Facebook Twitter RSS Reset

El arte de ponerle nombre a los lagos de Canadá

El arte de ponerle nombre a los lagos de Canadá

Canadá es un país de lagos. También de policías a caballo con un uniforme de lo más pintoresco, pero no viene al caso. Hablemos de los lagos de Canadá. Pongamos por ejemplo la provincia de Quebec. Tiene un millón y medio largo de kilómetros cuadrados de superficie, de los cuales un 12%, o sea, 180.000 km2 son lagos y ríos. Ciento ochenta mil kilómetros cuadrados. Son más o menos 18 millones de campos de fútbol, en la unidad estándar de superficie en la televisión. En toda Canadá la superficie del país ocupada por agua dulce (lagos y ríos) alcanza casi 900.000 kilómetros cuadrados, lo que viene siendo lo que miden países como Egipto o Venezuela. Se desconoce el número exacto de lagos que existen en el país. Ni siquiera se han molestado en contarlos. La última vez que lo hicieron fue en 1973 y contaron 31.752 de más de tres kilómetros cuadrados de superficie. Si contamos las lagunas, los estanques y los demás pedazos de agua esparcidos por todo el país la cifra se dispara hasta los ¡dos millones! Y eso sin contar los charcos que deja la lluvia. Lo que decía al principio. Un país de lagos.

El arte de ponerle nombre a los lagos de Canadá
Ooooooooohhhhhhhhhh

Con tantísimo lago ponerle nombres a todos debe se una tarea pesadísima. Es fácil ponérselos a los grandes, pero, dioses, dos millones. El Departamento de Ponle los nombres a los pinches lagos de la chingada (DPNPLDLCH) debería tener un ejército de funcionarios simplemente buscando combinaciones de vocales y consonantes que puedan ser pronunciables por humanos. Así pues no es extraño que pasen cosas como esta:



El arte de ponerle nombre a los lagos de Canadá
Lo que es tener muchos lagos y sin imaginación

Ahí los tenemos. Están el Lago Boulder, el Lago Creighton, el Lago Johns… espera un segundo. Alguien se debió quedar sin ideas para poner nombres . A la derecha de la imagen están “Another Lake” (literalmente “Otro Lago”) y, para mayor diversión… “And Another Lake” (literalmente, “Y Otro Lago” ¡Venga, señora, Quítemelos de las manos! ¡Será por lagos, oiga!). Parece que uno de los funcionarios del DPNPLDLCH andaban MUY cortos de imaginación. Podría pensarse que en Google son unos cachondos y a falta de nombre le echaron imaginación, pero no. El nombre de los lagos es oficialmente ese desde 1991, y extraoficialmente al menos desde 1946. Absolutamente grandioso. Oh, Canadá, gracias por estos momentos de gloria toponímica.

El arte de ponerle nombre a los lagos de Canadá
¿Enserio, José? Otro puto lago más y me voy a Yemen.

El arte de ponerle nombre a los lagos de Canadá

No comments yet.

Leave a Comment