Facebook Twitter RSS Reset

Educación e industria – Sarmiento

Educación e industria - Sarmiento
Domingo Faustino Sarmiento (San Juan, Provincias Unidas del Río de la Plata, 15 de febrero de 1811 – Asunción, Paraguay,11 de septiembre de 1888) fue un político, escritor, docente, periodista, militar y estadista argentino; gobernador de la Provincia de San Juan entre 1862 y 1864, presidente de la Nación Argentina entre 1868 y 1874, Senador Nacional por su Provincia entre 1874 y 1879 y Ministro del Interior de Argentina en 1879.

Influencia de la instrucción primaria en la industria y en el desarrollo general de la prosperidad nacional By D.F Sarmiento

Entendemos por industria, en el caso presente,los diversos medios que los habitantes de un país ponen en ejercicio para proveer a su subsistencia, y crear capitales que a su vez suplan al trabajo individual y ayuden a emprender grandes y lucrativos trabajos. De las formas diversas que el trabajo asume,dos facciones principales presenta la industria en Chile: la minería y la agricultura. De ambas nos ocuparemos separadamente , por cuanto ellas dan ocupación a la gran mayoría de los habitantes. La minería es la industria sobre la cual menos influencia ha ejercido la educación. Juan Godoy,a quien Copiapó ha elevado una estatua, no sabía ni necesitó saber leer para descubrir las masas de plata nativa que se ofrecieron a su vista en Chañarcillo.

A primera vista esa observación parecerá trivial, y sin embargo es de una importancia inmensa. La simplicidad de las combinaciones metálicas que presenta la plata en Copiapó y en la generalidad de los minerales de Chile, hace innecesaria toda instrucción de parte del descubridor de minas , del cateador , del mayordomo, del dueño mismo de la mina, del barretero y del apir. Hablo de lo que existe , e interrogando a los hombres y los hechos se encontrará confirmada esta verdad. Ningún hombre de ciencia ha descubierto minas , y para los minerales que no muestran plata córnea a la vista o plata nativa o metalizada, el auxilio del ensayador ni el de la metalurgia le serán de poco auxilio.

El pueblo minero ha creado su tecnología metalúrgica especial. En Chile hay, según ella, cinco clases de metales de plata, plomos,barra,sorocches,metales fríos y calientes; todos los que nose ajjustan a estar categorías son antinómicos que el minero práctico debe abandonar como inútiles. Desdoro de su ciencia sería prestarles siquiera atención.

He aquí una de las más grandes y más tentadoras industrias sustraída a la acción de la inteligencia, como aptitud para adquirir. Un químico, un ensayador, metalurgista puede morirse de hambre en los minerales de Chile. El obre está sujeto a las mismas reglas.

Hallada o adquirida la mina, la utilidad es obra del acaso de un alcance, y su laboreo fruto del capital que pueda emplearse. Obtenida la riqueza que las minas prometen, el poseedor cambia de situación , se vuelve capitalista , funda una nueva familia y no muere, afortunadamente , antes de haber visto a sus hijos figurar entre la juventud más ilustrada del país.

Todavía las minas de Chile ejercen una influencia adversa contra el desarrollo de la inteligencia.Toda industria paga el trabajo , devuelve el capital, y recompensa el ingenio que el artífice pone para mejorarla. Cuanto más capital se emplea mayores son los productos; y cuanto más ingenio menores los gastos, más perfección.Estas leyes generales a la industria , y cuya práctica produce hoy las maravillas , que no sabemos admirar bastante en baratura y belleza de los artefactos,. están violados en la industria minera. El trabajo empleado no está siempre representado en los productos; el capital que absorbe no es seguro que salga de las labores, y la perfección de los medios mecánicos de producir es cuestión accesoria, pues, ante todo es preciso que haya productos. Así pues, esta industria está abandonada al acaso de las combinaciones de la naturaleza, que como Dios da y quita sin que la humildad de la razón humana , en lo que no es del dominio del cálculo, acierte a comprender las leyes que rigen aquellos actos.

La industria minera , en las condiciones actuales, debe estimarse sumando el producto anual de las minas productivas, y deduciendole el capital que han consumido las mismas , y las otras que no han devuelto el capital invertido en su explotación; la diferencia daría el verdadero provecho que el país obtiene de esta industria.

Pero la minería, como todo trabajo, y como todo acrecentamiento de riqueza, influye indirecta pero eficazmente en la cultura del país. El minero feliz funda una fortuna y establece una familia, y los efectos naturales del bienestar obrando la más cumplida educación de los hijos viene a completar la elevación y dignidad de los padres. Más directos efectos ofrece en el adelanto moral y material , devolviendo el espíritu de empresa , de asociación y progreso. Todo ha cambiado en la provincia de Atacama de veinte años a esta parte, excepto las escuelas, que marchan al paso de las del resto de la República.

Sábese el efecto que los placeres de oro de California han producido sobre el hombre que lo explota. Al revés de la mina de plata, que es esencialmente aristocrática, el lavadero es democrático hasta la exageración. Enriquece a la muchedumbre , después a la asociación , no de capitales sino de brazos e inteligencia. Los placeres de oro desarrollan extraordinariamente la capacidad del hombre, como las aspiraciones de la masa, como el espíritu de independencia , y sólo a eso debe atribuirse toda la fuerza de expansión que la agricultura, la industria y las artes han tomado en cuatro años en California , no obstante los incendios , no obstante los trastornos obrados en el comercio por la acumulación excesiva de mercaderías , atraídas irreflexivamente por la fama del oro, como si la mayor o menor cantidad de oro debiese hacer consumir cien quintales de harina a cada individuo en el año.

El cavador de los placeres de oro, y son en este momento 110.000 hombres los que ejercen esta profesión, va en busca de una cantidad de oro que cuenta recolectar para retirarse en seguida, comprar tierras baratas, establecerse, o regresar rico a su país nativo, o montar una fabrica, o armar un buque.

Esta esperanza no anima en Chile sino los trecientos o mil dueños de minas ; y aun la naturaleza de la mina exige que permanezcan mineros, aun después de enriquecidos, explotando o buscando nueva riqueza. No así la masa de apires y barreteros, que a nada aspiran, sino a tener dinero el sábado par disipar el domingo, contando con que cada siete días, durante su vida, vendrá siempre un domingo después de un sábado, y que siempre se han de necesitar barreteros y apires.

De seis años a esta parte, un gran progreso se ha obrado sin embargo , en la condición material y aun en los gustos de los trabajadores . Abandonando el traje pintoresco que caracteriza al minero chileno, visten hoy los más el traje europeo , levita, y sus accesorios , siendo enorme el consumo que de champagne, burdeos y otros licores refinados hacen en las placillas.

La disipación del fruto del trabajo es la misma, aunque menos grosero el empleo; pero este progreso , porque siempre lo habrá en que los trajes, el desaseo y los gustos semibárbaros desaparezcan, no alcanza a la parte moral del individuo, y en cuanto a la educación respecta, ella no influye en manera alguna en esta industria ni en los que la explotan.

¿Ejercercería influencia la educación para mejorar la industria minera? Si se atiende a que las montañas de Chile encierran toda variedad de metales, de semimetales, tierras y piedras útiles; si se tiene presente que el más vasto campo de las ciencias de aplicación a la industria es precisamente el que a la química y a la metalurgia ofrece la materia inorgánica , se comprenderá fácilmente que la instrucción en estos ramos podría desenvolver riqueza , crear nuevas industrias, improvisar nuevo medios de vivir. Acaso el mal éxito de la mayor parte de los laboreos de plata, lo dispendioso de ellos y la comparación entre lo que gastan al año todos los que aventuran capitales en su explotación y los pierden con lo que sacan los que alcanzan, haga que se consagren a otras explotaciones de productos metálicos , más subalternos, pero más seguros; menos tentadores, pero más sujetos a la inteligencia. Pero mientras tanto no sucede esto, la industria minera no es susceptible de ser influida por la educación ,ni a su vez puede prestarla apoyo, sino en cuanto produce riqueza, y la riqueza en general es favorable al progreso. La estatua de Juan Godoy será por mucho tiempo el digno emblema de la industria minera. Los griegos habrían levantado un templo al Destino ciego.

No comments yet.

Leave a Comment