Facebook Twitter RSS Reset

El campeon olvidado

Hace ya más de 44 años (31 de diciembre de 1970) apareció muerto en su residencia de Las Vegas, sin que la policía pudiera aclarar jamás qué pasó con él, Charles Sonny Liston , un fantástico, bravo, salvaje, ex campeón mundial de peso completo. Sonny Liston .

El campeon olvidado

“Un tipo que conocía a Sonny alguna vez dijo de él:”Pienso que murió el día que nació”. Nadie, ni siquiera Sonny, supo exactamente cuándo fue ese día, ni dónde nació. Sólo él y los hombres que lo mataron supieron la fecha de su muerte. Su vida comenzó y terminó en una nebulosa”.

El campeon olvidado

Toda una historia la de Sonny liston que nació en el seno de una familia en la que contándolo a él eran 25 hermanos, ¡25!. Su padre Tobe Liston era recolector de algodón en Arkansas y a Sonny lo puso a recoger algodón a los 8 años, doblada la espalda y bajo el sol. La forma de pensar del papá era que el que tiene edad para comer tiene edad para ganarse la comida.

Si el ambiente en la casa era malo las cosas no mejoraron cuando hizo un intento por ir a la escuela por primera vez cerca ya de sus 10 años de edad. Se multiplicaron las burlas porque era grande, casi gigantesco, y analfabeto. A los 16 años abandonó trabajo y escuela y se reunió con los niños y jóvenes peores ejemplares de su comunidad y se dedicó a asaltar restaurantes y tiendas.

En 1950 ingresó en la penitenciaría del estado de Missouri, allí dentro conocería al sacerdote católico de la prisión, el padre Alois Stevenson, el director de deportes de dicho penal, que lo llevó al gimnasio y guió sus primeros pasos en el pugilismo. De él dijo Liston: “Fue el primer hombre que habló conmigo en lugar de darme órdenes”. El padre Stevenson le puso en contacto con dos hombres del mundo del boxeo que le buscaron hacer una sesión de sparring en la cárcel con un peso pesado local de cierto prestigio, Thurman Wilson.

El campeon olvidado

En aquellos momentos, Liston no era más que un aficionado, pero en cuatro asaltos ganó por abandono, pues Thurman se negó a continuar peleando. En el 52, consiguió la condicional y comenzó su andadura en el boxeo amateur, ganando el campeonato de los guantes de oro, el título más importante en el boxeo amateur americano, y de donde salen los futuros campeones mundiales.

Ese fue el principio para quien sería un gran campeón. La carrera boxística iba bastante bien hasta que volvió a tener problemas con la ley, cuando en mayo de 1956 tuvo un pleito con un patrullero de policía y volvió a estar entre rejas. Al salir de prisión, volvió a instalarse en Filadelfia junto a su mujer Geraldine. Allí conseguiría la protección de dos capos de la mafia, Frankie Carbo y “Blinky” Palermo, que mandaban en dicha ciudad. En aquellos tiempos la mafia actuaba en el boxeo como una auténtica ave de rapiña. Sólo hay que ver cómo estaba el contrato: el 52% era para Frankie Carbo, el 24% para John Vitale, y el 24% para él y su manager Pep Varone. Fue el último campeón mundial que caería en las garras de la mafia. Muhammad Alí, a continuación, rompió esas ataduras al estar protegido por la secta de la Nación del Islam.

En el 59 Liston dio un gran paso a la consagración al ganarle a Geraldo Niño Valdés, un gran peso completo cubano, algunos dicen que el boxeador más sucio que ha existido… sucio de suciedad, afirmaban que no se bañó nunca… pero lo cierto es que la pelea llevó a Liston al título mundial de Floyd Patterson a quien en 62 y en 63 noqueó las dos veces en el primer round.

El campeon olvidado

Declive

http://news.bbc.co.uk/olmedia/1760000/images/_1760635_aliliston300b.jpg

Liston no sólo había conseguido la corona al noquear en el primer asalto a Floyd Patterson, sino que también lo demolió en la revancha. Igualmente despachó por la vía rápida a Cleveland Williams, Nino Valdés y Zora Folley.

Todo lo que estaba relacionado con el campeón, resultaba siniestro para la época. Su cuerpo grueso y compacto, su mirada maliciosa, los dos períodos en la cárcel y su supuesta conexión con la mafia creaban un historial de vida tenebroso.

Pocos daban oportunidad a Clay, que venía de sufrir la mayor humillación de su carrera frente a Henry Cooper. Aunque ganó la pelea, fue derribado por un gancho del inglés.

Los días previos a la pelea con Liston mostraron a un Clay más hablador que nunca. Su conducta fue interpretada como la de un hombre con miedo, teoría que encontró fundamento en la elevada presión sanguínea que registró antes de la pelea.

La pelea

Mientras Clay se presentó al ring acompañado por Sugar Ray Robinson, Liston fue apadrinado por Joe Louis.

Los expertos esperaban a un retador que saliera bailando sobre el cuadrilátero, evitando la furia del campeón. Sin embargo, el comienzo del combate mostró a un Clay desafiante, sin su tradicional juego de piernas.

Liston fue uno de los boxeadores más intimidantes de la historia.

Hacia el cuarto, la esquina de Liston empezó a darse cuenta de la ventaja de Clay en la pelea. No se sabe exactamente lo que ocurrió durante el descanso, pero al término del quinto asaltó Clay regresó a su esquina quejándose de un extraño ardor en los ojos.

El mundo del boxeo acusó a Liston de haberse colocado crema en los guantes, aunque esta hipótesis nunca fue comprobada.

Clay comenzó a bailar sobre el ring siguiendo las órdenes de su entrenador, Angelo Dundee. El resultado no pudo ser más alentador y el retador humilló al campeón en el sexto asalto.

Liston, sangrando y extenuado, no quiso salir a pelear al siguiente round, arguyendo una lesión en el hombro.

Clay saltó de júbilo en el centro del cuadrilatero y vociferó a los cuatro vientos la grandeza de su hazaña.

Un mes después Cassius Clay dejó de existir y dio paso a Muhammad Alí, la leyenda.

La revancha

Sonny Liston, derrotado y humillado, buscó la revancha ante Alí. Pero no pudo cambiar el curso de la historia.

Alín noqueó a Liston

Un iracundo Alí le exige a Liston que se levante.

El nuevo campeón aceptó el desafío y salió nuevamente victorioso del cuadrilatero gracias a un golpe “fantasma”.

El desarrollo de las dos peleas generaron mucha polémica, sugiriendo que habían sido arregladas.

Un amigo cercano a Liston reconoció que la primera derrota se debió a su mala preparación, pero, según su opinión, en el segundo combate se había dejado vencer.

El golpe que noqueó a Liston en la revancha no fue visto por todo el público, lo que incentivó la teoría del arreglo. Pero muchos observadores aseguran haber visto la acción que derivó en el triunfo de Alí.



Ultimas pelea
s



Sonny Moore fue la víctima, de aquella noche en el Sam Houston Coliseum de Texas, donde Sonny Liston consiguió su último triunfo por KO, antes de retirarse del pugilismo.

Se retiró del boxeo el 29 de junio de 1970 con triunfo por decisión del réferi ante Chuck Wepner, antes, cayó derrotado por KO efectivo en manos de Leotis Martin en diciembre de 1969, su pelea previa, fue la del 23 de septiembre, en la que por última vez, ganó por nocaut efectivo.

Fueron tres asaltos de dominio puro por parte de Liston, quien mandó a dormir a su contrincante, y vivió uno de sus últimos momentos de gloria sobre el encordado, luego de una carrera que lo convirtió en leyenda, cara terizado por su poderíos en los puños.

El campeon olvidado

Su muerte

De manera que, ¿no murió Sonny Liston de una sobredosis autoadministrada, como se rumoreó en ese entonces?

La perspectiva de responder esta pregunta es razón suficiente para leer la biografía escrita por Tosches.

Sin embargo, existen varias otras razones. Por un lado, Tosches ofrece persuasivas respuestas para otro gran misterio acerca de la vida de Liston: si fue a menos no en una, sino en las dos peleas por la corona mundial contra Muhammad Alí (que fue conocido como Cassius Marcellus Clay hasta la primera de las peleas contra Liston, el 25 de febrero de 1964), y si fue así, ¿por qué lo hizo?

Tosches siente desdén por Clay, no sólo como boxeador en comparación con Liston, sino como “el niño mimado de una mediocridad más elitista, una clase intelectual de raza blanca que buscaba un sentido y una metáfora en el boxeo”. En otra página, Tosches escribe: “Debe recordarse que mediocridad y medios son comunes a la misma raíz latina… Clay debería ser considerado el primer ídolo de boxeo hecho para la TV. Mientras bailoteaba y se divertía dentro de una aceptable e inofensiva extravagancia ante las masas, y frente las cámaras y los micrófonos de la mediocridad, ésta lo envolvía”.

Tosches establece convincentemente que el joven Clay no pudo haber aguantado al verdadero Liston. Cita, entre otras pruebas, las palabras de Chuck Wepner, un boxeador que se midió con ambos: “Alí no pegaba como Liston. Liston fue el único boxeador que alguna vez me lastimó”.

Entonces, ¿por qué, en la primera pelea, los golpes de Liston fueron lanzados sin el temible poder que anteriormente habían derribado a un hombre tras otro? ¿Por qué, en la revancha realizada en Lewiston, estado norteamericano de Maine, en mayo de 1965, Liston fue noqueado en la primera vuelta por un golpe demasiado corto como para provocar un daño serio, lo cual llevó inmediatamente al periodista deportivo Red Smith a escribir que la caída de Liston elevó 30 centímetros el nivel del río Androscoggin?

Tosches rechaza la hipótesis de que Liston y su gente eran dueños de una parte del futuro de Alí, o de que Liston se sentía intimidado por los musulmanes negros, que hacía poco habían incorporado a Alí a sus filas. En cambio, el autor sostiene que miembros de la mafia -específicamente Paul John (Frank) Carbo y Frank (Blinky) Palermo- eran dueños de los guantes, las botas, y los pantaloncitos de boxeo de Liston, y que lo habían sido prácticamente desde que Sonny se había convertido en profesional. Pero estaban hartos de él, según sugirió Tosches. “Como campeón, Sonny era mala noticia”, escribe. No era popular. Bebía mucho. Siempre tenía problemas con la Justicia. Estuvo a punto de quedar en evidencia como violador. De manera que le dijeron basta.

“Hice lo que me ordenaron”, comentó Liston a su hermano mayor, de acuerdo con el relato de Tosches. Y la gente que dirigía a Liston “iba tras el dinero”, afirma Tosches. Además, narra que un ex presidente de la Comisión de Boxeo del Estado de Nevada, respecto de la primera pelea con Alí, había dicho: “Recibieron 300.000 dólares por la pelea, y los apostaron siete a uno en contra de Sonny. Se llevaron 2.100.000 dólares”.

Curiosidades

Nunca se supo con certeza su edad y fecha de nacimiento

Tenia las manos mas grandes en la historia del boxeo (15 pulgadas)

El campeon olvidado
El campeon olvidado

A pesar de contar con una estatura de 1.85 cm aprox, tenia brazos extremadamente largos, solo por detras de lennox lewis en este aspecto

Siempre quedara la duda si se tiro o no en la segunda pelea con Ali

El campeon olvidado
Junto a George Foreman otro grande y su compañero de sparring

El campeon olvidado

El campeon olvidado

El campeon olvidado

El campeon olvidado

El campeon olvidado

No comments yet.

Leave a Comment