Facebook Twitter RSS Reset

el dinero… imaginario o real??

Cuentan que una vez un ejecutivo en viaje de negocios llegó al

hotel donde habitualmente se alojaba y entregó en recepción un

billete de US$ 100 como depósito a cuenta de su alojamiento.

Mientras el huésped se dirigía a su habitación, apareció el gasfiter

en la recepción cobrando una reparación que días antes hiciera.

El dueño del hotel se excusó explicándole que no podía pagarle

la factura total ya que debido al mal tiempo no había recibido

turistas, pero sin embargo podía darle un abono de US$ 100, y

le hace entrega del billete que aún no lo había enviado a depositar

al banco.

El gasfiter, padre de muchos hijos, fue inmediatamente al almacén

del barrio y gastó los US$ 100 en mercadería y útiles escolares.

El dueño del almacén, quien por primera vez festejaba su

aniversario de bodas, caminó hasta la joyería del frente donde

decidió comprar un bonito anillo para su esposa que le costó

justo US$ 100. El joyero había siempre querido diversificar su

negocio, ampliándolo a ventas de cuadros por lo que finalmente

se decidió a comprar un cuadro a un talentoso y prometedor

9pintor acosado por la penuria económica de su vida bohemia.

Pero resulta que el dueño del hotel era un amante del arte y

ayudaba a los nuevos artistas suministrándoles cuartos y comidas

durante largas temporadas en el hotel, que podían ser canceladas

con cuadros o en cómodas cuotas.

Como el pintor deseaba amortizar la cuantiosa deuda pero también

necesitaba sus cuadros para una próxima exposición, se encaminó

hacia el hotel y le entregó a su dueño el billete de US$ 100.

Mientras esta historia de vidas paralelas transcurría, el ejecutivo

viajero decidió telefonear a un viejo amigo desde la habitación

del hotel. El amigo, entusiasmado por el encuentro, le manifestó

que era el colmo que no hubiese tenido la confianza de llegar

directamente a su casa y que se ofendería si no abandonaba

inmediatamente el hotel y se alojaba en su casa.

El viajero descolgó su terno del armario, bajó a la recepción y le

explicó al dueño del hotel lo sucedido. Como se trataba de un

cliente muy respetable, le devolvió sin demora su abono de US$

100. y así, el ejecutivo viajero, abrió su billetera y volvió a colocarlo

en el mismo lugar de donde lo había sacado apenas unas horas

antes.

Sabemos que la teoría monetaria incluye en sus ecuaciones

matemáticas la velocidad de circulación del dinero como una

variable importante en la determinación de su valor. Esta anécdota

trata precisamente de eso, de la vertiginosa velocidad con que

el billete regresó a su dueño original y la extrema sencillez de su

mensaje. ¿es imaginario o es real?

Con la irrupción de Internet y el trading on line esta cualidad

irreal de dinero ha llegado a límites inimaginables, ya que de la

masa de dinero que circula como transacciones de cambio

internacional, menos del 10% corresponde a operaciones

comerciales e intercambio de productos. El resto consiste en

transferencias electrónicas de dinero alrededor del planeta. Se

calcula que hoy las transacciones en los mercados mundiales

superan ampliamente el millón de millones de dólares por día.

el dinero... imaginario o real??

No comments yet.

Leave a Comment