Facebook Twitter RSS Reset

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo



Como algunos dicen que no creamos contenido, planteo este desafío para todos los que están leyendo esto. Se trata de crear un post sólo con tu inteligencia y memoria, sin usar el buscador ni ninguna fuente, que contenga diez cosas útiles. Y para empezar, asumo yo mismo este desafío. Lo único que voy a tomar de afuera son las imágenes (y no todas), el resto va a salir de mi propio cerebro.


Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismoGIF

1. Cómo hacer pan

Hacer pan es muy fácil.

Las opciones para los ingredientes te las doy separadas por una barra /

Debes elegir una sola de esas opciones (como en XOR).

INGREDIENTES

1 kilo de harina 0000 / harina 000 / harina integral

2 cucharadas de aceite / 2 cucharadas de grasa / 40 gramos de manteca

30 gramos de levadura fresca / 20 gramos de levadura en polvo

1 y 1/2 cucharada de sal

Agua tibia

Tenés que elegir un tipo de harina, de la cual vas a usar un kilo, y meterla en un bol grande (o sobre la mesa, pero a mí no me gusta). Te conviene apartar un puñadito pequeño de ella en el mismo paquete (después aclaro para qué).

Abrís el centro formando un hoyo, y le echás el aceite (o la grasa previamente derretida en un cucharón metálico o la manteca derretida de antemano en una panquequera, en estos dos casos mezclar con la harina desde que se lo echa, con cuidado de no quemarse).

Teniendo ya el agua tibia, en una taza disolver la levadura en ese agua para que se mezcle mejor con la harina. El agua nunca debe estar hirviendo, porque matás a la levadura si hacés eso. Algunos le agregan azúcar, yo antes lo hacía pero ahora no, porque no noto la diferencia al dejar de hacerlo. Se supone que la idea es estimular a la levadura, pero el calor la estimula más.

Después de echar la levadura disuelta en agua tibia y mezclarla con la masa, llenar de agua la taza de nuevo y ponerle la sal. Esto es también para que se disuelva mejor y se mezcle más fácil con la masa. La incorporamos a la masa.

Amasar unos quince minutos. Acá te serviría la harina que guardaste, si te llega a quedar muy húmeda la masa, pero dejá un poquito aunque sea.

Al final, te va a quedar un bollo. Lo espolvoreás y dejás en el bol, tapándolo con un repasador. Vas a dejarlo leudar un mínimo de media hora y hasta cuarenta minutos. No hace falta más. Te conviene ponerlo en el horno (apagado) porque así no afecta los que entren y salgan (en Invierno, el frío que entra de afuera puede afectar el leudado y podrías terminar dándole un uso inapropiado al palo de amasar con el que abrió la puerta y no la cerró). No descuides el calor, salvo que sea verano.

Cuando ese tiempo pase, volvés a amasar unos veinte minutos, hasta treinta si tenés ganas, pero bien amasado. Es para desgasificar. Si la masa no se hinchó, algo anduvo mal. Debería notarse la diferencia. Bueno, como dije, amasás veinte o treinta minutos y pasás a darle forma de pan. La idea no es hacer pan francés, sino esos panes típicos de la Edad Media, como el siguiente:

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

Esa forma se consigue alargándolo, pero cuando queda mal, “escondés” abajo lo que sobra, doblando la masa hacia ahí, y le vas dando esa forma.

La fuente, me estaba olvidando, debe ser enmantecada o enharinada. ¿Te acordás la harina que apartaste? Bueno, esparcila un poco por la fuente y voltea la fuente para que caiga lo que sobra. Mucha afea el gusto, así que tené en cuenta quitar lo que sobra. Es para que no se peguen los panes.

Los panes los vas colocando en la fuente.

Al final, con un cuchillo filoso (es importante que tenga buen filo), le hacés unos cortes arriba, que dependen del tamaño del pan que quieras hacer. Guiate por la imagen de arriba de todo.

Tapas la fuente con repasadores (uno o dos), y dejás leudar mínimo una hora pero puede ser más tiempo, hasta varias horas. Otra vez, insisto, es importante el calor. Podés dejarlo adentro del horno o también, si tenés gas natural, dejás el horno prendido y arriba de la cocina dejás la fuente. El calor que viene de abajo suele ser mucho y suficiente para que eleve, pero obviamente no se va a cocinar por no estar en el horno. De todas maneras, cinco minutos antes de cocinarlos, deberías dejar calentar el horno.

Antes de meterlo al horno, rocialo con agua, con un rociador. Eso se hace para que no se endurezca por fuera, para que no tenga cáscara. Podés no hacerlo si lo querés duro por fuera, pero igual por dentro sale blandito y bien leudado.

Tiempo de cocción en horno a gas natural: 20 minutos, y un minuto en la parte de abajo, para tostarlo por arriba y darle color. Deberías levantarlo con algo (si hiciste las cosas bien, no se pega y sale solo) y mirar que esté levemente tostado por abajo, eso te indica que está bien. Si no lo está, dejalo más tiempo. Al principio te recomiendo dejarlo 20 minutos y mirar, hasta que le aprendas el punto, porque según el horno es distinto. No lo pongas abajo sino en el medio o arriba.

PREGUNTAS:

¿Por qué ponés varias opciones?

Porque se puede hacer de muchas formas y yo lo hago diferente y sale bien. Hay diferencias pero las personas tienen gustos distintos.

¿Se le puede agregar algo?

Sí, por ejemplo cebolla previamente tostada o queso, te conviene incorporarlo entre los ingredientes, cuando empezás la receta.

¿Me recomiendas harina integral?

No, por el simple hecho de que las personas no están acostumbradas al sabor y es desagradable. Tampoco estoy seguro de que los beneficios que le atribuyen sean ciertos. No es el milagro hecho harina como quieren hacerte creer.

¿Puedo usar harina con levadura?

Sí, lo aconsejo. Y la que sirve para pizza también es buena.

¿Por qué usás 30 gramos de levadura fresca o 20 gramos de levadura seca? ¿No son raras esas cantidades?

Desde mi experiencia, la levadura seca no rinde tanto como dicen. Se supone que cada sobre tendría que hacer leudar como 50 gramos de levadura fresca, pero no es así. Te morís de angustia esperando a que eleve y no eleva nada. Por otra parte, recientemente un chef de la televisión recomendó usar 30 gramos para evitar el olor que queda a veces, probé y quedó mejor. No eran necesarios los 50 gramos que siempre ponía. Explicó que eso lo dicen en las recetas porque en las panaderías quieren que salga más rápido, pero que lo normal sería ponerle 30 gramos y esperar más tiempo. Sinceramente, noté la diferencia en el sabor pero el leudado se dio igual. Así que menos gasto y mejor sabor.

¿Sos profesional?

No. Seguro que algún chef o maestro pastelero puede enseñarte muchas más recetas para pan que yo. Te enseño lo que sé y me funciona. Es un pan que le gusta a la gente y que piden obsesivamente que lo hagas a cada rato (no, no es ‘pastel espacial’).

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

2. Cómo arreglar un circuito roto

A veces, puede pasar que se te rompe la pista del circuito. Del calor es como que se salta para arriba y se quiebra, quedándote el circuito incompleto.

Lo que podés hacer para salvar la situación es usar el resto de un terminal de resistencia que hayas cortado y hacer puente, si es corto, pero si ves que puede hacer corto es mejor usar un pedazo de cable.

Simplemente, soldás el cable o terminal en los dos puntos del circuito, y asunto solucionado.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

3. Cómo bajar el brillo al monitor usando el terminal (Linux)

Sucede que a veces no tenemos la opción para hacerlo desde el sistema.

Para hacerlo, escribir en la terminal (CTRL+ALT+T) lo siguiente:

xgamma gamma 1.5

El valor puede cambiar según lo que quieras, me imagino que nadie lo pondría en cero, pero puede ser 0.8, 1 (lo normal, 100%), 1.2, etc.. Cuanto más alto el valor, más va a brillar. El punto representa a la coma decimal, es que ellos lo escriben diferente. Te recomiendo ir subiendo o bajando de a poco, porque los extremos pueden ser malos.

Si tenés alguna duda, poné el comando siguiente:

xgamma –help

Eso te explica los parámetros. Como ves, xgamma sirve para más cosas.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

4. Cómo hacer un alargue USB

Éste está bueno.

Bueno, primero que nada, hay que comprar en una tienda de componentes electrónicos dos fichas USB, una macho y una hembra. La macho generalmente se consigue de cualquier cable roto, las hembras suelen escasear así que lo más probable es que tengas el macho sin pagar y la hembra la tengas que comprar.

Bueno, necesitarías además un cable de dos pares. Se llama así y se usa en telefonía, si no me equivoco. Saber eso es importante, porque no funciona con otros cables, fue prueba y error hasta dar con el que funcionaba, un gasto que te ahorrarás gracias a este tutorial.

El alargue será de 5 metros, no recomiendo más porque en ese caso deberías amplificar la señal y ya deberías agregar algo más.

Date cuenta de que el cable macho y el hembra quedan opuestos, así que los cablecitos irían en sentido inverso (es difícil de explicar, pero cuando lo hagas te vas a parecer que está en espejo). Seguí la conexión de cada cablecito y asegurate de que termine donde tiene que terminar. El de tierra (que es la chapita) se anula, van los otros cuatro nada más. Es cuestión de no confundirse: ponés las fichas apuntando una para cada lado y va el uno en el uno, el dos en el dos, y así, siguiendo la linea, es decir, el que está más a la izquierda con el de más a la izquierda, el que le sigue con el que le sigue. Como son cuatro, es difícil que te confundas mentalmente, pero al ser largo el cable, de una punta a la otra pueden pasar muchas cosas y con eso hay que tener cuidado.

Una vez que lo soldaste, te quedaría agregar silicona para asegurarse de que no se suelte (no la silicona de pistola sino una que viene en un pomo largo con punta).

El cable no es muy pintón pero cumple bien y te ahorrás una banda de plata. Lo venden re caro los ladrones estos y encima son re cortos.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

5. Cómo sacar el fondo a algunas imágenes

Muchas veces se te presenta el asunto de tener que extraer, por ejemplo, una persona. Lo complejo o sencillo de esta operación varía de acuerdo a la foto en sí misma, siendo más fácil cuanto más diferencia haya entre el fondo y el objeto o persona que quieras extraer.

Para hacerlo, se puede utilizar cualquier programa de retoque fotográfico medianamente decente: GIMP, Corel Photo-Paint, Adobe Photoshop. Note que son los que sirve para trabajar con mapas de bits, a diferencia de otros que crean gráficos vectoriales, como Inkscape y Corel Draw.

Yo voy a aprovechar que un día hice lo que enseño y voy a poner la imagen.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

Esta foto es bastante sencilla, lo que sí te voy a decir es que tengas cuidado con GIMP, porque en mi caso me dejó lo que yo quería borrar de color blanco cuando lo guardé y tuve que borrarle el borde de nuevo y en el pelo no quedó tan bien como a la primera. Entonces, cuando guardes, acordate de decirle que el fondo sea transparente.

Te convendría duplicar capa o hacer una copia del archivo de imagen antes de empezar.

Como te expliqué, con cualquiera de esos programas se puede hacer. La herramienta que se usa es la Varita Mágica (fijate que en Photoshop hay una parecida pero que no es, hacé clic izquierdo del mouse pero manteniéndolo sobre esa herramienta y se despliega una pequeña lista donde podés elegir la Varita Mágica).

Lo que tenés que hacer es darle una tolerancia bastante baja. ¿Qué es la tolerancia? El programa te está pidiendo que le indiques “si se pone en forro” al diferenciar los colores o “si es gauchito” al hacer esa diferencia. La verdad es que la palabra misma te lo dice, te está diciendo si será tolerante o no. Una mayor tolerancia haría que consideré lo mismo a dos colores menos diferentes, menor tolerancia que distinga mucho más entre dos colores que se parecen.

Yo le daría entre un 15% y un 30%, ponele una cifra y probá. Si no selecciona muy bien, hacé clic en un espacio no seleccionado una vez y se quita la selección, o en el menú Edición suele decir “Deseleccionar todo” o “Quitar selección”. Ahí cambiás por otro valor. Los que yo te digo son los que más bien me suelen venir pero varía de foto en foto y eso lo aprenderías después de hacer esto muchas veces.

Bueno, te tendrías que fijar qué combinación de teclas suma la selección en tu programa, suele ser SHIFT o CTRL (esas teclas presionadas más el clic izquierdo del mouse y va agregando lo seleccionado a lo anterior). Cuando lo tengas más o menos, borra todo lo seleccionado y que quedé más o menos la persona o el objeto con el borde que no va a estar perfecto. Entonces, usá el zoom y dale con la herramienta Goma de Borrar, aunque en otros programas se puede llegar a usar algo diferente. Lo importante es que borres. Si es mucho, subile la escala hasta que quede gigantesco, y fijate que la opacidad sea la máxima (o la transparencia la mínima, que es lo mismo).

Después el borde se lo retocás con la Goma de Borrar con borde difuminado (esta vez más chica y usando Zoom/Lupa). Vas retocando el borde, ya te digo que lo que más cuesta siempre es el pelo.

Y a mí me quedó así (me lo guardó con fondo blanco y tuve que hacer todo de nuevo, y como la imagen ya estaba retocada, fue retocar sobre lo retocado, así que fue más rápido pero hubo alguna pérdida en el pelo, podría quedar mucho mejor en el pelo sobre todo). Igual siempre se te van a borrar algunos pelos sueltos que queden sobresaliendo, es normal porque no vas a ir siguiendo el recorrido de cada pelito. Lo que tendrías que hacer en este caso es empezar otra vez con la imagen original, la primera me encantó como quedó pero no sabía que GIMP guardaba con fondo blanco las cosas (era la primera vez que hice un render con ese programa, solía usar otros). Preferí no tomarme el tiempo de hacerlo de nuevo porque era tarde ese día y no lo necesitaba para algo serio, pero sepan que incluso con GIMP logré que me quedara bien. Mi error fue al guardarlo.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

Lo importante es que aprendas el método, y para hacerlo bien te aviso que puede llevar tiempo.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

6. Cómo hacer un germinado casero

Algo muy bueno y que debería probar son los brotes, por ejemplo, los brotes de soja. No solamente son ricos, sino que además son más nutritivos, porque la semilla libera sus nuetrientes para la plantita que recién nace, y nosotros nos aprovechamos de eso al hacer el germinado.

Generalmente se hace con legumbres.

Bueno, vamos a apartar un frasco grande para esto. Lo vamos a llenar de semillas de soja y agua tibia (no muy caliente, porque podría matar a las plantas). Le ponemos de preferencia un paño fino atado en la boca del fracos. No sé qué pasará si se le pone la tapa directamente, pero yo lo aprendí así.

Ese frasco lo llevás a un rincón oscuro (a lo más recóndito de tu casa).

A las 24 horas, vacias el agua y lo enjuagas con agua tibia. Todo esto es por razones de higiene. A partir de este momento, cada 12 horas vas a hacer este enjuague durante dos o tres días. Cuando ves que los brotes ya tienen buena apariencia, los sacás una hora al sol suave o a media sombra, si el sol está fuerte, para que tomen algo de color.

Y listo, ya tenés tus brotes de soja, alias germinados.

Lo interesante que es mucho más nutritivo de esta manera que si consumimos la semilla sin que pase por el proceso de germinar. Y están buenos.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

7. Cómo hacer un bancal de huerta

Primero que nada, la ubicación del bancal preferible es soleada.

Sobre las medidas, depende de la cantidad de terreno del que dispongas y que decidas destinar, pero te voy a dar algunas pautas. El ancho debe ser tal que desde cada lado llegues al centro. Se recomienda un máximo de 1,60 metros pero me parece que esas medidas son para personas muy altas, típico anglosajón de dos metros, y resulta incómodo. Así que mejor digamos que sería entre 1 metro y 1,50 metros de ancho. Debe separarse en secciones de un largo máximo de 6 metros, para que puedas pasar fácilmente, aunque la mitad podría estar bien. Ya te digo que esto es de acuerdo a tus necesidades, tus gustos y el espacio que quieras destinarle.

El suelo puede ser arcilloso, arenoso o limoso, pero no debe contener piedras ni vidrios u otros objetos. Es una buena idea comprobar, haciendo un pozo con tu mejor amiga, la pala de punta. Si creés que el suelo no contiene esa clase de objetos (pero que sea verdad), realmente no te conviene excavar. Ahora te explico mi experiencia.

Resulta que llevé a la práctica el método del bancal profundo. Mi suelo es limo arcilloso en esa zona (tierra negra con arcilla, en criollo). Todo fue muy bonito, hice las dos paladas de profundidad, no pisé como se indicaba, seguí las instrucciones al pie de la letra y quedó bien mullido y suelto el suelo. Pero cuando vinieron las lluvias, el suelo se aplastó y quedó más compacto que antes, duro como una piedra. Entonces, por ese tiempo estaba leyendo algo de “un chino de Japón” que decía que no hay que labrar el suelo y lo puse en práctica. Tenía razón. Todo el esfuerzo no hacía falta. Con que eches hojas secas y restos de vegetales, los bichos solos ablandan el suelo. Así que lo único que tenés que hacer, si el suelo no contiene piedras ni cosas raras, es cubrirlo de materia vegetal seca o fresca y regar un poco.

De alguna forma, vas a tener que marcar. Se suele aconsejar clavar palitos y atar un hilo de barrilete, pero con unos ladrillos colocados alrededor, te vas a guiar bien. Y lo que vas a hacer es al revés de lo que posiblemente pensabas: vas excavar una zanja de unos cuarenta centimetros de ancho (dos ladrillos puestos a lo largo) y la tierra la vas a echar en el bancal. Esa zanja va a ser el camino. ¿El camino queda más abajo que el bancal? Así es. Porque ciertas plantas son sensibles a las inundaciones y así el agua queda en la zanja, en el camino. Total, no vas a caminar por ahí con tiempo lluvioso y, si lo hacés, vas a ponerte unas botas. El asunto es que no se te arruine la cosecha. La profundidad no tiene que ser mucha, unos diez centimetros estaría bien. La idea es que no se hagan charcos cuando llueva en tu huerta.

El bancal te va a quedar como una especie de loma, si fuiste echando la tierra en el centro. Deberías dispersar un poco la tierra, para que quede parejo a lo largo del bancal, con forma de loma pero no con pozos.

Como te darás cuenta, una vez que termines ya tenés tierra suelta arriba y podés cultivar directamente.

Si el terreno destinado al bancal es pedregoso, en vez de complicarte quitando las piedras, podrías hacer un cantero y llenarlo con tierra de otro lado. Se usan distintos materiales para eso, como troncos, ladrillos y tablas. O podés simplemente sacar las piedras y llenarlo con esa misma tierra que conseguiste de otra parte.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

8. Cómo hacer una ruleta en Javascript

No sé cómo saldrá enseñar esto, pero voy a intentarlo.

¿Qué hará? Te va a dar un número aleatorio del 1 al 100.

Si no sabés lo que es una variable, es un espacio para guardar un dato, una especie de memoria de trabajo (la que usás en el momento en el que estás haciendo algo, suponé que dejaste el martillo a un costado y después recordás que lo dejaste ahí, en programación diríamos que almacenaste en una variable la ubicación del martillo). ¿Entendido? Variable es sinónimo de memoria, de guardar algún dato.

Una variable se declara así:

var nombreDeVariableString=”contenido”;

var nombreDeVariableNumerica=0;

Fijate en el punto y coma final, que no te vaya a faltar porque, si no, no va a salir nada. A la primera se le dice string o cadena de caracteres, es lisa y llanamente texto, y va entre comillas. Las variables numéricas no llevan comillas.

El nombre de las variables debe tener exactamente tales minúsculas y mayúsculas, porque Javascript las considera diferentes si una tiene una mayúscula donde la otra tiene una minúscula.

Bueno, creamos una variable, que va a guardar el número aleatorio. Si no entendés lo siguiente, no te preocupes que después lo explico. Sólo miralo atentamente, para que después entiendas la explicación.



var aleatorio=Math.round(Math.random()*100);

Math es un objeto abstracto de Javascript, que sirve para hacer ciertas funciones matemáticas. Y lo que sigue del punto es un método (digamos, una cosa que hace ese objeto abstracto). El paréntesis encierra los parámetros.

Math.round() sirve para redondear un número, pero no vas a entender por qué lo uso si no te explico el otro.

Math.random() genera un número aleatorio entre 0 y 1. Ejermplos:

0,5

1

0

0,567575885

0,888885585

0,111221214

Y así. Siempre entre cero y uno. Al multiplicarlo por diez, lo que hago es correr hacia la izquierda tres dígitos, quedando el máximo en 100. Pero, verás, aparecerían un montón de decimales que no queremos que aparezcan, así que encerramos todo en Math.round().

Espero que no haya sigo muy difícil de entender, traté de explicarlo sencillo, pero me pareció lindo y alguien que tenga alguna noción de esto le puede servir.

Ahora, nos gustaría de alguna forma enterarnos del número, así que lo tiramos en una ventana de alerta o lo escribimos, dejo las dos opciones al gusto de cada uno. Esto se encierra entre las etiquetas script en el documento html o tal como está en un archivo de javascript (.js).



//VENTANA DE ALERTA

var aleatorio=Math.round(Math.random()*100);

alert(aleatorio);

//DIRECTAMENTE EN EL DOCUMENTO

var aleatorio=Math.round(Math.random()*100);

document.write(aleatorio);

Espero que haya gustado. No soy experto, pero es algo que me gustó y quería compartirlo.

9. Cómo Deshacerse de los odiosos caracoles

¿Los caracoles te tienen cansado? ¿Te comen todo? Te voy a dar una solución, la única infalible que conozco.

Cortar un bidón de agua al medio. Llenar de agua por la mitad. Ponerle sal fina (mucha) y revolver.

Ahora deberías ir buscando los caracoles. Fijate las piedras, tachos, tablones y plantas de hojas grandes como el aloe vera. Todo lugar oscuro y húmedo es un potencial refugio del caracol, así que retirarlos es un buen comienzo.

Cuando los arrojes al agua salada, deberían quedarse adentro. Si ves que asoman la cabeza afuera, echale más sal.

Esto sirve por mucho tiempo pero larga olor feo a metano (si no sabés lo que es, te dejo que lo averigües solo), así que hay que colocarlo en un lugar apartado. Y la lluvia haría necesario agregar sal nuevamente, así que es mejor cubrirlo de la lluvia pero sin taparlo.

10. Como hacer una carta para muchas personas

Una cosa que te puede servir, si tenés que hacer invitaciones o algo para mucha gente, es redactar un documento y que ciertos datos, como el nombre, se obtengan de una lista, para poder crear un solo documento y que a partir de él se hagan todos los demás.

Esto es fácil de hacer.

Vas a necesitar Libreoffice, un programa gratuito similar a Office. Podés hacerlo con Office, probablemente se haga de forma similar, pero yo lo voy a explicar con Libreoffice. Necesitás tener instalado Base para que funcione, el programa de Libreoffice para trabajar con bases de datos, aunque no es necesario usarlo directamente, una parte del proceso no funciona si no lo tenés.

En este ejemplo ficticio, yo quisiera que, en vez de las palabras “taringuero promedio”, aparezca el nick de cada usuario.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

Ese documento fue redactado en Libreoffice Writer, que es similar al Word.

Ahora, voy a crear una tabla con nicks, en Libreoffice Calc (similar a Excel), solamente para seguir el ejemplo ficticio.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

Si alguno medio lento todavía no entendió, aclaremos que esto es de mentira. No sería práctico usar estos programas para los spameros. Se usa esto para documentos que se tengan que enviar a mucha gente, por ejemplo una carta del banco al deudor moroso o para avisarte de cambios y novedades. También podría ser una carta de invitación. En resumen, cartas masivas.

Habiendo guardado los dos documentos (no cierres Writer), vas al menú Insertar, Campos, Otros.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

Tuve que tapar la lista de archivos que tenía añadidos, pero básicamente tienen que ir a la pestaña Base de Datos y abajo te permite buscar el archivo (botón Examinar, donde dice Añadir archivo de base de datos).

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

Busca la tabla que guardaste, y te va a aparecer en la lista. Vas haciendo clic para que se despliegue y finalmente te va a aparecer el titulo de la lista que elegiste (de los nicks), que era “Nick”. Selecciona eso, el titulo Nick.

Desafío taringuero: Te enseño 10 cosas yo mismo

Verás que abajo aparece el botón Insertar. Deberías correr un poco esta ventanita para que te deje ver, borrar donde dice “taringuero promedio” y pulsar en Insertar. Así insertarás el campo (que es donde se colocarán los distintos nicks). Vas a ver que se pone una cosa rara resaltada (nombre del archivo + numero hoja + Titulo de la lista). Vale aclarar que puede ser una tabla completa y los nombres de campo serían los titulos de las columna. La fila de arriba se considera titulo nada más, así que no la uses para datos sino para el titulo.

La hora de la verdad: Herramientas, Asistente para combinar correspondencia. Podrías cambiar algunas cosas, pero yo de la ventana que sale, directamente elijo de la lista el último paso: Guardar, imprimir o enviar. Y ahí te da varias opciones para guardarlo, Podés guardarlo en distintos archivos, en un solo, en el mismo que estás haciendo o en otro.



Espero que les haya gustado! Recomiendenlo, si les sirvió o le pareció bueno.

Y le dejo el mismo desafío al que quiera aceptarlo.

No comments yet.

Leave a Comment