Facebook Twitter RSS Reset

Doberman el perro fiel, consejos a la hora de comprar uno

Doberman el perro fiel, consejos a la hora de comprar uno

Doberman el perro fiel, consejos a la hora de comprar uno

El doberman es un perro injustamente tratado por nuestra sociedad. Se dice de él que es agresivo como muy pocos, que se lanza al ataque ante la mínima provocación, que está en su naturaleza el abalanzarse contra cualquier cosa, sea hombre u animal, incluso niños pequeños. Todo esto es absolutamente falso.



El doberman es por instinto un animal de gran fidelidad hacia su dueño. Su capacidad para la obediencia alcanza límites increíbles incluso para los perros, pues su única motivación es complacer a su propietario. Es fácil de entrenar a causa de su gran disposición a aprender, a obedecer a todo cuanto su amo mande y pida. De hecho suele ser tan apegado que siempre quiere estar al lado, encima o debajo de su propietario, en todo momento, sin descanso.

¿Con los niños? No hay problema. Siempre es preferible una hembra, porque suelen ser más tolerantes con las trastadas de los más pequeños, pero un macho bien educado tampoco dará problemas. Cuando el perro llegue es bueno dejarle dormir con algo que huela al niño antes de presentarlos, y desde luego hay que enseñarle al chiquitín que las perrerías contra el doberman no se pueden hacer…

Estamos ante un perro sumamente obediente. ¿Has visto alguna vez a la guardia real de Inglaterra, tan erguidos estoicos todos sus soldados? Imagínalos en perro. Eso es un doberman: capaz de aguantar todas las inclemencias si su amo se lo ordena. Si le enseñamos a no comer hasta que se lo digamos podemos hacer que aunque esté famélico ni mire el plato de la comida hasta nuestra orden, tal es la obediencia ciega de este animal.

¿De dónde vienen estos rumores sobre su agresividad, entonces? Es fácil. Si puedes enseñarle a un doberman a no comer hasta que se lo digas, puedes enseñarle a atacarlo todo, morderlo todo, abalanzarse sobre todo. Y eso es lo que pasa: se adiestran perros para que luchen, para que ataquen y combatan, y por supuesto que no harán más que atacar y morder y gruñir. Pero eso, como en todo lo que tiene que ver con nuestros peludos amigos, tiene que ver más con el dueño que con el perro.

PONER EN FORMA Y EJERCITAR A SU DOBERMAN

Antes de salir corriendo y escoger un Doberman como mascota, existen muchas cosas a tener en cuenta. ¿Es usted la persona adecuada para este perro? ¿Lleva un ritmo de vida activo? ¿Puede controlar con total confianza a este animal fuerte y musculoso? ¿Dispone de espacio para que satisfaga sus enormes necesidades de hacer ejercicio? Éste es el tipo de pregunta que deberá hacerse de forma concienzuda antes de tomar una decisión y comprometerse con las obligaciones sociadas a la propiedad de un perro.

Aunque el Doberman se adapta bien tanto a la vida en la ciudad como en el campo, es una raza grande y activa que necesita una cantidad de espacio adecuado para correr y mantenerse en forma. Si el perro no dispone de un jardín amplio para quemar energías, debe proporcionársele un paseo largo y a un ritmo rápido por un parque o por el campo, y ello diariamente. El ejercicio es importante para esta raza, no solo físicamente, sino también psíquicamente. El Doberman es una raza muy inteligente que necesita estímulos psíquicos y retos constantes. Si la capacidad mental de este perro no es estimulada, se aburrirá rápidamente y buscará formas de entretenerse, lo que generalmente da como resultado un comportamiento destructivo a expensas de las pertenencias de su propietario.

PREOCUPACIONES ACERCA DE LA SALUD DEL DOBERMAN

En general, el Doberman es una raza canina muy sana. De todas formas, habrá ocasiones en las que su perro pueda verse afectado por algún tipo de enfermedad. Existe un cierto número de problemas leves que debería poder tratar por su cuenta,sin tener que visitar al facultativo. Si no está seguro, siempre es mejor llamar al veterinario en lugar de intentar el tratamiento de algo que no conozca.

Al igual que muchas otras razas caninas, el Doberman puede tener problemas en la piel y la capa. Estos problemas cutáneos suelen ser provocados por parásitos, hongos, hormonas o reacciones alérgicas, pero algunos son hereditarios. El síndrome del «Dobermann azul» o alopecia de dilución del color es un problema persistente asociado a los Dobermann azulados. Los perros suelen estar afectados ya al nacer presentando calvas en diversas partes del cuerpo. No se puede curar, pero alguno de los síntomas puede controlarse y tratarse con champúes medicamentosos y ungüentos recetados por el veterinario.

Características del Doberman

Altura a la cruz: 70 cm como máximo en el macho

Peso: 40 kg en el macho

Capa: negra y fuego; marrón y fuego; azul y fuego

Promedio de vida: de diez a doce años

Carácter: altivo, resuelto y enérgico

Relación con los niños: muy buena

Relación con otros perros: dominante

Aptitudes: perro de guarda y de defensa

Necesidades del espacio: debe contar por lo menos con un gran jardín y hacer ejercicio

Alimentación del Doberman: 500 a 650 g. diarios de alimento completo seco

Arreglo: ninguno


Doberman el perro fiel, consejos a la hora de comprar uno


Doberman el perro fiel, consejos a la hora de comprar uno

No comments yet.

Leave a Comment