaría de Comunicación Social. También figura en el listado la Jefatura de Gabinete de Ministros, por entonces a cargo del actual jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Hay dos contrataciones, por 150 mil pesos cada una, que no tienen adjudicada ninguna contraprestación ni figuran bajo la órbita de ninguna dependencia del Gobierno.

Otra de las aristas de la denuncia son las nueve facturas que Majul presentó ante la Subsecretaría de Transporte, que manejaba Guillermo Dietrich, devenido en ministro de Transporte de Nación. La Cornisa realizó durante 2013 tareas de reparto de volantes para esa subsecretaría, por montos que varían según cada factura y que completan un total de 932 mil pesos. Según consta en la página web de La Cornisa, ni la organización de eventos ni el reparto de volantes en la vía pública figuran como parte de sus actividades.

“Tiene algo de Mandela”, le dedicó hace poco Majul al Presidente. El elogio fue reproducido por Cynthia García durante la presentación de la denuncia en Radio Nacional, para denotar la contraparte en el intercambio de favores. Más tarde, Majul se descargó a través de su programa de radio y la llamó “Yiya Murano, la envenenadora”, y alegó que la denuncia se trató de una operación de la ex presidenta. En su defensa, Majul se ufanó de no necesitar la plata por ser él mismo “uno de los autores vivos que más libros lleva vendidos”.

García también recordó la postura del dueño de La Cornisa cuando las denuncias de corrupción alrededor de Niembro salpicaban a Cambiemos. “Hace ruido que La Usina fuera contratada para hacer encuestas cuando nunca (antes) lo había hecho”, había dicho Majul.


Unite a la comunidad:

Contra las Mentiras de Clarín

El esquema Niembro para hacer negocios

(Click en la imagen)

No comments yet.

Leave a Comment