Facebook Twitter RSS Reset

El Dirigible Nazi Graf Zeppelin en la Argentina

El Dirigible Nazi Graf Zeppelin en la Argentina

Argentinase interesó desde el comienzo por el invento del conde von Zeppelin.

España tenía un servicio regular de dirigible entreAlemania y Sevilla y fue el comandante Emilio Herrera, una figura destaca en laaeronáutica española el que proyecto unir Buenos Aires-Sevilla con las nuevasaeronaves.



Para sentar las bases de esta ambiciosa empresa, enseptiembre de 1921 llegaron a Buenos Aires el comandante Herrera y los futurosdirectores de la “Colon Transaérea Español”, acompañados por eldoctor Hugo Eckener y el ingeniero Eberhard Lepherz representantes de la”Luftschiffhau Zeppelin”.




El Dirigible Nazi Graf Zeppelin en la Argentina



Propiciado por el Aero Club Argentino, el Dr.Eckener realizo una interesante conferencia en el Centro Naval sobre “Eldesenvolvimiento de los Zeppelines y su aplicación al proyecto de comunicación aéreacon España”. Sin embargo, diversas circunstancias impidieron la realizacióndel proyecto. 

Recién en1934, aprovechando que el Graf Zeppelin realizaba uno de sus viajes a Rio deJaneiro, se hicieron gestiones para que pudiera llegar a nuestro país paracolaborar en los trabajos de organización y recepción del dirigible.



Campo de Mayo



El Dirigible Nazi Graf Zeppelin en la Argentina



No existiendo un campo de aterrizajeapropiado para una aeronave de las dimensiones del Graf Zeppelin, el ministrode Guerra dispuso la preparación de una pista en Campo de Mayo y eladiestramiento de una campaña de maniobras y amarre. También el Cuerpo de Bomberos presto su colaboraciónen cuanto a la provisión del agua para lastre, y la entonces Dirección deCorreos y Telégrafos organizo un servicio para recepción y despacho decorrespondencia, estando al estación radiotelegráfica de General Pacheco y lauruguaya del Cerrito en constante comunicación en con Graf Zeppelin, parasuministrarle los partes meteorológicos.

El Dirigible Nazi Graf Zeppelin en la Argentina

El  23 de junio el dirigible partió desde la ciudad de Friedrichshafen rumbo aPernambuco, al mando del capitán Lehman; el 2 llego a Rio de Janeiro y luego deser reacondicionado subió a bordo el Dr. Eckener quien asumió la dirección dela aeronave. El 28 a las 22:15. Inicio la etapa final.

Llegada a Buenos Aires









El Dirigible Nazi Graf Zeppelin en la Argentina





El 30 de junio de 1934 fue un día memorablepara nuestra capital. A las 5:45. Con muy baja temperatura, la bruma dejoadivinar la silueta del Graf Zeppelin, momentos más tarde la majestuosaaeronave apareció ante los ojos expectantes de los porteños.





Todosdeseaban ver al dirigible y se colmaron azoteas, calles y plazas, mientrasrepicaban las campanas y las sirenas de los barcos unían sus voces al regocijo general. El Graf Zeppelin paseo su inconfundible silueta por la ciudad y susalrededores; durante dos horas todos los ojos estuvieron fijos en el cielo. Alas 8:47. Después de una impecable maniobra, el dirigible aterrizo en Campo deMayo, y las manos de 200 conscriptos argentinos amarraron fuertemente al Graf Zeppelin.Durante una hora se efectuaron los actos de recepción, se cargaron 11 sacas decorrespondencia y se le abasteció con 4.000 litros de agua para lastre.

El Dirigible Nazi Graf Zeppelin en la Argentina

Altasautoridades e invitados especiales visitaron la aeronave y los caminos deacceso a Campo de Mayo quedaron bloqueados por más de 18.000 automóviles (solamentelos que pudieron ser contados al pasar las puertas del acantonamiento militar),los coches que quedaron cerca de Campo de Mayo fueron numerosos y la multitudque acudía sin cesar se calculó en la mitad de la población de Buenos Aires. ¡Fue aquel un verdadero delirio!









El Dirigible Nazi Graf Zeppelin en la Argentina





Lallegada del Graf Zeppelin fue filmada desde los edificios más altos de laciudad y esa misma tarde, como una primicia especial, el noticioso fue pasadoen los cines porteños, interrumpiendo muchas veces la película que en esos momentosse estaba exhibiendo, para pasar la toma del viaje memorable de aquel 30 dejunio de 1934.





El Graf Zeppelin en la capital de nuestro país