Facebook Twitter RSS Reset

Del productor a consumidor los precios se multiplican por 49

Así lo sostiene CAME, en su flamante Indice de Precios en Origen y Destino (IPOD). En agosto, la diferencia más chica fue para la cebolla. Y la más grande, para las uvas.
Del productor a consumidor los precios se multiplican por 49

En el camino que va desde el productor hasta el consumidor, el precio de los alimentos en la Argentina se multiplica, en promedio, por ocho, aunque en el caso de las uvas el precio final es 48,9 veces mayor que el precio de origen, según un informe elaborado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El flamante Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Departamento de Economías Regionales de CAME mide las diferencias entre lo que recibe el productor y lo que paga el consumidor en la góndola en 20 alimentos agropecuarios. El promedio en agosto fue de 8,01 veces.

“Mientras los precios que paga el consumidor por las frutas y verduras continúan subiendo, lo que recibe el productor por esos productos se mantiene estable o cae, ahogando a las economías regionales”, advierte el informe.

El producto con una menor diferencia en agosto fue la cebolla: a pesar de tener un promedio en góndola de $ 29,49 el kilo, ese precio es un 103,23% más alto que los $ 14,51 que recibieron en promedio los productores.

Las otras verduras y hortalizas que más que duplicaron el valor de origen pero no llegaron a triplicarlo fueron la berenejena (+116%); el brócoli (+131%), la lechuga (+143%), el pimiento rojo (+165%), el repollo (+166%), los tomates de ensalada (+184%) y el ajo (+196%).

En la otra punta, el arroz (+1064%), las peras (+1195%), las manzanas rojas (+1239%) y las naranjas (+1370%) multiplican su precio por más de 10 para llegar a la góndola. Y el récord lo tienen las uvas, que los consumidores pagaron un 4789% más caras que el precio que recibió el productor.


Del productor a consumidor los precios se multiplican por 49
Índice de Precios de Origen y Destino (IPOD)

Según CAME, aún teniendo en cuenta las estacionalidades, hay “diferencias injustificables” que dejan en evidencia la combinación de distintas problemáticas como “una cadena de intermediarios que en algunos casos aplican porcentajes de beneficios excesivos”, “fallas estructurales del sistema de producción”, “elevados costos de logística”, “costos impositivos excesivos”, “la concentración de las ventas en el mercado central de Buenos Aires y la falta de mercados regionales, entre otros”.

El relevamiento para elaborar el IPOD se realizó entre el 1 y el 12 de agosto, con una cobertura geográfica nacional a través de los precios online de las principales cadenas de hipermercados, la recolección presencial de los precios de comercios minoristas de distintas ciudades y del Mercado Central de Buenos Aires. Los precios de origen se relevaron telefónicamente con 10 productores de cada alimento.

No comments yet.

Leave a Comment