Facebook Twitter RSS Reset

“Duerme con la cabeza hacia el norte y descansarás mejor

Orienta bien tu cama ¡y dormirás mejor!



Tradicionalmente se considera la orientación norte como la más adecuada para dormir y en este caso el conocimiento popular está en lo cierto. Si observamos a los animales salvajes, la mayoría se orientan en esa dirección cuando quieren descansar.

Los motivos están relacionados con la orientación magnética de la tierra y la polarización de nuestras células.

La tierra es un enorme imán con dos polos, norte y sur, que generan un campo magnético. De él se derivan las líneas de fuerza que salen del polo sur (geográfico) y entran en el polo norte, cerrándose hacia el sur por el interior de la tierra, formando así un lazo.

VACAS DURMIENDO DE NORTE A SUR

Nuestras células están compuestas por electrones, con sus respectivas cargas positiva y negativa. Al dormir alineados con el norte facilitamos el descanso porque en esa dirección no interferimos con el flujo natural de la tierra, que va en dirección sur-norte. Un buen descanso garantiza una adecuada regeneración celular, salud y vitalidad.

Cuando hablamos de orientar la cama al norte significa que el cabezal de la cama está orientado a esa dirección, de manera que, al tumbarnos, la coronilla queda en dirección norte y los pies en el sur.

No obstante, es tan importante dormir orientados al norte como dormir “cómodos”, es decir, si tenemos que cambiar la ubicación de la cama y posicionarla en un lugar que nos resulta incómodo porque desordena la estructura natural de la habitación, probablemente esta molestia tampoco nos deje descansar bien. Por lo tanto, habrá gente para la que lo primordial sea dormir orientada hacia el norte y en cambio otras personas darán más importancia al efecto visual y práctico de la disposición del mobiliario (no estar de espaldas a la puerta o la ventana, dejar un espacio amplio para la apertura de los armarios…). Cada uno ha de decidir qué es lo importante para sí mismo conociendo los pros y contras de las dos alternativas. No obstante, hay unos consejos generales válidos para todo el mundo que a buen seguro permiten dormir mejor.

El dormitorio ideal es el más simple, ya que su función es permitir el descanso. Debe ser un lugar tranquilo y quieto, donde se minimicen los estímulos. Por lo tanto, es preferible que la zona de estudio o trabajo no esté en el dormitorio. En el caso que lo esté y sea inviable encontrar otro lugar, debería ventilarse bien al cambiar de actividad –cuando dejamos de trabajar y vamos a dormir– para que el lugar no se note pesado y nuestro cuerpo entienda que pasamos de una actividad intelectual activa a una fase de reposo.

Limitar la contaminación eléctrica: no debería haber ningún aparato eléctrico enchufado aunque esté apagado (despertadores eléctricos, lámparas con transformadores, ordenadores, incluso televisores…). Como la radiación aumenta con la distancia, el peor lugar para tenerlos es en la mesilla de noche. Mención aparte merecen los routers wifi, teléfonos móviles e inalámbricos, que no solo deberían estar situados fuera de la habitación, sino que, además, se deberían desconectar ya que su campo de radiación es muy amplio.

Para garantizar un buen descanso es básico que haya oscuridad para que el cuerpo pueda segregar melatonina, la hormona reguladora del sueño. Su producción es inhibida por la luz y estimulada por la oscuridad, por lo tanto está directamente relacionada con la cantidad de luz que recibe la retina. Es importante cerrar bien las persianas y acostumbrarse a dormir sin luz. También será positivo acostumbrar a los niños a dormir a oscuras.

VACAS MOSTRANDO UN EXTRAÑO PATRÓN ILLUMINATI

Deben limitarse los ruidos. En general, deberíamos volvernos más silenciosos, considerando las necesidades de descanso propias y de nuestros vecinos. También pueden adaptarse medidas constructivas, como la revisión de la estanqueidad de las ventanas y balcones, la construcción de dobles paredes o el uso combinado de materiales aislantes y absorbentes.

Por definición, el período de descanso debe ir acompañado de ausencia de estímulos externos y, a ser posible, orientación norte.

Otros posts que te pueden interesar:

DEJÁ UN COMENTARIO Y



SOÑA CON COSAS BUENAS

FIN DEL POST

No comments yet.

Leave a Comment