Facebook Twitter RSS Reset

Del dolor al placer

El viento corre fresco este amanecer, las calles de la gran ciudad están vacías, sin vida. El indomable huracán, nos asusto a todos. Pero dejo un maravilloso cielo rosado al irse, parecía un de los que aparecen en los cuadros del barroco tan sublimes, tan bello, enigmático.

Me apoye en el mojado hormigón de mi balcón y encendí unos de mis cigarrillos, era interesante presenciar un mundo destruido bajo un cielo renacido. Era analógico.

¿Cómo algo tan doloroso, me parece bello? Quizás sea la inminente idea de rebuscar placer en el dolor. ¿Pero como de algo puede surgir otra cosa totalmente opuesta? ¿O acaso el placer y el dolor son hermanos? Este cigarrillo es como colocarme un arma en mi boca, disparándome lentamente…pero a pesar de ese dolor, el dolor de saber que la muerte esta llegando y sea llamada en cada inhalación surge cierto placer de tener esa delgada y adictiva arma entre los dedos. Le di vuelta en todo su eje, observando el humo que despedía, ardiendo en su consumición. Paradójicamente me recuerda a la vida…una vez que se termina, el viento se lleva las cenizas, porque todos fuimos hechos de polvo y polvo volveremos. Pero más allá de la forma o el tiempo en el que moriremos, el dilema es ¿Valió la pena? Cómo otro humano, mi respuesta seria ambigua. Pero valió la pena sentir amor en un mundo de guerra, sentir sed frente a un enorme océano tocando tus pies sabiendo que no puede beber de él. Cuestionar el origen, la fe, la verdad o la esencia que nos hace estar aquí. Valió la pena apreciar que los humanos somos el error, el error de este origen sin respuestas y razones desconocidas, desencadenamos el arte de matar por placer, de nuevo del dolor al placer. ¿Cómo son qué fuimos tan ciegos? ¿Tan arrogantes? De no tener en cuenta el final que nos llevaría la idea de eras los mejores en todo. Somos genios, somos idiotas al creer que nuestra razón, nuestra mente es grande. Sabiendo que fuera de este mundo hay un universo mucho más inmenso. Eva? Adán? Dios? Evolución? A Quien culpamos? ¿Por qué razón estamos aquí, porque razón nos erguieron en un planeta sin dueño, flotando en la nada? Oh, soy humano es estoy siendo arrogante por querer saber tantas respuestas con una razón tan limitada. ¿Qué nos creemos? No somos capaces de entender, pero eso no es una barrera sino una aspiración a alcanzar la verdad, la respuesta a estas preguntas. Porque si nos diéramos por vencido, los primeros hombres se hubieran congelado sin saber cómo crear más fuego. Somos ambiciosos, de la ambición a la codicia ese es nuestro error. No nos conformamos, esa es nuestra virtud.

La lluvia volvió, y un sol débil la acompaña, irónico. Saber que a pesar de la destrucción, de los errores, de las fallas, de todas las causas malas, siempre la naturaleza nos tendrá un premio, un premio que brillara eternamente en lo alto. Regalándonos luz para seguir aun que seamos imperfectos.

Del dolor al placer
De un día de lluvia y un buen café surgen cosas asi…gracias por leer.

No comments yet.

Leave a Comment