Facebook Twitter RSS Reset

Decisiones (micro-relato propio)

Que tal?, buenas gente, quiero decir que este es mi primer “relato” por asi decirlo y nada espero que les guste Decisiones (micro-relato propio)Decisiones (micro-relato propio)

El se despertó, apenas abrió los ojos se sentó en la cama y tomó su rostro con las manos, como lo hacia siempre que se despertaba de esta manera. Sin que lo supiera, el pensamiento ya ardía dentro de su cabeza.

Algo extraño sentía, su mundo se estaba ahogando levemente. Se paró y fue al comedor, ahí se sirvió una taza de café negro e hizo dos tostadas, solo porque la tostadora le daba esa única opción. Prendió la TV pero sin querer verla, solo para poder estar.

Alguien abrió la puerta de calle que daba directamente al comedor y la cerró fuertemente, era su madre, caminó hacia donde él estaba sentado y le preguntó:- ¿Cómo estás?

El simplemente respondió:- Bien

Ella volvió a preguntar:- ¿Qué haces?

El:- Nada. Respondió fríamente, sin ningún tipo de expresión.

Y ella le dijo:- ¿Nada? ¿Vos nunca estas haciendo nada?. Montones de cosas haces, vas y venís, pero acá en la casa… tenes razón nunca haces nada. Yo te avise, el que avisa no traiciona, esta ya no es tu casa. ¡vago! ¡tomas droga vos!¡idiota!. Exclamó. Y se fue cerrando la puerta de un golpe nuevamente.

El siguió sentado casi sin reacción, solo una pequeña mueca que denotaba algo extraño.

Se paró para ir a servirse otra taza de café, el ahogo en su cabeza ahora era un poco menos tolerable. En el camino a la mesa la taza de café se le cae al suelo, este queda teñido del oscuro liquido y la taza rota en mil pedazos.

Mira al piso como sin entender que pasara y ahora se ahoga, sigue inmóvil pero con un rostro horrorosamente triste, toma su cara con las manos y comienza una vorágine de llanto que termina en un instante.

Y ahora entiende, piensa que ve todo más claro, está indeciso, va y viene, dos metros para acá y tres para allá, empieza a correr hacia el fondo de su casa, sube una escalera y llega hasta una terraza completamente vacía, la atraviesa de par en par en un segundo y salta…

Cae al piso de una altura de cuatro metros, varias costillas y huesos rotos salen de la piel, rasgándole la carne, entre esos huesos rotos también se han desprendido vértebras que enlazan con el cráneo. Pero no muere y se repite completamente la acción.

Empieza a correr hacia el fondo de su casa, sube una escalera y llega hasta una terraza completamente vacía, la atraviesa de par en par en un segundo y salta…

Cae al piso de una altura de cuatro metros, varias costillas y huesos rotos salen de la piel, rasgándole la carne, entre esos huesos rotos también se han desprendido vértebras que enlazan con el cráneo. Pero no muere y se repite completamente la acción.

No comments yet.

Leave a Comment