Facebook Twitter RSS Reset

Dos ex montoneros, citados a declarar por el crimen de Rucci

Dos ex montoneros, citados a declarar por el crimen de Rucci

Dos ex montoneros, citados a declarar por el crimen de Rucci

Son Carlos Flaskamp y Ricardo Grassi. Fue por un pedido de los hijos del sindicalista.

El juez federal Ariel Lijo tomará declaración el mes próximo a dos ex militantes montoneros, Carlos Flaskamp y Ricardo Grassi, en la causa que investiga el asesinato en setiembre de 1973 del entonces secretario general de la CGT, José Ignacio Rucci. La presentación de Flaskamp y Grassi fue pedida en setiembre de 2011 por Claudia y Aníbal Rucci (la primera es actualmente diputada nacional), hijos del dirigente asesinado, quienes responsabilizan a Montoneros por el crimen.

Flaskamp fue citado el 6 de mayo, mientras que Lijo decidió tomarle declaración a Grassi –quien fuera director de la revista El Descamisado, órgano oficial de Montoneros– a través de una teleconferencia ya que reside en Roma.

Las citaciones a sospechados de participar en el crimen o de conocer detalles surge de la “profundización de la pesquisa” que ordenó la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional en diciembre último.

Flaskamp relató en una entrevista en 2006 que supo quién cometió el ataque, “porque vino un compañero de la Comisión Regional y lo informó con todos los detalles. Ese compañero está desaparecido. Hay mucha gente de la organización que lo sabe, tiempo más tarde supe que fue la Columna Oeste de la FAR, con el acuerdo de las conducciones de FAR y Montoneros”.

Los familiares de Rucci solicitaron la presentación de Mario Firmenich, Roberto Perdía y Fernando Vaca Narvaja, ex integrantes de la conducción montonera; Ernesto Jauretche, quien habría aportado la logística para el asesinato; y a Horacio González, Miguel Bonasso, Graciela Daleo, Albertina Paz, los periodistas Marcelo Larraquy y Roberto Caballero y el ex vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez, por haber manifestado conocimiento sobre detalles relacionados al crimen, según los familiares.

No comments yet.

Leave a Comment