Facebook Twitter RSS Reset

Dólar planchado e inflación despiertan las expectativas…

El dólar planchado y la inflación despiertan las expectativas de devaluación

Dólar planchado e inflación despiertan las expectativas...

En lo que va del año, el valor en pesos de la divisa norteamericana subió “sólo” 12%, muy por debajo del alza de precios, y eso erosionó la competitividad.

Ya transitando el segundo semestre, el dólar aún se mueve en valores similares a los que tenía en febrero y en el mercado financiero comienzan a despertarse expectativas de devaluación. La divisa estadounidense cerró el viernes a $ 14,937 para la venta promedio en la city porteña.

La aceleración de la inflación en la primera mitad del año impactó sobre la competitividad y pese a que ahora el aumento sostenido de precios comienza a mostrar signos de agotamiento, el precio del dólar sigue en valores similares a los de febrero.

“El dólar está funcionando como ancla nominal ‘de facto’, acumulando un atraso cambiario que puede despertar, eventualmente, las expectativas de devaluación”, sostiene la consultora Management & Fit.

El dólar minorista comenzó el año con un valor de $ 13,30 para la venta y tocó su pico máximo el 1 de marzo, cuando cerró a $ 16,07. Hasta ese momento la suba fue sostenida, pero luego comenzó un lento declive hasta tocar los $ 14,01 a mediados de junio.

En el último mes, el precio del billete se mueve en rangos acotados cercanos a los $ 15 y en el mercado esperan que para fin de año el precio este cerca de los $ 17, según la última encuesta de expectativas Macroeconómicas realizada por el Cronista Comercial el mes pasado.

Esto sucede en un contexto en el que el Banco Central intenta contener el ritmo de la suba de precios y las expectativas de inflación por medio de distintos recursos, como la política de tasas.

“El principal problema radica en la falta de medidas coordinadas para combatir la inercia inflacionaria. Hoy el BCRA carga casi exclusivamente sobre sus hombros la lucha por controlar las expectativas. En este sentido, la próxima ronda de negociaciones salariales será un verdadero test para analizar si se produjeron cambios en el proceso de formación de expectativas”, agregó el informe de la consultora.

“La inflación se irá moderando en los próximos meses, cerrando el año en torno al 1,75% mensual (el 2016 finalizaría con una inflación anual de 42%). Si nos guiamos por la Paridad de Fisher (tasa de interés nominal debería igualar a la tasa real esperada más la inflación esperada) esto implica que hoy ‘sobra tasa’”, destacó la consultora.

No comments yet.

Leave a Comment