Facebook Twitter RSS Reset

Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como…

Mil gracias por poner el post entre los Top del día!!


Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...



Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como…



Hola amigos de Taringa!… Hace un mes dejé de fumar, y lo que creí sería de las cosas más duras y dificiles de mi vida fue en realidad sencillo y muy muy gratificante.

Me gustaría contarles un poco como fue mi viaje hasta que deje de fumar después de 15 años de adicción, ya que compartirlo y hablar de eso me da fuerzas y cada día me hace estar mas segura y orgullosa de mi decisión.

Empece a fumar en el año ’98, cuando estaba en 6to grado, creyéndome super cool y adulta, creo que eso fue lo que más me atrajo, hacer actividades de adultos, ya que tenía 11 años y muchas ansias de crecer.

Por supuesto, al principio fue asqueroso. Compraba cualquier cantidad de chicles y pastillas Refresco para evitar que mis viejos se den cuenta, pero al ser ellos también fumadores, nunca lo notaron.

Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

Ya para los 15 años, era una fumadora asidua que fumaba unos 30 o 40 puchos por día Marlboro, siempre Marlboro…. Sin siquiera preguntarme porque lo hacía, o para que lo hacía.

Hatsa recuerdo que cada vez que me engripaba o enfermaba fumaba sin parar desde la cama, sufriendo por la garganta a cada pitada.

Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

A los 21 años tuve mi primer embarazo, y no fumar, sinceramente, era lo peor en ese momento de felicidad. Al principio pensé que obviamente no iba a fumar,que por sentido común no iba a tener ganas, y que iba a ser fácil. No lo fue. Directamente lloraba de la ansiedad, tenía brotes nerviosos de lo que deseaba un cigarrillo y me encerraba en mi casa porque si veía a alguien fumar creía que iba a morir. Un día me animé y le conté al doctor, llena de lágrimas, que me estaba volviendo loca, que no quería hacerle daño a mi bebe pero asó no podía seguir. ël me recomendó que fume uno por la noche, después de cenar. Lo hice un par de veces pero me sentía una basura, y continué con mi obligada y dolorosa abstinencia.

Por supuesto, ni bien mi hijo nació me fui al baño de la clinica y me fumé un pucho. Y ni ahí notaba el nivel de mi adicción.

Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

Pasaron los años, siempre fumando claro, intentando no llenar de humo mi casa pero por supuesto, haciendolo igual. Los fumadores siempre intentan justificar esta situación (Como muchas otras) diciendo que no pasa nada, que fuman en la ventana, que a los chicos no les llega el humo…

MENTIRA. Vos fumás en tu casa, y tanto tus hijos, tus hermanos, tus amigo o familia, se comen tu humo. Es así, es una realidad y de nada sirve negarlo. Y no existe el “Fumo en la ventana”. Vamos, yo fume 15 años y te aseguro que no existe eso. Es algo que uno le dice a una tía molesta que te mira con mala cara en un cumpleaños, o a un médico del SAME que llamas por alguna emergencia. Pero fumás mirando tv, fumar en la PC, fumás en el baño y despues de comer.

Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

A los 24 años, cuando tuve mi segundo embarazo, yo ya estaba mucho más entendida del tema, todo fue más fácil, yo estaba más tranquila, pero con el pucho, la misma historia.

No podía dejar de fumar. El doctor en este caso me dijo que era preferible que me fume cada tanto a que me vuelva loca y le de estress al bebe. Pero lo que el doctor no entiende, es que para un fumador no existe “uno cada tanto”. Es el pucho de la mañana, el de despues de comer, y claro el de la noche. Me fumé un par, me entí una mierda y paré. Pero lo sufri mucho. En serio. Mucho más d lo que una mujer embarazada debería sufrir. Era una tortura cada día, y le agrego un mal trago a algo que debería ser maravilloso.

Y claro, cuando nació mi segunda hija, instantáneamente volví a fumar.

Pero esta vez, no me gustó nada.

Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

Estamos entonces en el año 2011… Yo ya odiaba fumar. Me resultaba asqueroso, de feo sabor, olor desagradable, e intentaba no hacerlo. Pero no había manera. Encima, cada día estaban más caros y con dos hijos que mantener gastarte 20 pesos por día en puchos es demasiado.

A todo esto fumar me hacia sentir mal, pero estaba segurisima de que lo necesitaba, de que no podía vivir sin ello, y así ya fracasaba antes de arrancar a intentar dejar.

Me sentía atrapada… Y que no había salida… Entonces, seguía fumando.

Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

Hace unos meses, pasé por un momento medio jodido a nivel económico, y por unos meses dejó de entrar plata a casa. Y noté que me gastaba la mayoria de los ahorros en puchos. Suena exagerado? No lo es. En tres meses me gasté 2700$ en cigarrillos. Entre mi pareja y yo fumamos como mínimo 3 paquetes entre los dos por día… Y acá está la cuenta.



10 x 3 : 30

30 x 30 : 900

900 x 3: 2700

Tremendo… Teniamos unos 4 mil pesos (argentinos) guardados por cualquier eventualidad, y gastamos 3/4 de ellos en puchos. Para mí, eso fue más que suficiente. Esto tenía que parar ya.

Dijimos entonces con mi pareja que empezaríamos a fumar menos, unos 3 o 4 por día. Obviamente no funcionó, porque seguía pegada al vicio, y toda situación gatillaba la necesidad de un cigarrillo.

Entonces dije bueno, ya está. dejo de fumar. Aunque mi pareja no se prendió (El sigue fumando, pero ahora solo en la calle, nunca en casa) yo hice el intento… Sufrí. Lo deseaba todo el tiempo. No podía pensar en otra cosa.

Llamé a una amiga que habia dejado de fumar recientemente y me invito a dormir a la casa junto con la novia y unas amigas a hacer un “Pijama Party de No Fumadores”.

Fui, y aunque le pusieron onda, y me contaron lo bien que se sentían, yo moría por fumar, por gritarles “Hippies de mierda dejen de quemarme la cabeza, denme un cigarro”. Obviamente no lo hice, pero lo sentí. (Perdón chicas si leen esto, las quiero)

Me ofrecieron ver un video en YouTube, pense “Estas me quieren comer la cabeza” y me hice la boluda. Pero basicamente me sentaron el culo en el sillón y pusieron el video.

Y así deje de fumar…



Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

Es un video de un hombre llamado Allen Carr, llamado “Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo”. Ya por el título, empecé a descreer. Soy una persona bastante cínica, y es más facil burlarse que prestar atención, sobre todo si te sentis humillado y con dolor.

Primero me reí, hice notar cada defecto tanto de “Juan Señor”, el tipo que habla, como de unos que estan sentados en el video. Hice chistes, intentando romper el momento serio, pero nadie se prendió. Entonces, miré. Y escuché.

El cinismo se me fue al carajo. Toda excusa que alguna vez usé para fumar estaba representada en el video:


-Fumo porque me gusta el sabor

-Fumo porque me relaja

-Fumo porque es un hábito

-Fumo porque me gusta el humo



Toda excusa estaba ahí… Y el tipo me mostraba como no hay nada de real en eso. Fumar es una mierda, y todos los que fumamos lo sabemos. Probablemente moriremos por el pucho, y lo sabemos. Gastamos cualquier cantidad de plata, y lo sabemos. No somos boludos, simplemente somos ADICTOS.

Por suerte, la adicción al tabaco es fácil de dejar. Si, asi como suena. Fácil. Solo tenes que saber como. Algunos pensaran que me comieron la cabeza, pero no, simplemente cambié mi mirada sobre el fumar.

Yo no quiero fumar, pero lo hago. Porqué? Pues porque soy adicta. Siento que si dejo de fumar sentiré dolor, y será horrible.

Pero sabes qué?? Ya ES horrible.

Porque si sos fumador, y por alguna razón no podes fumar por varias horas (Estás en un médico, trabajando, haciendo trámites, en un exámen) te sentís horrible. Sufrís. Tu calidad de vida disminuye en ese momento. Y solo podés pensar en fumar. Y sabes que? Los No – fumadores nunca sienten eso. Esa terrible necesidad de prendersae un pucho… El terminar de cenar y tener que irte a la puerta del restaurant a fumar, aunque haga frío, llueva, o tengas que dejar sola a otra persona en la mesa. Con tal de fumar, haces lo que sea.

Basicamente lo que explica el video es que Las ganas de fumar son una ilusión



Nadie “Quiere fumar”. Es decir, si, yo me prendí ese primer pucho a los 11 años, yo elegi eso, ese cigarrillo, no

dije “Huy que bueno, ahora quiero ser adicto el resto de mi vida”. Todos sabemos lo malo que es, retomando el punto anterior, pero fracasamos al dejarlo por miedo a sufrir (como me paso las veces que tuve que dejar) y por no saber como hacerlo correctamente.


Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos que nunca más volveremos a fumar.

Tomar la decisión solemne de que nunca más fumarás, masticarás o chuparás nada que contenga nicotina, y nunca dudes de tu decisión.

Grábatelo en tu mente: no hay absolutamente nada que sacrificar. Con esto no quiero decir simplemente que estarás mejor como no fumador (has sabido esto toda tu vida); ni quiero decir, aunque no hay ninguna razón para fumar, que tienes que conseguir algún tipo de placer o ayuda de ello, sino, no lo harías. Lo que quiero decir es que no existe ningún placer o ayuda auténtico en el fumar. Es solo una ilusión, como darte con la cabeza contra una pared solo para tener la sensación agradable cuando dejas de hacerlo.

Una vez que entendí esto, todo cambió.

No es ganas de fumar lo que siento, es el síndrome de abstinencia pidiendome más droga. Y no se la voy a dar.

Y cada vez que sentía “ganas de fumar” (despues de un café, despues de comer, va siempre durante el primer día) me decía a mi misma:

-No son ganas de fumar, es el put* sindrome de abstinencia que quiere su droga. Y no se la voy a dar.

Y en vez de sufrir, llorar, patalear como una criatura (como hice en mis otros intentos), me ponía feliz, porque sentía al bichito de la nicotina pateandome desde adentro, muriendo de a poco, y sabía que yo ya no sería su esclava.


Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

Y desde el día que vi ese video, mi visión sobre el tabaco cambió. Porque no necesitaba fotos morbosas de pulmones negros ni de viejos con cáncer, solo necesitaba entender que no lo necesito.

Desde ese momento, nunca más deseé un pucho.

Es más, al ver a gente fumar en la calle no los envidio ni un poco, a diferencia de eso me da pena que sigan en la horrible situación sin escape en la que yo me vi…

Desde que deje de fumar, hace ya un mes, mucho cambió en mi vida. Me siento un millón de veces mejor. Mi migraña cedió un poco (un poco, tampoco el milagrosa la cosa), no me agito más, aunque suene raro duermo mucho mejor, se me pasó el insomnio, me despierto más temprano y con más ganas y energía…

Y por sobre todo, estoy muy ORGULLOSA de mi misma. Porque logré algo que hace mucho quiero, porque me determine a mejorar mi vida, la de mis hijos, y la de todos los que me rodean…

Les agradezco a aquellos que se hayan quedado a leer toda esta perorata, pero fue y es algo muy importante para mi… Y en estos 6 años en Taringa!, y casi 600 posts, este es el más cercano a mi corazón.





Muchas gracias por pasar, y si recomiendan este post a sus seguidores estoy segura de que ayudaremos a alguien a salir de la horrible esclavitud diaria que es fumar.



Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

Acá les dejo el video:



link: http://www.youtube.com/watch?v=N3JxGr5vB5o

[/align]


Dejé de fumar sin sufrir y te cuento como...

Nai Ramone

No comments yet.

Leave a Comment