Facebook Twitter RSS Reset

El efecto flynn

El efecto flynn

El autor estadounidense Michael Shermer (nac. 1954) es un reconocido divulgador de ciencia, y en su reciente obra: ‘El Arco Moral. Cómo la ciencia y la razón conducen a la humanidad hacia la verdad, la justicia y la libertad’ (2015) (1), en el primer capítulo titulado: “Hacia una ciencia de la moralidad” analiza el ‘Efecto Flynn’.

El efecto flynn

El autor estadounidense James R. Flynn (nac. 1934) es Profesor de Estudios Políticos en la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, y en los años 1980 adquirió notoriedad cuando descubrió que los puntajes de las pruebas (tests) de inteligencia (IQ), aumentaron de manera sistemática unos 3 puntos durante cada década en el siglo XX. Actualmente se conoce como el ‘Efecto Flynn’ y significa que durante 100 años el aumento del IQ fue de 30 puntos. Lo más interesante es que ese incremento no ha sido por igual en las diversas sub-pruebas (sub-tests) del test de IQ, ya que en las sub-pruebas de ‘información’, ‘aritmética’ y ‘vocabulario’ no ha habido incrementos. Los incrementos han sido en las dos sub-pruebas que más requieren razonamiento abstracto: ‘Similitudes’ y ‘Matrices’. En la sub-prueba de similitudes se preguntan cosas como: ‘¿Qué es lo que tienen en común los perros y los conejos?’. James Flynn dice que si usted responde por ejemplo: ‘Ambos son mamíferos’ entonces está pensando como un científico al clasificar a los organismos por tipos, lo cual es una abstracción. Pero si usted responde por ejemplo: ‘Tú usas perros para cazar conejos’ entonces está pensando de manera concreta al imaginar un uso tangible para un perro. Las matrices son figuras abstractas que requieren que la persona detecte un patrón y entonces deduzca la pieza que falta en esa matriz. Según Flynn durante el siglo XX las personas han aprendido a pensar de manera más abstracta y menos concreta.

Se piensa que una posible explicación de ese Efecto Flynn radica en el mayor número de años de escolaridad, más uso de tecnologías en la sociedad, más trabajos de tipo técnico y que las personas cada vez han tenido más necesidad de realizar tareas conceptuales a medida que la economía ha sido menos agraria e industrial, y se ha basado cada vez más en la información. En vez de usar arados y tratar con vacas y maquinarias, muchas personas actualmente tienden a usar palabras, números y símbolos. Inclusive en las clases de ciencia la tendencia ha sido a memorizar menos hechos sobre la naturaleza y a razonar más sobre las leyes de la naturaleza y los procesos, es decir, contenido ‘y’ procesos, y el pensamiento sobre procesos es una forma de abstracción. Flynn dice que la gente tiene más capacidad para ver el mundo a través de ‘lentes científicos’. No obstante, Shermer precisa que cualquiera que sea la causa, no puede ser genética porque no ha habido suficiente tiempo para que actúe una Selección Natural Darwiniana. Más bien se piensa que ha habido factores culturales que han promovido el razonamiento abstracto. Por ejemplo hasta los ‘shows’ de T.V. ahora son más complejos que hace décadas. Inclusive los ‘video juegos’, que tienen una faceta negativa porque no inducen a leer buena literatura, ejercitan la mente. Flynn refiere que en 1900 solamente un 3 % de los norteamericanos tenían trabajos exigentes desde el punto de vista de razonamiento cognitivo, pero en el año 2000 era el 35 %.

Shermer asevera que durante los dos siglos pasados se han adoptado cada vez más los métodos de la ciencia para establecer conceptos abstractos como ‘derechos’, ‘libertad’ y ‘justicia’, y ese mejoramiento en la capacidad de razonamiento abstracto se ha traducido en un mejoramiento de la capacidad de razonamiento moral abstracto, por ejemplo ver a todos los humanos como iguales. El tema quizás es discutible, pero ojalá Shermer tenga razón y la humanidad avance en lo moral.

No comments yet.

Leave a Comment