Facebook Twitter RSS Reset

Delfino lo hizo de nuevo, otra vez mas perjudicó a Boca

Fútbol de verano

Delfino lo hizo de nuevo, otra vez mas perjudicó a Boca

En Mar del Plata, se impuso por 4-2 con goles de Milito, Acuña y dos penales de Bou (Chávez, por duplicado, marcó el empate parcial). Sava probó el equipo para la Copa, mientras que Arruabarrena les dio minutos a los suplentes y piensa en River.

Racing encendió una nueva ilusión. El equipo de Facundo Sava goleó a Boca en Mar del Plata por 4-2 y ya piensa en el partido de ida ante el Puebla de México por el Repechaje para la Copa Libertadores. Diego Milito y Marcos Acuña abrieron rápido el marcador para La Academia en el Minella. Pero en el complemento, Andrés Chávez anotó un doblete y puso el empate parcial para Boca. Sin embargo, apareció la gran figura de Gustavo Bou que anotó dos penales para sellar el marcador. El árbitro Germán Deflino cobró dos penales muy dudosos y tuvo una noche muy floja.

Luego de dos amistosos con derrotas (ante Estudiantes y ante Defensores Unidos de Zárate), Sava optó por volver a las fuentes y echar mano al esquema que tantos frutos dio con Diego Cocca: 4-4-2. Y rápidamente obtuvo resultados… En 12 minutos, Racing se puso 2-0. Diego Milito abrió el marcador a los 5, tras un tiro libre de Washington Camacho desde la derecha que bajó Nico Sánchez en el área (pareció posición adelantada de cuatro jugadores de Racing). El capitán controló y definió cruzado ante un Guillermo Sara vencido. Enseguida, a los 12, Marcos Acuña aumentó con un toque de zurda por encima del arquero tras un pelotazo de Sánchez que Lisandro Magallán dejó picar.

Los de Rodolfo Arruabarrena reaccionaron, pero no pudieron vencer a Nelson Ibáñez. La primera fue tras un desborde de Cristian Pavón por derecha que envió el centro al área y encontró la cabeza de Andrés Chávez. El frentazo fue directamente a las manos del arquero. Más tarde, Alexis Messidoro habilitó otra vez a Pavón que le ganaba el duelo a Leandro Grimi, pero esta vez el buscapié no fue preciso y la jugada se diluyó en un córner que no llevó peligro al área de Racing.

Racing se acomodó en el campo con los dos goles de diferencia e intentó mantener la posesión de la pelota. Sin embargo, Boca empezó a complicar a su rival y mereció descontar antes del descanso. Antes -sin embargo-, los de Sava pudieron estirar la diferencia en una contra que manejó Acuña y quedó mano a mano a Gustavo Bou con Sara. El remate del delantero pegó en el ángulo y mantenía con aspiraciones a los del Vasco.

La parte final del primer tiempo fue todo de Boca. Pero lo más claro fue un tiro libre de Nicolás Colazo en la puerta del área que Ibáñez desvió al córner a puro reflejo. Boca jugaba mejor en ataque, aunque se iba al vestuario 2-0 abajo y con muchas dudas en defensa.

En el complemento, Racing era mucho más que Boca. Vismara y Cerro manejaban la pelota en el medio y los de Sava no sufrían en defensa. Pero apareció Delfino y el partido tomó un rumbo inesperado. Dio una falta de Pillud sobre Carrizo que no existió y de ese tiro libre marcó un penal sobre Rolín que ni los de Boca esperaban. Andrés Chávez remató de zurda abajo e Ibáñez le adivinó la intención, sin embargo el rebote le volvió a Chávez, que de cabeza descontó a los 19.

Fue apenas una ráfaga de Boca. A los 24, Leonardo Jara habilitó entre líneas a Chávez en el área y el delantero esta vez no necesitó ayuda: pecho y toque de zurda para instalar el empate 2-2. Era injusto, era inmerecido. Pero en el fútbol hasta los errores del árbitro juegan y enseguida Delfino se equivocó para Racing. De un tiro libre desde la derecha de Acuña al área, el juez del partido vio un agarrón de Magallán, cobró penal y amonestó al defensor. Bou no dudó, se la picó a Sara y le devolvió el triunfo a Racing.

Y a los 33, Bou mostró toda su habilidad y potencia. Aguantó una pelota contra la raya, sobre la derecha. Salió con un caño a Rolín y se metió en el área con otro caño a Magallán. El central lo agarró, Bou cayó y Delfino marcó penal y expulsó al de Boca. El goleador no falló y decretó el 4-2 final para Racing. Para el cierre quedó la roja al uruguayo Rolín y Boca terminó con nueve jugadores.

Sava se fue tranquilo del Minella y con el equipo listo para la ida ante Puebla, en México, el 3 de febrero. Arruabarrena, en cambio, se fue masticando dudas: el sábado será el turno de probar a los titulares en el primer Superclásico del año ante RiBer.

No comments yet.

Leave a Comment