Facebook Twitter RSS Reset

Diferencias entre el amor, el apego y la obsesión

Es necesario hacer una diferenciación entre lo que es el amor, el apego y la obsesión, para disfrutar de una vida sana, tranquila y feliz.

Diferencias entre el amor, el apego y la obsesión

El amor es la fuerza más poderosa del Universo. Es puro, tierno, noble, luminoso, claro y transparente, lleno de entrega y sencillez, sin esperar absolutamente nada a cambio y nos hace ver radiantes y felices.

Nace en la parte pasiva de las profundidades de nuestro templo corazón, ahí donde habita nuestro muy amado Real Ser.

Cuando este sentimiento nos embarga por una persona, ésta se siente feliz y atraída hacia nosotros. Cuando hay amor también hay confianza, seguridad y no existen los celos.

El apego es muchas veces confundido con el amor, pero en nada se parece, la persona que está apegada a otra es egoísta, incierta, atormentada y celosa, piensa más en su bienestar que en el de su pareja, necesita tener a ésta a su lado, pues de no ser así se siente insegura y temerosa, termina con una relación amorosa e inmediatamente entra en otra pues no puede estar sola, necesita de compañía para sentirse segura y querida. El apego nos lleva con el tiempo a obsesionarnos con algo o alguien.

Diferencias entre el amor, el apego y la obsesión

La obsesión es un defecto terrible que puede conducir a quien la padece hasta la muerte, propia o de su infortunada pareja. Es convertir a alguien o algo en todo nuestro mundo, es sacrificar nuestra propia vida para vivir sólo para él o ella, es pasar pendiente de dónde se encuentra, qué está haciendo, con quién está. Las horas para volver a estar juntos se hacen eternas.

Muchas personas confunden estos sentimientos y convierten su vida en un calvario, creyendo estar enamoradas le hacen la vida imposible a la pareja, y se la hacen ellas mismas, no viven tranquilas, viven atormentadas, revisan y huelen sus ropas diariamente, tratando de encontrar un cabello, un olor, una prueba irrefutable de infidelidad, le hacen infinidad de llamadas cuando no están juntos, imaginan muchas cosas llegando a creer que son reales y reclaman siempre, al punto de hacer sentir a su pareja acosada, oprimida, asfixiada, sin ánimos de su compañía.

Diferencias entre el amor, el apego y la obsesión

Algunas personas se obsesionan también con los hijos, nietos y hasta con mascotas y cosas. Cayendo en el completo desequilibrio y sobreprotección, causando un daño severo.

Vivir obsesionado es despreciar inconscientemente la armonía, paz y tranquilidad, es no valorar a las demás personas que nos rodean, es pasar inadvertidas las cosas bellas que nos regala día con día la Bendita Madre Naturaleza, como los animales y su inteligencia, aunque digan que sólo es instinto, los diferentes y bellos paisajes que podemos disfrutar a diario, la belleza de un colorido arco iris, la diversidad y hermosura de las plantas y flores, el aroma y frescura de la hierba mojada bañada por la lluvia, el sonido del viento y la corriente de los ríos, la inmensidad del mar, el canto de las aves y tantas otras cosas de las que hemos sido colmados y bendecidos.

Y como consecuencia a esa insensibilidad, falta de interés y de valorar y admirar las cosas que nos rodean por vivir obsesionados, lógicamente vamos perdiendo los sentidos, pues en nuestro cuerpo y organismo todo aquello que no usemos se atrofia.

Diferencias entre el amor, el apego y la obsesión

Haga la prueba, si un ser querido está perdiendo uno o más sentidos, llévelo de paseo donde pueda estar en contacto con la naturaleza y notará una leve mejoría, imagine el gran cambio que tendría al poner en práctica esta sabiduría. El encerrarse en cuatro paredes y sobre todo en nosotros mismos, con ideas fijas sólo ocasionará perjudicarnos.

Diferencias entre el amor, el apego y la obsesión

Esta es la causa de la pérdida de vista, oído, olfato y todos los sentidos; peor aún, desaprovechar la vida por una obsesión nos llevará consecuentemente en la próxima existencia a nacer con autismo.

La pérdida de los sentidos no es irreversible, se pueden recuperar con súper esfuerzos, eliminando las obsesiones y haciéndonos más sensibles, encontrando los verdaderos motivos de la existencia.

Es la única forma, esto no lo cura ningún médico más que la propia persona, obviamente con la ayuda de su Padre Interno, suplicándole fuerza de voluntad de la cual carecemos los seres humanos, para eliminar las obsesiones.

La sanidad sólo llegará a la persona conociendo la causa que la originó y luchando por eliminarla, solo así cambiará la consecuencia.

Diferencias entre el amor, el apego y la obsesión

Es muy sencillo saber si nuestros sentimientos son de amor, si es así gozamos de buen ánimo, paz y tranquilidad con la pareja y si no lo es, si es un simple apego o una obsesión, no existe armonía en la relación, como mencionamos anteriormente.

La vida es muy corta, por qué no aprovecharla sin permitir que una obsesión perjudique y detenga nuestro camino por la vida?

Encuentre mas de estos temas tan interesantes en: https://www.facebook.com/mezelro.samakaiel

No comments yet.

Leave a Comment