Facebook Twitter RSS Reset

Desmintiendo teoría del autoatentado del 9/11

Debido a la creciente cantidad de craps acerca los supuestos autoatentados de 9/11 con información usada hasta el cansancio me decidí a mostrar este post. Absténganse de hacer apelaciones de fé después del post y relacionarlos con otras teorías (aunque le quite más sentido). Y si crees que el hecho de que el comprador sea judío vale tanto que hace que la teoría mágicamente salga a flote, pues primero intenta formular esta correctamente también. Sin más empecemos.

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington son objeto de una indecente manipulación por parte de quienes viven de explotar la credulidad popular, de cebarla con medias verdades, tergiversaciones y mentiras para engrosar su cuenta corriente. Esos individuos han extendido la sombra de la duda sobre los ataques del terrorismo islámico para presentarlos como autoatentados planeados desde las más altas instancias del Gobierno estadounidense. Su actitud es igual de despreciable que la de George W. Bush y quienes defendieron que el Irak de Sadam Hussein disponía de armas de destrucción masiva, aunque sabían que no era así, y que la de quienes en España ha difundido la correspondiente teoría de la conspiración sobre los ataques del 11-M.

Hoy, varios años después de una tragedia fruto del fanatismo religioso que costó directamente cerca de 3.000 vidas, conviene recordar a qué conduce la intolerancia y desmontar, una vez más, los principales argumentos esgrimidos por quienes defienden, desde la más absoluta desvergüenza, que el 11-S fue urdido en los pasillos de la Casa Blanca y el Pentágono. Aquí tienen siete claves conspiranoicas del 11-S, desmontadas. Si quieren ahondar en el tema, les recomiendo el libro Debunking 9/11 myths. Why conspiracy theories can’t stand up to the facts (Desmontando los mitos del 11-S. ¿Por qué las teorías de la conspiración no aguantan los hechos?, 2006), que resume una investigación del equipo de la revista Popular Mechanics -de la que hay una versión en línea y un documental- en la que me he basado para esta anotación. Sobre las manipulaciones y las mentiras más burdas -¿se acuerdan de la falsa cuarteta de Nostradamus que puso bajo la cabecera un diario madrileño?-, escribí en su día un reportaje que sigue vigente.

1. Los terroristas carecían de la preparación necesaria para pilotar aviones comerciales y hacer lo que hicieron. Los secuestradores de los cuatro aparatos no tuvieron que realizar las maniobras más complicadas: el despegue y el aterrizaje. Los cuatro terroristas pilotos contaban con las horas de vuelo necesarias para llevar un avión de varios motores y habían hecho prácticas en simuladores de grandes aparatos. Su baja pericia a los mandos se reflejó en los bandazos que daban las aeronaves secuestradas, pero sus objetivos eran lo suficientemente grandes y visibles desde larga distancia como para que su misión fuera relativamente sencilla. “No era algo difícil”, asegura Bryan Marsh, veterano instructor de la Escuela de Vuelo de Pilotos de Líneas Aéreas, en Debunking 9/11 myths.

Desmintiendo teoría del autoatentado del 9/11

2. El avión que chocó contra la Torre Sur del World Trade Center (WTC) llevaba adosada al fuselaje una bomba, un misil o un sistema de guía por control remoto. Los conspiranoicos aseguran que en algunas fotos y un vídeo del aparato que chocó contra la Torre Sur se ve en su panza, cerca del arranque del ala derecha, una especie de vaína que, al estar adosada al aparato y haber éste despegado sin problemas, demostraría que los atentados fueron planeados en Washington. Los peritos que han examinado esas imágenes no han encontrado ninguna prueba de algo extraño acoplado al fuselaje: se trata de un efecto óptico. Tampoco vieron nada los miles de personas que presenciaron el choque desde abajo en las calles de los alrededores. Además, los expertos puntualizan que armar una aeronave de pasajeros no es algo que pueda hacerse de la noche a la mañana. Según Fred E.C. Culick, profesor de aeronáutica del Instituto de Tecnología de California, adosar armas a un avión de línea exigiría un gran trabajo de cableado, corte y soldadura de metal. “No es como meter una maleta más en el coche”, dice.

Daños ocasionados en la fachada del Empire State por el choque de 1945. Foto: AP.3. Los graves daños en el WTC fueron causados por explosivos que detonaron en las plantas inferiores al tiempo que los aviones chocaban contra las torres. Depués de tres años de investigación, el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST) estadounidense concluyó que el combustible en llamas de los aviones cayó por los conductos de servicio y los huecos de los ascensores, extendiendo los daños a zonas de los rascacielos muy alejadas de los lugares de impacto. Lo mismo ocurrió en 1945 cuando un B-25 se estrelló contra el Empire State entre las plantas 78 y 80, y el combustible en llamas descendió por los huecos de los ascensores y causó graves daños en el hall del edificio.

No se encontraron restos del avión

Este es el argumento más absurdo y tergiversador posiblemente de todos los que hemos visto hasta ahora, ya no simplemente por lo obvio de que sí hubo restos, sino porque los mismos que afirman que no se encontró ningún resto, luego utilizan los datos de la caja negra para argumentar otra prueba. (Datos que por cierto alguien dice que le llegó por accidente )

Vamos a ver muchachos, o se han encontrado restos o no, pero si afirmáis que no, no uséis luego la caja negra como prueba Pero bueno, son sus costumbres de razonar y hay que respetarlas.

4. Los incendios declarados en las torres tras los impactos no pudieron fundir el acero. Ni falta que hizo. Los 37.000 litros de combustible de cada uno de los aviones ardieron a entre 1.100º C y 1.200ºC, mientras que para fundir acero se necesitan 1.510º C. Lo que los conspiranoicos ocultan, cuando sostienen que eso demuestra que no fueron los choques los que causaron los daños catastróficos y hablan de demoliciones controladas, es que el acero pierde ya resistencia a sólo 400º C y, si el fuego alcanza los 1.000º C, sólo retiene el 10% de su fortaleza original. Y, en cuanto se empezaron a debilitar las estructuras, ya dañadas por los choques, el colpaso final de los dos rascacielos era algo previsible. El largo fuego incontrolado fue, por su parte, la causa del posterior colapso del edificio 7, que estuvo siete horas en llamas antes de irse abajo.

5. Los agujeros en la fachada del Pentágono son demasiado pequeños para haber sido causados por un avión comercial. Los daños en la fachada del cuartel general estadounidense parecen, realmente, pocos para haber sido producidos por un Boeing 757, pero tiene una fácil explicación: las alas del aparato se destruyeron antes de que éste impactara contra el edificio. Por si hubiera dudas, las simulaciones informáticas confirman que la colisión ocurrió así.

6. Los restos del aparato que chocó contra el Pentágono no se corresponden con los de un avión comercial, sino con los de un misil de crucero. Conspiranoicos como el ufólogo español Bruno Cardeñosa sostienen que no hay pruebas de que contra el Pentágono se estrellara un avión de pasajeros. Uno de los primeros en defender esta idea fue el francés Thierry Meyssan, en su libro 11 septembre: l’effroyable imposture (11 de septiembre. La gran impostura). Sin embargo, ellos, a su vez, no presentan ninguna prueba de que el Vuelo 77 corriera otra suerte. La realidad es que la mayor parte del avión quedó pulverizado al chocar contra las columnas de la estructura interior del edificio, pero, entre los restos desperdigados por el exterior, se encontró parte del tren de aterrizaje del aparatos. A no ser que Cardeñosa y Meyssan -tan listos ellos- sepan algo que el resto de los mortales ignora, los misiles no llevan tren de aterrizaje. Además, 184 de los 189 viajeros y tripulantes -incluidos los cinco terroristas- fueron identificados mediante pruebas de ADN a partir de restos recuperados entre las ruinas del cuartel general estadounidense. “Tuve en mis manos parte de los uniformes de los miembros de la tripulación, incluyendo partes del cuerpo”, reconocía hace cinco años el experto en explosiones Allyn E. Kilsheimer.

7. Las llamadas telefónicas de los pasajeros del Vuelo 93 son falsas porque, a más de 2.500 metros de altura, no podía haber cobertura para los móviles. Otra mentira más. Según la investigación de Popular Mechanichs, ya en 2001 era posible hablar por el móvil desde un avión de pasajeros en pleno vuelo. Diversos expertos confirmaban hace cinco años que la cobertura podría superar los 11.000 metros de altura. Paul Guckian, vicepresidente de la compañía de móviles Qualcomm, creía que la señal puede perderse hacia los 15.000 metros, cuando la altitud máxima que alcanzó el aparato de United Airlines que se estrelló en Shanksville (Pensilvania) fue de unos 12.500.

Naturalmente, siempre habrá quien continúe mintiendo a la opinión pública a cambio de dinero, que es de lo que en el fondo se trata cuando hablamos de falsas conspiraciones como las del 11-S y el 11-M. Pero ésa es otra historia.

8. El WTC cayó en caída libre, a la aceleración de la gravedad

Este es de los argumentos más usados , pues es el más absurdo sin duda alguna, ya que con algo de física que sepas se demuestra que ni en una demolición controlada es posible que caiga un edificio en caída libre.

¿Por qué? Simple y llanamente porque se llama caída libre porque es libre, es decir, no es frenada por ninguna fuerza. En la tierra, para bien o para mal, tenemos una atmósfera que ralentiza todos los movimientos, y en una demolición además hay que sumar la resistencia de ir atravesando pisos pese a que los pilares estén destrozados por las cargas. Es por lo tanto físicamente imposible que hubieran tardado ese tiempo que nos dicen en caer, pero como normalmente la gente no tiene ni idea ni de física básica, el argumento cuaja. Por lo tanto, creo que el que siga convencido de que cayeron en caída libre debería volver a la ESO.

¿Qué significa esto? Pues claramente significa que no han sabido cronometrar bien la caída o, lo que es más probable, han manipulado la forma de contar el tiempo. Ayudándose de que la caída estaba envuelta por una nube de polvo gigante, modifican el momento de inicio y de final del colapso.

9. Se ha encontrado nanotermita 7 años despues

Un científico afirma que ha encontrado restos de nanotermita, cuando en verdad sólo ha encontrado componentes que pueden formar nanotermita (hay una clara diferencia).

Independientemente, ¿alguien se cree que los EEUU plantaran nanotermita, y a posteriori se les ocurriera ir repartiendo restos de los edificios a distintos laboratorios para que la encontraran? ¿Tiene esto algún sentido? Porque los restos del WTC los enviaron a varios laboratorios por todo el mundo para que los examinaran… Y sin embargo, un sólo científico afirma haberla encontrado.

10. Chorretones de acero cayendo

Esta imagen es otra vez utilizada como prueba a favor de la demolición (no entiendo muy bien por qué). De ella muchos afirman que cómo es posible que estuvieran cayendo chorretones de acero líquido si la temperatura no era suficiente para derretirlo, y que esto sólo lo explicaría la presencia de nanotermita en el edificio.

Desmintiendo teoría del autoatentado del 9/11

El WTC estaba diseñado para soportar un impacto de un avión

Estaban diseñadas para soportar un impacto, sí, pero de un B707 y volando a baja velocidad y con poca carga de combustible como ya he dicho. Esto lo podéis comprobar en el anterior enlace.

¿Por qué? Simple y llanamente porque en los años sesenta era inconcebible que lo que ocurrió hace 10 años pudiera pasar, y el único escenario que pensaron podría ocurrir era que un avión, perdido a baja velocidad y altura entre la niebla pudiera empotrarse contra el edificio, como pasó con el B52 del Empire State.

Se oyeron explosiones

Muy posiblemente así fuera, aunque no hay nada asegurado pues todo son testimonios de testigos, a día de hoy no se ha visto ningún vídeo de los cientos que se hicieron ese día en el que se registraran esas explosiones.

¿Qué produce las explosiones? En la zona del incendio claramente el incendio…

¿y en los pisos bajos? Podían ser desde ascensores cayéndose a la propia estructura del edificio, pues pese a que el impacto del avión fue a muchos pisos de altura, fueron los cimientos los que soportaron dicho impacto, por lo que quedarían seriamente afectados también.

De todas formas me reitero, cientos de cámaras grabaron el colapso y no se escuchan explosiones durante el colapso en ninguna.

Aviones como los del atentado no puede realizar la maniobra esa.

Hay numerosos vídeos de youtube de supuestos pilotos afirmando que la maniobra que realizó el B757 es imposible, y muchos ignorantes por forocoches afirmando bobadas, como que a esa altitud la carga alar no permite el vuelo.

A los ignorantes valientes comentarles que no se puede hablar sin saber de qué se habla, en un vuelo horizontal, la carga alar es baja y aumenta en virajes.

A los supuestos pilotos, comentar que son eso, supuestos pilotos. Me acuerdo de un vídeo de una televisión italiana, donde el piloto llegó con su traje de aviador, pero decía “una corrección en el plano vertical por mínima que sea hace al avión subir”. Bien supuesto piloto, una corrección en el plano vertical hace al avión guiñar, no subir. Este señor ha dejado su credibilidad por los suelos, y por lo que a mi respecta podría ser un basurero disfrazado.

No oiréis a ningún piloto conocido afirmar que la trayectoria (que por cierto fue una chapuza) es imposible de realizar. Yo por lo menos, conozco a varios (hay varios por forocoches) que así lo creen.

¿Por qué digo que la maniobra fue una chapuza? Pues digo esto basándome en este gráfico sobre la trayectoria vertical, donde se ve todo menos un descenso regular, descenso que en el principio es incluso ascenso:

¿De dónde salen estas teorías conspiranoicas?



El que primero se inventó esta teoría fue el “periodista” ultraizquierdista francés Thierry Meyssan en su libro La Gran Impostura (L’Effroyable imposture) y al desarrolló más aún en Le Pentagate (“El Pentagate”).

¿A qué se debe esta oleada de conspiraciones?

No se trata como dicen muchos de que investigan las cosas por su cuenta o de que quieren saber la verdad. El verdadero culpable de estas oleadas es Internet, donde cualquiera puede volcar sus teorías y divagaciones de forma libre, tergiversando información y exponiendo sólo las medias verdades que interesan.

Ejemplo típico de manipulación en un documental típico del 11S:

-Vídeo a favor de la demolición te dice que el acero funde a 1500º y que en el WTC no se alcanzaron dichas temperaturas, ¿por lo tanto como se jodió la estructura?

-Vídeo a favor de la demolición te compara dos incendios, el del windsor y el del WTC, ambos ardieron, ¿por qué sólo cayó el WTC si ardió durante mucho menos?

-Vídeo a favor de la demolición te dice que las torres fueron diseñadas para soportar el impacto de un avión.

Cuando la gente intenta contrastar estos datos se encuentra con que los datos son ciertos, y así es, las cosas como son. el gran pero es que son medias verdades:

-Lo que no te dicen es que el acero es un metal que sufre un enorme reblandecimiento con la temperatura, que empieza a perder la propiedades a unos pocos cientos de grados y que sufre fluencia a alta temperatura.

-Lo que no te dicen es que la estructura central del windsor es de hormigón, mucho más resistente al calor que el acero y que además no tanto los anteriores fenómenos. lo que tampoco te dice el vídeo es que lo único que se derrumbó del windsor fue su estructura metálica y sólo quedó la de hormigón.

-Lo que no te dicen es que el impacto que se calculó fue el de un B707, con poco combustible y a baja velocidad, ya que el único escenario factible que pudieron imaginar era que un avión perdido entre la niebla al aterrizar chocara con las torres. ni que decir tiene, que los B767 que se estrellaron ni iban lentos, ni tenían poco combustible.

Por lo que entonces se puede notar, no hay asunción que afirme completamente la teoría, puesto que desde la posición del ignorante se nota que las pruebas se hicieron sobre la marcha mientras se veían grabaciones del autoatentado, al mismo tiempo que se hicieron asunciones erróneas.

↓↓↓INSERTE IMÁGENES DE JUDÍOS FROTÁNDOSE LAS MANOS ↓↓↓

No comments yet.

Leave a Comment