Facebook Twitter RSS Reset

El espacio no es como creías.

El espacio no es como creías.

El espacio no es como creías.

El espacio es increíble y a veces es incomprensible también. Puede ser difícil de entender incluso para astrofísicos. Tal vez por eso muchas veces preferimos explicaciones simplificadas e imágenes fáciles cuando hablamos de él. Y seguro por eso también terminamos con explicaciones que poco y nada tienen que ver con la realidad.

El espacio no es como creías.

#6. Nuestra perspectiva del espacio está fuera de perspectiva.

El espacio no es como creías.

Cuando pensamos en el sistema solar pensamos en algo como esto:

El espacio no es como creías.

Podés adivinar qué es lo que está mal? Si, todo. Primero, la tierra es muuy chiquita. En serio, demasiado. Acá tenemos una imagen que refleja un poco el lugar de nuestro planeta en el sistema:

El espacio no es como creías.

“Ahí, ahí está la tierra! ah no, es una pelusa en la pantalla”

Puedes ver la tierra? Claro que no. Es el pixel debajo de ese puntito azul y verde que es Neptuno, que queda por debajo de ese un poco más grande que es Jupiter. Para ponerlo en numeros hay unas 11 tierras en el diametro de neptuno. El Sol albergaría unas 109.

Ahora que sabemos que somos del tamaño de un pendejo en este testículo del universo, hablemos sobre las orbitas. Generalmente se nos presentan como circulos perfectos, con los planetas girando armoniosamente a distancias respetables. En realidad, es un quilombo de circuitos elípticos, como se ve en la primera ley de movimiento planetario de Kepler y además están muy lejos unos de otros.

El espacio no es como creías.

También están en diferentes ángulos porque la naturaleza no podía hacerla fácil

Abajo a la derecha de la imagen está la orbita de Sedna, que viene a ser el hijo adolescente idiota del sistema solar que solamente cae a la hora de comer.

Si queres jugar con este terrorífico vacío que es nuestro sistema solar acá tenes un modelo interactivo.

O podes ver el que hacen estos muchachos.