Facebook Twitter RSS Reset

El día que Hugo Sánchez evitó un fusilamiento

El día que Hugo Sánchez evitó un fusilamiento

A principios de 1991, Hugo viajó a Bonn, Alemania, para recibir la Bota de Oro que lo acreditaba como el máximo artillero de las ligas de Europa. Era el extranjero con más goles en la historia del futbol español y tenía en su haber cinco Pichichis como máximo artillero en igual número de torneos.

Hugo fue invitado de lujo del rey de España Juan Carlos I y fue reconocido por los aficionados de todo el mundo como uno de los mejores futbolistas del orbe.

El mexicano se encontraba en el pináculo de la fama. Sus hazañas y sus goles llegaban hasta los confines del mundo, hasta los lugares más despoblados. Casi todos habían escuchado hablar de su gol al Logroñes, aquel del 10 de abril de 1988 y que fue considerado, en su momento, como el más bonito del mundo y, que hasta hoy en día, se encuentra entre los tantos más espectaculares del futbol español de todos los tiempos…