Facebook Twitter RSS Reset

Duele amarte

Duele amarte

Duele pensar en aquello que no es para ti y desear esos besos que nunca te serán otorgados, duele soñar con aquello que nunca será para ti e imaginar mil momentos que nunca te serán regalados.

Duele regalar un deseo a las estrellas esperando el momento en que gires en el tiempo para ver que estoy aquí, duele estar cada día más seguro que el tiempo seguirá alejándonos y haciéndome sufrir.

Duele sentir como este sentimiento sigue adueñándose de mí, alimentados de esos recuerdos que escribiste conmigo en las páginas más atesoradas de mi vida, marcando el destino solitario de amar ese pasado donde me elegiste alguna vez.

Duele recorrer este destino sosteniendo mi mano al aire imaginando que estarás a mi lado, duele apretar con fuerza mi puño y sentir como la sangre de mi cuerpo enloquece fluyendo desenfrenada con la esperanza de lograr la calma en tus caricias.

Duele profundamente cuando el alma se frustra ante la imposibilidad de recuperar tus promesas y siente el temor infantil de entender que tus efímeras apariciones solo son el consuelo a mis clamores, duele aceptar que sentir tu presencia no es tener tu presencia y que no puedo obligarte a alegrarme los días por siempre.

Duele sentir ese adiós del pasado como un presente vivo, cuando cada noche te despides de mí y no estoy seguro si volverás otro día, duele la incertidumbre que deja el desconocer cuanto tiempo me seguirás regalando o si debo esperarte mañana.

Duele no estar seguro de nada, duele no estar contigo.