Facebook Twitter RSS Reset

Descubren taller de fabricación de vidrio de hace 1.600 años

Descubren taller de fabricación de vidrio de hace 1.600 años

Descubierto en Israel un taller de fabricación de vidrio de hace 1.600 años

Descubren taller de fabricación de vidrio de hace 1.600 años

Un taller de vidrio descubierto recientemente revela que Israel era un importante centro de producción de este material en la época romana.

En el transcurso de las excavaciones previas a la construcción de una carretera en el monte Carmelo, un equipo de arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel ha descubierto hornos para la fabricación del vidrio datados en los siglos IV-V d. C. (época tardorromana).

Descubren taller de fabricación de vidrio de hace 1.600 años

Los hornos para fabricar vidrio se han descubierto justo al lado de la vía férrea. (Fotografía: Assaf Peretz, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Yael Gorin-Rosen, conservador principal del Departamento del Vidrio de la Autoridad de Antigüedades de Israel, ha afirmado en una nota de prensa:

Se trata de un descubrimiento muy importante con implicaciones relacionadas con la historia de la industria del vidrio, tanto en Israel como en todo el mundo antiguo. Sabemos por las fuentes históricas datadas en la época romana que el valle de Acre era famoso por la excelente calidad de la arena de la zona, muy adecuada para la manufactura del vidrio. Los análisis químicos llevados a cabo en las vasijas de vidrio de este período descubiertas hasta ahora en yacimientos de Europa y en barcos hundidos en la cuenca Mediterránea han demostrado que su vidrio procedía de nuestra región. Ahora, por primera vez, se han descubierto los hornos en los que se manufacturaba la materia prima utilizada para producir estas piezas de vidrio.
Descubren taller de fabricación de vidrio de hace 1.600 años

En el yacimiento se ha encontrado un fragmento de vidrio en bruto. (Fotografía: Assaf Peretz, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Los hornos recientemente descubiertos constaban de dos compartimentos de obra: una cámara de combustión donde ardía el fuego para obtener una temperatura muy elevada y una cámara de fusión, en la que se introducía una mezcla de arena especial (sílice) con pequeñas cantidades de otros elementos como boro, fósforo y plomo. Estos ingredientes se fundían conjuntamente a una temperatura de unos 1200° C (3000° F). El vidrio se calentaba de esta forma durante una semana o dos hasta que se obtenían enormes pedazos de vidrio en bruto, algunos de los cuales pesaban más de diez toneladas. El vidrio recién formado, al enfriarse, era no cristalino, liso, extremadamente duro y bastante frágil.