Facebook Twitter RSS Reset

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

Adolf Hitler, tuvo un gran interés en el arte, realizando diversas obras tanto literarias como pictóricas. Este lado artístico del Führer ha pasado desapercibido en la historia o, por lo menos, sin darle la relevancia que merece.

El arte de Adolf Hitler

Mütter (Madre)

Un poema que el Führer le dedicó a su madre.

Cuando tu madre haya ya envejecido,

Cuando sus amorosos y esperanzados ojos

ya no vean la vida como alguna vez lo hicieron,

Cuando sus pies, ya cansados,

No puedan ya sostenerla mientras camina

Entonces, entrégale tu brazo en apoyo,

Acompáñala con alegría,

Vendrá la hora en que, sollozando,

deberás acompañarla en sus últimos pasos.

Y si algo te pregunta,

entonces dale una respuesta.

Y si te pregunta de nuevo, ¡háblale!

Y si te pregunta aún otra vez, respóndele,

No impacientemente, sino con gentil calma.

Y si no puede ella entenderte con claridad,

explícale todo con gentil alegría.

Vendrá la hora, la amarga hora,

en que sus labios no preguntarán nada más.

Pintura

El profeta de la Edad de Hierro

A veces, en las noches amargas, voy al roble de Wotan.

Rodeado de silencioso fulgor,

Para forjar una alianza con los poderes nocturnos.

Las letras rúnicas que hace la luna con su mágico hechizo

y todos quienes durante el día están llenos de impudicia,

¡Se vuelven pequeños ante la fórmula mágica!

Ellos arrojan lanzas de acero pero en vez de dar en el blanco,

Se solidifican en estalagmitas.

Así, los falsos son separados de los verdaderos.

Yo llego a un nido de espadas y doy entonces con mi fórmula

Bendiciones y prosperidad para los buenos y para los

justos.

Adolf Hitler

Ciego

El 15 de octubre de 1918, poco antes del final de guerra, Adolf Hitler fue trasladado a un hospital de campaña, donde quedó temporalmente ciego por un ataque con gases tóxicos. Hitler expresó metafóricamente que durante aquella experiencia, al quitarse la venda que cubría sus ojos, fue cuando descubrió que “el objetivo de mi vida era lograr la salvación de Alemania”. Esta experiencia también le inspiró a escribir un poema titulado Ciego el 14 de noviembre de 1918 en el Hospital Militar de la Reserva de Pasewalk.

Recientemente vi a un joven combatiente ciego

Tan sólo en la primavera de su vida, todavía casi un niño

Con noble rostro, de magnífica figura,

Sin embargo muertos y fríos sus pobres ojos,

Como cuando un niño da sus primeros pasos.

Parecía como si, riendo, soportara su destino,

¡Pero vaya una sonrisa! Aturdido, la mirada vacía

Como si estuviera oteando en la lejanía, -palpando

¡Porque es ciego!

Das una ojeada por sus juveniles rasgos, presurosamente,

y de nuevo te fijas en los ojos,

Muertos, cansados, que ya para nada sirven.

Fue un doloroso espasmo. Errante e interrogativo,

Deambula alrededor de la pálida boca, melancólico, acusadoramente.

Pocas cosas me llegan al corazón profunda y acaradamente,

Esa sonrisa ciega -esa, jamás la olvidaré.

Penosos forcejeos antes de orientarse.

¡Porque es ciego!

Calladamente se ha entregado a su destino

¡Cuán cruel es la guerra, cuan dura la vida!

Lejos ya el ímpetu desbordante de la juventud.

¡Qué pensamientos desfilarán tras esa blanca frente!

Ya que a partir de ahora cierto sueño nunca se va a cumplir,

y a partir de ahora esos ojos permanecerán velados

para lo que antes tan queridos les era: el esplendor de las flores,

el cordial saludo de las estrellas en la noche,

la luz del sol desparramada sobre los campos.

¡Porque es ciego!

El pajarillo que se mece en el ramaje,

el retrato de la novia, el rostro querido de la madre,

¡La nueva luz del día que despierta!

La noche eterna es ahora el destino desgraciado.

¿Existe todavía algún sacrificio de esta envergadura,

que pueda ofrecerse a la Patria?

En la primavera de la vida -¡y ya un hombre ciego!

¿Nosotros los videntes podemos darnos cuenta de lo ricos que somos?

La palabra, tan escueta, alberga una profunda tragedia:

¡Ciego!

Doy gracias al Señor de poder volver a ver.

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

Lago en las montañas. Acuarela. 1910

arte

El arte de Adolf Hitler

Iglesia de Karl en Invierno. Acuarela. 1912

Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

Perro. Lapiz grafito. 1929

Pintura

El arte de Adolf Hitler

Patio de Antigua Residencia en Munich. 1914

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

Burgtheater.

arte

El arte de Adolf Hitler

Parlamento, con vistas a la Ringstrasse de Viena.

Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

München Hoftheater. 1914

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

Ópera de Viena. 1912

Pintura

El arte de Adolf Hitler

Restaurante Greinburg. Acuarela. 1911

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

Músico en Casco Antiguo (cerca de 1910 y 1912)

arte

El arte de Adolf Hitler

Casa de Colores.

Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

Almenas de Castillo (1910)

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

Iglesia de Pueblo (1914)

Pintura

El arte de Adolf Hitler

Oedensplatz (1914)

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

Schloss u. Kirche Perchtoldsdorf (cerca de 1910 y 1912)

arte

El arte de Adolf Hitler

München Siegestor (1913)

Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

El arte de Adolf Hitler

No comments yet.

Leave a Comment