Facebook Twitter RSS Reset

El Descenso a la Locura

El Descenso a la Locura

“La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia.”

Alcott, Amos Bronson

1. Síndrome de Capgras

El Descenso a la Locura

Este es un raro trastorno que impide reconocer personas.

Más concretamente, impide reconocer rostros de personas e identificarlos como familiares o amigos cercanos.

¿Te imaginas cómo sería si no pudieras, por ejemplo, asociar el rostro de tu esposo o esposa con la imagen que estás viendo?

Los profesionales sostienen que el síndrome de Capgras es una alteración del sistema nervioso que desconecta el mecanismo físico de reconocimiento visual con la memoria afectiva.

Es decir, la persona no es capaz de reconocer los rostros de las personas que quiere, aunque no tiene problemas en identificar objetos, por ejemplo.

La desconexión ocurre a nivel de la memoria afectiva, y de las “sensaciones” que la persona experimenta.



2. Síndrome de Korsakov



El Descenso a la Locura

18 consecuencias del alcoholismo sobre la salud

Muchas veces habrás escuchado que beber mucho alcohol puede ser perjudicial ¿verdad? A continuación te mostramos una de las posibles consecuencias.

El síndrome de Korsakov es un trastorno mental provocado por el alcoholismo crónico, que hace que los enfermos no puedan recordar los hechos más recientes.

¿Te imaginas por ejemplo, que has celebrado recientemente la de boda de tu hija, pero no puedes recordar ningún detalle?

En este tipo de trastorno, solo la memoria a corto plazo es la que se ve alterada. Es posible que la persona recuerde acontecimientos de muchos años atrás pero no de los que sucedieron hace pocos días.

3. Síndrome de Tourette

El Descenso a la Locura

En este tipo de enfermedad, las personas sufren de movimientos involuntarios.

Es como si estuvieras sentado y de pronto comienzas a mover tu brazo, como si fuera un tic nervioso. Deseas controlarlo pero no puedes.

En este síndrome, los síntomas aparecen y desaparecen sin una secuencia lógica.

En algunos pacientes la frecuencia con que repiten los movimientos aumenta con el transcurso de los años, en otros sin embargo esto no sucede.

4. Síndrome de Munchausen



El Descenso a la Locura

¿Te imaginas que venga un familiar con una profunda herida realizada por él mismo y te diga que alguien lo han atacado?

Esto puede suceder cuando una persona sufre de una extraña enfermedad, conocida como Síndrome de Munchausen.

Además de realizarse heridas, la persona también simula otros síntomas, como el de padecer fuertes dolores.

De esta forma el enfermo busca beneficiarse de los cuidados y ventajas que pueda sacar de la situación.

Aunque te enojes con la persona e intentes hacerle ver que su conducta es injusta e inapropiada, su cerebro no lo puede comprender.

Quizás al principio te diga que tienes razón, pero al poco tiempo comenzará con la misma actitud nuevamente.

5. Tricotilomanía

El Descenso a la Locura

Es un tipo de trastorno maniático, en el que el enfermo siente de manera compulsiva el deseo de quitarse el pelo de cualquier parte del cuerpo: cabezas, cejas, pecho, etc.

6. Síndrome del acento extranjero



El Descenso a la Locura

Es un inusual trastorno que afecta a la zona del cerebro que domina el lenguaje.

En estos casos, el enfermo adquiere un patrón de lenguaje completamente distinto al suyo.

Para que lo puedas comprender mejor, piensa en lo siguiente. Tu idioma nativo es el español, así que de algún modo se puede decir que “piensas” en español.

Tal vez hayas estudiado otros idiomas, como el inglés, pero cuando hablas español, piensas en español.

Pero las personas que padecen el síndrome del acento extranjero repentinamente comienzan a “pensar” en otro idioma e incluso a emitir sonidos propios de ese idioma, aunque continúen hablando en su lengua materna.

Actualmente, se han identificado solo 50 casos en todo el mundo.

7. Anasognosia

El Descenso a la Locura

Este trastorno es una de las posibles consecuencias de sufrir un traumatismo encefálico grave.

En este caso, si la parte derecha del cerebro se daña puede ocurrir una parálisis parcial o total de la parte izquierda del cuerpo.

Lo inusual de esta enfermedad, es que el paciente cree que está realizando un movimiento cuando en realidad no es así.

Por ejemplo, cuando una persona con anasognosia no puede mover una mano, de todos modos está convencida de que puede tomar un objeto con ambas.

Aunque el objeto se le caiga, creerá que no ha sucedido nada anormal, pues sus dos manos son útiles.

8. Visión ciega

El Descenso a la Locura

Se trata de una enfermedad que ocurre a nivel cerebral. Las personas que la padecen pueden ver físicamente, pero no son conscientes de ello.

Este trastorno ha sido estudiado ampliamente por los investigadores aunque aún no se ha descubierto el mecanismo por el cual los enfermos no pueden ver, cuando en realidad sí pueden ver.

9. Negligencia hemisférica

El Descenso a la Locura

Es un trastorno del cerebro y que tiene una consecuencia muy peculiar: los pacientes solo ven la mitad de las cosas.

Cuando se le pide a una persona que padece esta enfermedad que describa lo que ve, solo describe la mitad de un plato, la mitad de una blusa, etc. Todos los objetos son vistos parcialmente y exactamente a la mitad.

10. Ceguera al movimiento

El Descenso a la Locura

Similar al anterior, el trastorno afecta a la forma en que el paciente compone la imagen de lo que ve. En este caso, ve absolutamente todo de manera estática.

Imagina por ejemplo, un niño corriendo tras una pelota. La persona que padece ceguera al movimiento, ve cada uno de sus pasos de manera estática. Su cerebro no puede interpretar el movimiento.



11. Síndrome de Cotard

El Descenso a la Locura

¿Estás preparado para escuchar algo realmente sorprendente? Bueno, ahí va: hay personas que están completamente convencidas de que han muerto o que simplemente no existen.

En 1880, un neurólogo francés y a quien le debe el nombre de esta enfermedad, descubrió este comportamiento tan extraño.

El paciente llega a creer que sus órganos están putrefactos y que como ya ha muerto, cree que nunca va a morir.

12. Síndrome de Frégoli

El Descenso a la Locura

En esta enfermedad psicológica la persona enferma se siente permanentemente perseguida.

Quienes la sufren están plenamente convencidos de que hay una persona determinada que se disfraza o cambia su apariencia física, que lo persigue siempre y que está en todas partes.

Aunque les explicaras que no es así, siguen viendo y percibiendo lo mismo.

Puedes saber más de ella aquí.

13. Síndrome de París

El Descenso a la Locura

Es un síndrome que ocurre casi exclusivamente en los japoneses. ¿Cómo puede explicar esto la ciencia?

Ocurre mayoritariamente con japoneses que llegan a París y sufren un shock cultural. Pero esto va más allá de una diferencia cultural naturalmente lógica.

La enfermedad se manifiesta de una manera muy angustiante para los orientales que no pueden percibir ningún detalle de la ciudad.

Ven la torre Eiffel pero no pueden comprender que se encuentran en la ciudad “luz”.



14. Síndrome de Jerusalén

El Descenso a la Locura

De cierta forma es similar al anterior, en la medida que afecta a quienes visitan Jerusalén.

Sin embargo, las personas que lo sufren actúan de una manera bastante distinta.

Quienes padecen el síndrome de Jerusalén, están convencidos que Dios los ha enviado allí para que hagan vivo el mensaje de la biblia.

Se encarnan en la piel de los profetas, y verdaderamente se sienten como tales.



15. Trastorno de Identidad de integridad corporal

El Descenso a la Locura

Esta es una de las enfermedades más crueles desde el punto de vista físico.

El enfermo siente la imperiosa necesidad de amputarse un miembro de su cuerpo.

En esta enfermedad, la persona ve a ese miembro que desea amputarse como un elemento extraño a su cuerpo.

Puede llegar incluso a desagradarle y molestarle profundamente, impidiéndole tener una vida feliz.



16. Síndrome de Stendhal

El Descenso a la Locura

¿Te gusta el arte? ¿Te imaginas que estando en un museo frente a una gran exposición de arte, de pronto te viene un ataque de angustia?

Estos son los síntomas de esta rara enfermedad, que ocurre cuando la persona se exponen a obras de arte particularmente bellas.



17. Paramnesia reduplicativa

El Descenso a la Locura

En este caso, la persona está completamente convencida que un mismo lugar existe en más de una localización física.

Cree que un lugar determinado, que le resulta familiar, ha sido duplicado y cambiado de ubicación.

Es un trastorno en el que el paciente crea una especie de mundos paralelos, en el que ambos lugares coexisten.

18. Síndrome de Diógenes



El Descenso a la Locura

El nombre es atribuido a un famoso filósofo griego quien vivía recluido en un barril de vino.

Más allá de la leyenda, esta patología genera un deseo incontrolable de reclusión y aislamiento.

Quienes lo sufren, generalmente personas de la tercera edad que viven solas, tienden a acumular muchos objetos y desperdicios en su hogar.

La persona enferma no tolera la vida en sociedad. Si bien es catalogada como una enfermedad psiquiátrica, también tiene un fuerte componente psicológico.

19. Síndrome de Lima



El Descenso a la Locura

El nombre se lo debe a la capital peruana, en la cual se experimentó por primera vez una circunstancia propicia para esta enfermedad.

Se da cuando los secuestradores o captores generan un vínculo casi afectivo con sus víctimas, compadeciéndose de ellas y comenzando a contemplar sus necesidades de otra manera.

20. Síndrome de Estocolmo



El Descenso a la Locura

En este caso, es la víctima de secuestro quien comienza a experimentar afecto y simpatía por sus captores.

Se supo de un caso en que una mujer se casó con uno de los delincuentes que la habían tomado de rehén en el ataque a un banco.

Bueno, ahora ya sabes un poco más sobre estas enfermedades mentales extrañas.

Aun existen muchas más, pues el cerebro y las conductas humanas son muy complejos.

El Descenso a la Locura

No comments yet.

Leave a Comment