Facebook Twitter RSS Reset

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

Mucho se ha debatido sobre el cambio climático, si bien a diario se habla sobre ello, hay muchos que afirman que es una farsa y que es mentira, que simplemente no existe, otros dicen que solo afectara en el futuro, pero en realidad los efectos se están dando ahora mismo.



Hoy, 07 de diciembre, Por primera vez en la historia, Pekín ha declarado la alerta roja por la contaminación, la más alta posible., una medida hasta ahora inédita que han adoptado debido al intenso humo que envuelve a la capital de China, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

El domingo ya se había impuesto la alerta naranja, la segunda más seria de una escala adoptada en 2013, después de que Pekín registrara los niveles de contaminación más altos de su historia. Ese nivel de alerta prohíbe entre otras cosas que los escolares puedan participar en actividades al aire libre.

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

A lo largo de la tarde, los niveles de contaminación han ido subiendo gradualmente y, según los medidores instalados en la Embajada estadounidense, la concentración de partículas PM2,5 —de un diámetro inferior a las 2,5 micras, consideradas las más peligrosas por su capacidad para infiltrarse en los pulmones— llegaba a 274 microgramos por metro cúbico de aire, 10 veces más del máximo que la OMS considera tolerable.

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

China es el principal emisor de dióxido de carbono y se calcula que en 2013 emitió el doble que EE UU, la principal potencia del mundo. Pekín ha prometido que empezará a recortar emisiones “a partir de 2030”. También ha prometido reducir su consumo de carbón en 100 millones de toneladas para 2020, una cantidad insignificante comparada con los 4.200 millones de toneladas que consumía en 2012.

En California, una de las ciudades mas pobladas del mundo se ha causado la peor sequía de la historia.



Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford (California, EE.UU.) vinculó ayer la sequía extrema que registra el estado desde hace tres años, la peor de toda su historia, con los efectos del cambio climático, especialmente con la emisión de gases de efecto invernadero.

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

“Las condiciones atmosféricas asociadas a la sequía sin precedentes que afecta actualmente a California están ‘muy posiblemente’ vinculadas al cambio climático causado por los humanos”, indica el informe del grupo de expertos liderados por el profesor Noah Diffenbaugh, especialista en ciencias climáticas.

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

Según los científicos de Stanford, la abundancia de gases de efecto invernadero que deriva de la ignición de combustibles fósiles y de la tala de los bosques ha favorecido la formación de una región permanente de alta presión atmosférica en el noreste del Pacífico (anticiclón) que impide la llegada de tormentas a California.

La deforestación.

La deforestación arrasa los bosques y las selvas de la Tierra de forma masiva causando un inmenso daño a la calidad de los suelos. Los bosques todavía cubren alrededor del 30 por ciento de las regiones del mundo, pero franjas del tamaño de Panamá se pierden indefectiblemente cada año.



Las selvas tropicales y los bosques pluviales podrían desaparecer completamente dentro de cien años si continúa el ritmo actual de deforestación.


El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

La deforestación tiene muchos efectos negativos para el medio ambiente. El impacto más dramático es la pérdida del hábitat de millones de especies. Setenta por ciento de los animales y plantas habitan los bosques de la Tierra y muchos no pueden sobrevivir la deforestación que destruye su medio.

La deforestación es también un factor coadyuvante del cambio climático. Los suelos de los bosques son húmedos, pero sin la protección de la cubierta arbórea, se secan rápidamente. Los árboles también ayudan a perpetuar el ciclo hidrológico devolviendo el vapor de agua a la atmósfera. Sin árboles que desempeñen ese papel, muchas selvas y bosques pueden convertirse rápidamente en áridos desiertos de tierra yerma.

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

La contaminación del aire


El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

El dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero, es el contaminante que está causando en mayor medida el calentamiento de la Tierra. Si bien todos los seres vivos emiten dióxido de carbono al respirar, éste se considera por lo general contaminante cuando se asocia con coches, aviones, centrales eléctricas y otras actividades humanas que requieren el uso de combustibles fósiles como la gasolina y el gas natural. Durante los últimos 150 años, estas actividades han enviado a la atmósfera una cantidad de dióxido de carbono suficiente para aumentar los niveles de éste por encima de donde habían estado durante cientos de miles de años.

Las reservas de terreno cultivable más grandes del mundo se concentran en América Latina y el Caribe, con 576 millones de hectáreas, cifra que equivale, aproximadamente, al 30% de su territorio. El 47% de la superficie regional está cubierta de bosques. El 92% del bosque regional se encuentra en Sudamérica, principalmente en Brasil y Perú. Estos dos países junto con Colombia, Ecuador, México y Venezuela albergan entre un 60 y un 70% de todas las formas de vida del planeta.

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.GIF

Los expertos prevén, en los próximos años, un aumento en la cantidad de huracanes, tormentas, sequías, olas de calor y tornados que afectan a la región. Los climas se harán más extremos: las zonas que sufren sequías se volverán más áridas y los lugares húmedos contarán con mayor volumen de precipitación.

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

Los estudios de vulnerabilidad, ante el aumento del nivel del mar producido por el derretimiento, de los hielos sugerieren que los países del Istmo Centroamericano, Venezuela y Uruguay podrían sufrir pérdidas de tierras costeras y biodiversidad, intrusión de agua salada y daños en las infraestructuras costeras.

Aunque 27 países de Latinoamérica han ratificado el protocolo de Kyoto, que establece la reducción de la emisión de dióxido de carbono y otros gases que retienen el calor en la atmósfera, las crisis económicas y políticas que sacuden la región han impedido hasta ahora la implementación de acciones efectivas para combatir el calentamiento.

La Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático (COP21) arrancó hace una semana en París con unas muy elevadas expectativas. A ello ayudó la presencia en la capital francesa de personalidades de la talla del presidente de EEUU, Barack Obama, y de su homólogo de China, Xi Jinping, máximos representantes de las dos economías que más contaminan a escala mundial. Sin embargo, cabe albergar dudas sobre el resultado final de la Cumbre

El cambio climático es real, y esta sucediendo ahora mismo.

Aspectos tan cruciales como la fijación, a escala global, del precio del carbono no están sobre la mesa en estos momentos. De este modo, contaminar seguirá siendo económicamente muy barato en ciertas partes del mundo, especialmente en los países en desarrollo. El fracaso, por tanto, amenaza a la Cumbre en el momento en el que enfila su última semana de negociaciones. El coste de ese aún evitable fiasco será muy elevado; no en vano, lo que se acuerde en París tendrá vigencia hasta el final del presente siglo.

Ahora les dejo un vídeo de katy frente al cambio climático: