Facebook Twitter RSS Reset

Efecto MasterChef: inscriben más niños en escuelas de cocina

Aunque en Córdoba hace muchos años se dictan cursos de cocina para niños, el programa de televisión MasterChef Junior traccionó las inscripciones. Aprenden gastronomía y se divierten jugando.

La gastronomía, también es cosa de chicos. Los pequeños son de armas tomar. El delantal en el pecho y el gorro o bandana en la cabeza, sus armaduras. Las ollas, sartenes y batidores, sus armamentos. Así, sin reparar en estaturas, toman por asalto el lugar y lo transforman en una alta cocina.

Como si fuera un juego, mientras descubren un mundo nuevo y experimentan con ingredientes comunes, aprenden a cocinar. Se divierten, hacen amigos, incorporan pautas y forman su conducta. Así es el mundo de los más pequeños en los cursos de cocina que se dictan en varios institutos y escuelas de gastronomía cordobesas.

Desde hace varios años, estos establecimientos educativos ofrecen seminarios, talleres y cursos de cocina para niños a partir de los 6 y hasta los 17 años. Sin embargo, el éxito de MasterChef Junior, la versión kid del formato mundial de reality en el que se compite cocinando, incrementó el interés de los cordobesitos por esta temática.




O al revés: el reality destapó una tendencia. Tu Día recorrió varias escuelas y descubrió que son muchos los chicos interesados en la cocina. Esta movida confirma que no es una moda, sino una actividad que viene desarrollándose desde hace tiempo.

Para la versión argentina del programa, que se transmite por Telefé (Canal 8 en Córdoba) y que termina el miércoles próximo, participaron más de mil chicos de todo el país en el casting. Sólo quedaron 16 participantes de entre 8 y 13 años y la gran final, entre María y Lucas, se verá la semana que viene.

Efecto MasterChef: inscriben más niños en escuelas de cocinaMirá las imágenes de los niños en acción en la escuela de cocina

En la misma línea, Néstor Ochoa, profesor de Celia, admite que el reality pudo haber traccionado la demanda, aunque insiste en que el interés de los chicos es genuino y de mucho tiempo antes. “Ellos acá lo viven más como una actividad recreativa que como una competencia. Aprenden a amar la cocina desde el juego”, aclara.

Marité, directora del instituto gastronómico La Casa de Marité, aclara que siempre hay chicos con mucho interés por la cocina. “Algún factor externo puede despertarle un poco más la curiosidad, pero el deseo de aprender es innato”, agrega.

Todos los consultados coincidieron en la importancia de que los más chicos aprendan a cocinar desde lo lúdico, donde prime la diversión. En ese sentido, también manifestaron sus diferencias con las reglas del programa, en el cual los chicos compiten y luchan por ganar.

Efecto MasterChef: inscriben más niños en escuelas de cocinaMirá las imágenes de los niños en acción en la escuela de cocina

No comments yet.

Leave a Comment