Facebook Twitter RSS Reset

El arte de Salvador Dalí que aún no conocías

Atomicus Dalí (1948)





Para realizar esta fotografía, tomada por Philippe Halsman, contaron con 6 asistentes, entre ellos la esposa de Halsman. En cada toma hacían un conteo hasta cinco en el set: “Uno, silla en el aire; dos, muebles sujetados y tirantes; tres, gatos al aire; cuatro, agua; cinco, Dalí pega un salto“. Ese era el photoshop de la época.



Aparición de un rostro y un frutero en la playa (1938)



Apparition of Face and Fruit Dish on a Beach es una interesante ilusión óptica de Dalí. Seguramente puedes ver el rostro y el frutero, ¿pero ves fácilmente el perro?



El maestro



Un vivo ejemplo de su excentricidad.



Sentimientos



Feelings, arte compartido entre Salvador Dalí y el pintor belga René Magritte, quien también era surrealista.



Dalí



El 24 de julio de 1982, el Rey Juan Carlos I de España le otorgó a Salvador el título Marqués de Dalí de Púbol por sus notables dotes artísticas y grandes aportes a la cultura de su país.



Ilusión óptica



Otra ilusión óptica sensacional de Dalí, el detalle del pendiente que adorna a la anciana es estupendo.



Un satírico permanente



”Sólo hay dos cosas malas que pueden pasarte en la vida, ser Pablo Picasso o no ser Salvador Dalí“, Dalí.



La manzana mariposa



Butterfly apple, una magnífica ilusión visual. Noten los insectos como detalle adicional.



Una estupenda captura en movimiento



De nuevo trabaja con Dalí su entrañable amigo Philippe Halsman, quien por cierto fue bastante reconocido por fotografiar a personajes famosos como Alfred Hitchcock, Marilyn Monroe y Frank Sinatra.



El rostro de la guerra (1940)



The Face of War, una de las obras que Dalí creó durante su corta estadía en California, Estados Unidos. La pintó en alusión al final de la Guerra Civil española e inicio de la Segunda Guerra Mundial.



El loco



“La única diferencia entre un loco y yo, es que el loco cree que no lo está, mientras yo sé que lo estoy”, Salvador Dalí.



Dalí y los animales



Como mascota Dalí tuvo alguna vez a un oso hormiguero. A menudo paseaba en las calles parisinas y llevaba a su animal junto a él.



Boca misteriosa apareciendo en el fondo de mi enfermera (1941)



Originalmente titulada: Mysterious Mouth Appearing in the Back of My Nurse. Las ilusiones ópticas de Dalí son simplemente magníficas.



La persistencia de la memoria (1931)



Una de sus obras más célebres, pintada al óleo y completamente surrealista. Seguramente ya la conocías, pero por tratarse de Dalí no podía quedarse por fuera de esta selección.



El arte de Salvador Dalí que aún no conocías

No comments yet.

Leave a Comment