Facebook Twitter RSS Reset

Efectos de la pornografía

Etimológicamente, la palabra “pornografía” se deriva del griego pome, que significa prostitución, y de grafos que significa descripción. De esta manera, la pornografía sería la descripción de la prostitución. Sin embargo, esta definición no abarca todo el sentido de este fenómeno.

Efectos de la pornografía

La pornografía puede apelar tanto al estímulo auditivo como al visual, yo que pueden tener el mismo efecto: ambos, en igual medida y sin importar a quién van dirigidos, tienen la capacidad de generar excitación sexual. Sin embargo, por lo general los hombres suelen excitarse más con un estímulo visual que con uno auditivo, mientras que para las mujeres es a la inversa.

En este orden de ideas, algo se puede convertir en pornográfico si utiliza estrategias para que los individuos que reciben dicho estímulo, tengan una excitación sexual. Uno prueba de ello es cuando se promueve ropa interior usando fotos de mujeres que hacen poses y gestos provocativos, que usan maquillajes y accesorios insinuantes.

Siendo el objetivo principal de la pornografía prostituir a la persona. Es decir, la convierte en algo que no es: en un objeto sexual.

Efectos de la pornografía

Los seres humanos tenemos dimensiones que nos caracterizan. Los ámbitos físicos, socio-afectivos, intelectuales y sociales son indivisibles, no es posible separarlos. Por lo tanto, cuando un sujeto consume2 pornografía disgrega automáticamente las dimensiones de lo persona, reduciéndola a su dimensión física.

A su vez, tergiversa a sexualidad porque solamente la concibe como un cuerpo. Por este motivo, el consumidor de pornografía ve a la persona del sexo opuesto como el medio para alcanzar un fin: su placer.

Efectos de la pornografía

Victor Cline, psicólogo clínico experto en sexo adicciones de la Universidad de Utah, habla de cuatro etapas en el uso de la pornografía: adicción, escaladón, insensibilización y aeración. Antes de éstas se encuentran la familiarización y la búsqueda del deseo sexual. y la búsqueda del deseo sexual.

La pornografía crea una adición, la cual trae consigo un sinnúmero de resultados catastróficos, debido a que el adicto ya no es dueño de sí mismo y, por lo tanto, llega a ser víctima de sus deseos sexuales. El elemento agravante es que es imposible desintoxicarse de ella. En definitiva, lo que este mal ocasiona es la transformación de los seres humanos en un instrumento de placer. Pudiendo ocasionar comportamiento sexual desviado, violento incluso actos de violación como también insatisfacción con la apariencia del sexo opuesto y con el matrimonio pudiendo ocasionar destrucción de familias.

Efectos de la pornografía

No comments yet.

Leave a Comment