Facebook Twitter RSS Reset

El Banco del Vaticano

El Banco del Vaticano, el IOR (Instituto de Obras para la religión), anunció hoy que ha completado su “profunda obra de saneamiento” y que ha cerrado 4.935 cuentas desde 2013.

Con ocasión de la presentación hoy de los resultados del ejercicio de 2015, el presidente del banco, Jean-Baptiste De Franssu, explicó en Radio Vaticano que ahora “es imposible lavar dinero en el IOR”, aunque reconoció que “en el pasado pudo ocurrir, como en muchas instituciones financieras de todo el mundo”.

Precisó que el número de cuentas cerradas no se debe a que fueran “sospechosas respecto a las normas de la Aml (Anti Lavado de Capitales)” sino que muchas de ellas lo fueron porque no se correspondían con los nuevos criterios de los clientes o porque estaban inactivas desde hace mucho tiempo.

“Las posiciones sospechosas fueron denunciadas a las autoridades competentes”, aseguró.

“Las reglas son muy severas y todo el equipo que trabaja en el IOR ha sido preparado para conocer, comprender y respetar estas reglas”, añadió el presidente del banco, quien agregó que tras los acuerdos con otros Estados de intercambio de información bancaria “es el último banco que se elegiría para lavar dinero”.

No comments yet.

Leave a Comment