Facebook Twitter RSS Reset

El 3 de Agosto Chile inaugura 4to. buque para Armada

El buque es parte de la serie Danubio IV, que se construye en Asmar Talcahuano, y tiene capacidad para participar en misiones de rescate. Será enviado a Puerto Montt.

http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2016-07-31&dtB=31-07-2016%200:00:00&PaginaId=17&bodyid=3

El 3 de Agosto Chile inaugura 4to. buque para Armada

El 1 de marzo de 2012, un Piper Navajo de la empresa Aerohein cayó al mar cerca de Quellón, Chiloé. El piloto y dueño de la compañía de transportes, Ricardo Hein, alcanzó a comunicarse con el Club Aéreo de Castro antes de que el avión emitiera la señal de alarma. El mensaje de Hein decía que iba descendiendo, con Quellón a la vista.

Ese mismo día, la Armada y la Fuerza Aérea montaron un operativo de rescate en el que participaron unas 200 personas ante la posibilidad de que el avión hubiera amarizado o descendido en alguna de las islas del archipiélago, y los ocho ocupantes del aparato hubiesen sobrevivido.

El 2 de marzo, para facilitar las labores de rescate, la Armada decidió sumar al operativo a un patrullero oceánico, el “Piloto Pardo”, con base en Talcahuano y capacidad para transportar un helicóptero. Sin embargo, logró llegar a la zona varios días después del llamado.

Porque la realidad es que no todas las cinco zonas navales de la Armada cuentan con patrulleros oceánicos, un tipo de nave que -además de llevar un helicóptero- viene dotada de dos botes de rescate.

De ahí la importancia de la próxima botadura del cuarto patrullero que recibe la marina chilena, el “Cabo Odger”, que será destinado precisamente a Puerto Montt.

La nave, cuyo costo de construcción ascendió a unos US$ 70 millones, está en la última fase de construcción en los astilleros de Asmar en Talcahuano. Hoy, unos 320 soldadores y técnicos afinan los últimos detalles del buque, que contará con capacidad para operar en los mares australes.

El encargo es parte del proyecto Danubio IV de la Armada, que contempla la construcción de seis de estas naves. Según el comandante Harold Kauer, administrador de Asmar Talcahuano, “este es el encargo de construcción en serie más importante en la historia del astillero. Y nos deja muy bien posicionados”.

Esto, porque hasta ahora el foco principal del astillero fue la reparación de los buques de la Armada, de líneas comerciales y pesqueros.

Según Alejandro Konig, gerente de producción de Asmar, “cada vez que hacemos un buque de la misma serie, las cosas van saliendo mejor, y más rápido”. Un ejemplo de esto está en el montaje de las secciones de 50 toneladas de acero, las piezas con las que se arma la nave. En el caso del “Cabo Odger”, y a diferencia de los tres OPV anteriores, los módulos se montaron con los sistemas de agua, lastre y combustible ya instalados.

La capacidad para construir buques que naveguen en aguas australes, por ejemplo, permite a Asmar asumir ahora el siguiente encargo de la Armada. Se trata del “Antártica I”, el primer rompehielos de la marina chilena que será fabricado en el país.

Construcción

No comments yet.

Leave a Comment